Colaborador Invitado

Desempeño en el mercado cambiario

La probabilidad de que el peso regrese a los niveles cercanos a 12 pesos por dólar es casi nula.

El dólar continúa apreciándose, en medio de crecientes especulaciones de que la Reserva Federal empezará a recortar las compras mensuales de bonos mensuales, en el anuncio del 18 de septiembre. Uno de los objetivos de la Fed es mantener una inflación anualizadade 2% y la semana anterior se publicó que este indicador regresó a su nivel objetivo.

Cabe destacar que algunos dirigentes regionales de la Fedhan declarado que vigilarían de cerca la tasa de crecimiento de los precios, ya que se ubicaba en niveles que se consideraban peligrosos para la economía de EU por la posibilidad de una deflación, reflejando también un impedimento para reducir los estímulos monetarios. Así, la publicación dela inflación incrementó la expectativa del recorte en las compras de bonos.

Además, en el mercado laboral, se dio una caída en las solicitudes de apoyo por desempleo hasta niveles pre-crisis, que dieron mayor sustento a las perspectivas de que el mercado laboral sigue recuperándose. Lo anterior  generó un cambio en los portafolios de inversión, en donde las divisas de mercados emergentes fueron las más afectadas, al esperarse que sean los instrumentos financieros de estos países los que muestren una mayor disminución, al bajar la liquidez en la economía global.

En el caso del peso la debilidad fue inicialmente originada por el pesimismo con que los inversionistas tomaron la tan esperada presentación de la iniciativa de reforma energética. Lo anterior, derivó en una salida de capitales del mercado de deuda, que colocaron al peso en 12.98 pesos por dólar, su nivel máximo en poco más de un mes. En consecuencia, la perspectiva en el corto plazo es de depreciación con una probabilidad casi nula de regresar durante el año a niveles cercanos a 12 pesos por dólar, pues no existe otra noticia que pueda darle impulso a la divisa, mientras que el tema de la Fed la seguirá presionando.

Sin embargo, es el real brasileño el que muestra la mayor depreciación,ya que cerró con su mayor depreciación en 90 semanas, al ceder 5.22% frente al dólar, debido también en parte a las declaraciones del Ministro de Hacienda, quien mencionó que la debilidad del real es positiva para su economía. En lo que va del año el real se ha comportado de manera volátil, superando los 2.40 reales por dólar por primera vez desde marzo de 2009. Se especula que la situación económica y social por la que atraviesa Brasil podría llevarlo a un recorte en su calificación crediticia a inicios de 2014, lo que pesaría aún más sobre el real. Tan sólo este mes la divisa se ha depreciado 4.81%, mientras que en el año acumula una pérdida de 14.01%.

Cabe destacar que aún restan algunas semanas para que se publiquen los empleos creados por el sector público y privado en EU, que de mostrar un sólido aumento sin duda fortalecerán aún más al dólar en el mercado cambiario.

 

Gabriela Siller Pagaza, PhD, Director de Análisis Económico-Financiero de Banco Base

[email protected]

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar