INTERNACIONALES

Proyecto Eólico Wikinger requerirá de 30 mil toneladas de acero

21 de dic. 2104.- Iberdrola ha elegido el puerto de Sassnitz para la construcción de su proyecto eólico marino de Wikinger, en Alemania, el cual requerirá de 31.000 toneladas de acero.

Para realizar este proyecto, Iberdrola ha firmado un contrato con Fährhafen Sassnitz GmbH, propietaria del puerto de Sassnitz. Se trata de un contrato de arrendamiento de la terminal Offshore Sur para poder almacenar y pre-ensamblar los principales componentes del parque eólico marino de Wikinger durante su instalación.

Iberdrola ha evaluado diversas opciones antes de seleccionar el puerto se Sassnitz, pero finalmente se ha decantado por este por su gran accesibilidad, su gran calado y sus muelles de última generación, que permiten operar a grandes barcos instaladores. Se han contratado una superficie de unos 100.000 metros cuadrados.

Las actividades que se van a desarrollar en el puerto son la descarga de piezas y componentes de turbinas, cimentaciones, pilares, chaquetas metálicas, almacenamiento, premontaje, y transporte al emplazamiento.

El parque eólico marino de Wikinger, de 400 megavatios (MW) de capacidad, contempla instalar hasta 80 aerogeneradores en un área de unos 34 kilómetros cuadrados, a 30 kilómetros de distancia de la isla de Rügen, en el mar Báltico, en la zona económica exclusiva de Alemania.

En función del número de turbinas a instalar, la inversión podría alcanzar los 1.500 millones de euros. Durante los 20 años siguientes a su puesta en marcha, el proyecto generará ingresos para la Administración local y regional por valor de unos 650 millones de euros a través de impuestos y contribuirá a la creación de 100 puestos de trabajo en la zona, tanto directos como indirectos.

Una vez que entre en operación, el parque eólico producirá suficiente energía limpia para cubrir las necesidades de más de 400.000 hogares alemanes.

A diferencia de los programas de construcción de buques, tanto civiles como militares, en los que intervienen un gran número de gremios, la fabricación de componentes para el proyecto Wikinger implicará principalmente tareas de acero y no requerirá de trabajos tecnológicamente avanzados, a excepción de las especiales dificultades que tienen las soldaduras de los nodos de la estructura de celosía tubular.

En conjunto, para la fabricación de los 29 jackets, Navantia habrá de procesar 31.000 toneladas de acero. Debido a la gran envergadura de las estructuras, en el proceso de ejecución la obra se llevará a cabo tanto en los talleres como al aire libre, en donde serán almacenadas y manipuladas.

Se usarán distintas grúas, incluida la gigantesca y característica pórtico de Fene, que lleva sin utilizarse regularmente desde la construcción de la plataforma Farwah, la última que salió de las gradas del astillero.

 

Una vez que estén finalizados, los jackets serán estibados a buques de transporte mediante plataformas hidráulicas autopropulsadas, y serán transportadas al puerto alemán de destino, el de Sassnitz, ubicado a unos 30 kilómetros del parque marino.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar