Lo Más Nuevo

Reformar para crecer: Hacia una nueva Política de desarrollo industrial

6 de noviembre 2013.- En los meses por venir, el desafío del País será no solamente salir de la desaceleración económica, sino alcanzar un mayor nivel de desarrollo económico y social, para ello es fundamental impulsar al sector productivo, para generar empleo formal bien remunerado.

Ahí es donde el sector industrial puede ser el motor de crecimiento que México necesita, expresó en conferencia de prensa José Luis de la Cruz, Director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico,  A.C. (IDIC).

“El sector industrial es estratégico para reactivar la economía nacional, tanto en el corto como en el mediano plazo”, señaló el director del IDIC, al presentar el documento: “Reformar para crecer: Hacia una nueva Política de desarrollo Industrial”.

En el documento destaca que la colaboración del sector público y el empresarial deben permitir alcanzar mayores niveles de bienestar, y tener objetivos consensados representa la ventana de oportunidad.

“Es fundamental que se promuevan políticas de aumento a la productividad. Ello conlleva a fomentar la inversión, eliminar impuestos distorsionantes y elevar la eficacia del gasto público”, indicó De la Cruz.

“Si merma la inversión difícilmente se incrementará la productividad. La capacitación, innovación tecnológica, escalamiento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y el acceso a insumos intermedios, entre otros elementos necesarios para la elevar la productividad, dependen de que se tenga la capacidad de incrementar la inversión privada”, explicó.

Aseguró que la industria se encuentra lista para asumir el reto de generar un mayor bienestar para la población, solo falta que el entorno económico, fiscal, energético y de seguridad sea el propicio.

Dijo que las empresas en México, y particularmente las nacionales, tienen claro que su aporte va más allá del ámbito económico, que su incidencia llega a la vida diaria de las familias mexicanas mediante el empleo bien remunerado y el bienestar económico que trae consigo.

Las estadísticas de pobreza (más de 60 millones de pobres) y crecimiento, muestran que se debe actuar con eficacia; la marginación y desigualdad constituyen una losa que inhibe el desarrollo.

En cuanto a las reformas estructurales, destacó que el IDIC considera que los elementos centrales de éstas deben avocarse a impulsar el crecimiento de México.

“Promover una reforma que favorezca el desarrollo de las capacidades productivas, la actividad industrial y el empleo de calidad es fundamental”.

“Las Reforma Hacendaria, Educativa, Laboral, Financiera y Energética deben ser el mecanismo, de otra manera su alcance será menor al esperado”, subrayó De la Cruz.

El directivo del IDIC, dijo que durante el 2013, la economía nacional ha enfrentado una marcada desaceleración, la cual se traduce en un muy bajo crecimiento aunque no en una recesión, por ello la urgencia en las reformas.

Refirió que en el mes de agosto la actividad industrial de México registró una contracción de -0.7% respecto al mismo mes del 2012. La construcción (-5.1%) y minería (-2.2%) provocaron dicho resultado.

En las manufacturas el escenario es mixto: una caída casi generalizada en los rubros asociados al sector textil, de la metalmecánica, fabricación de equipo eléctrico, elaboración de equipo eléctrico, industria química y plásticos; en sentido contrario se registra crecimiento en sectores como el automotriz, manufactura de equipo de cómputo, maquinaria y equipo, mucho por la exportación.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar