Nacionales

Se debilita producción industrial en abril

11 de junio de 2013.- La producción industrial en abril creció 3.3 por ciento en términos anuales, 2 puntos porcentuales menos de lo que esperaba el mercado y también por debajo del dato de abril del año previo cuando este indicador creció 4.1 por ciento. Comparando este comportamiento con lo observado en promedio durante el primer trimestre del año, tres de sus cuatro componentes presentaron un mejor desempeño al exhibir variaciones positivas en sus tasas de crecimiento anuales (el crecimiento promedio de estos tres componentes había sido negativo).

Durante este mes, la industria manufacturera creció en 5.6 por ciento (variación promedio del primer trimestre de -1.5 por ciento); la construcción avanzó 1.2 por ciento (contra una caída de 2.2 por ciento en promedio); la electricidad, agua y gas, creció 0.7 por ciento (cayó 1.3 puntos en promedio durante el primer trimestre); en tanto que la minería retrocedió en 1.7 por ciento (en promedio había crecido 0.2 puntos en el primer cuarto del año).

El repunte de la producción industrial para este mes había sido anticipado por el dato de la importación de bienes intermedios no petroleros de la balanza comercial de abril, las cuales crecieron en 8.7 por ciento (alrededor de 8.5 puntos más de lo que habían crecido durante el primer trimestre del año); y por el incremento de los días trabajados respecto al mismo mes de 2012, los cuales, en términos porcentuales crecieron en poco más de 13 por ciento.

También favorecieron a la industria manufacturera y al sector de la construcción, sectores que en conjunto explican cerca del 77 por ciento de la actividad industrial de México (alrededor del 57 por ciento la industria manufacturera y en un 20 por ciento la construcción).

El comportamiento de las industrias manufactureras también habría sido favorecida por el repunte de la producción de automóviles en abril, la cual avanzó 15.6 por ciento; así como por un desempeño positivo de los subsectores de la industria alimentaria; industria química; prendas de vestir; equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipo, componentes y accesorios electrónicos; maquinaria y equipo; industria de las bebidas y del tabaco; industria del papel, y productos derivados del petróleo y del carbón, principalmente.

Por otro lado, el comportamiento de la construcción fue impulsado por mayores obras relacionadas con la construcción de obras de ingeniería civil u obra pesada, la edificación y trabajos especializados para la construcción.

Subsectores de alta importancia debido a su sensibilidad con el ciclo económico y con las condiciones financieras del país, además de que representan cerca del 65 por ciento de la construcción.

El desempeño de la producción industrial en abril sorprendió negativamente al consenso de los analistas, los cuales en conjunto estimában un crecimiento de 5.3 por ciento, en vista de la reversión del efecto calendario que afectó el primer trimestre y los datos de la balanza comercial de dicho mes.

El dato negativo que representa este pobre crecimiento durante abril es preocupante, ya que muestra que la desaceleración que mostró la economía en la primera parte del año pudiese ser más profunda de lo inicialmente anticipado, y que pudiera afectar también el segundo trimestre.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar