MONTERREY

Inicia construcción de Estación de Tratamiento Avanzado en Purificación de Agua “Dulces Nombres”

Se prevé que la Estación de Tratamiento aporte 2,400 litros por segundo al suministro.

El Gobierno del Estado a través de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey dio inicio a los trabajos de la construcción del proyecto que aportará 2,400 litros por segundo al suministro de agua, con tecnología innovadora que permitirá el tratamiento terciario de aguas residuales.

En la ceremonia, autoridades estatales develaron la placa conmemorativa de los 200 años de Nuevo León como Estado libre y soberano por el arranque de las labores.

Se destacó que el Estado será el primero con la tecnología para reciclar el agua, siendo precursor no solo en el manejo de la misma, sino en su uso de la industria, presas y ahora tratamiento, con la que se espera alcanzar 2,500 litros adicionales para el abasto de la ciudadanía en 2025 que no dependerán de la lluvia, los cuales se busca incrementar a 4,000 litros o más para 2026.

Además, este sistema permitirá que la presa la Boca mantenga un almacenamiento sano, y favorecerá a conservar el río Santa Catarina vivo, pues permanentemente tendrá agua y humedales, beneficiando la flora y fauna en el mismo.

El proyecto que forma parte de un plan de inicio y evolución de plantas de tratamiento, constará de una conducción de 46 kilómetros, el cual se llevará a cabo en dos etapas, las cuales incluirán dos descargas; la primera, en el río Santa Catarina, y la segunda en el Arroyo La Chueca.

La Estación de Tratamiento, tiene como objetivo realizar la transformación avanzada de aguas tratadas mediante tecnología de punta para purificarlas y convertirlas en agua potable, segura y sin olor, adecuada para el consumo humano.

Dicha transformación se explicó consiste en dos fases, la primera que tiene que ver con el retiro de nitrógeno al agua a través de tanques anóxicos, el cual es un fertilizante que de no quitarlo provocaría una sobre producción de algas; enseguida se haría en un proceso de sedimentación la remoción de fósforo.

Posteriormente el agua se pasaría por membranas de ultrafiltración, mismas que solo dejan pasar partículas mil veces menores al diámetro de un cabello, por lo que con estas se detendría cualquier virus o componente que no se haya removido en los procesos anteriores.

Por último, para garantizar que el líquido tenga una excelente calidad potable, continuaría por un proceso de osmosis inversa e inyección de ozono, el cual es el purificador más importante ya que toca las paredes de las bacterias o células de cualquier molécula,  dando la pureza completa al agua.

Diversas ciudades en el mundo utilizan el reúso potable para garantizar el suministro de agua a su población. La planta regeneradora de agua más antigua, se encuentra en Namibia, país africano que empezó con este innovador proceso en el año 1968.

Desde entonces, otras ciudades como: Orange County, Las Vegas, San Diego y Texas en Estados Unidos; además de Barcelona, España y Singapur, utilizan esta alternativa de abastecimiento inteligente y sustentable.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba