Colaborador Invitado

La Caja Chaira

El reportaje de Tim Golden no es un montaje, el "montaje" con "doblaje" será cuando los "amigos" republicanos de AMLO en el Senado y la Cámara de Representantes en EU comiencen a usar esas balas.

ACCIONES Y RAZONES/Efraín Klériga/Febrero 1, 2024

Las imputaciones de la DEA que cita un reportaje de Tim Golden, deben dar más temor a Andrés Manuel López Obrador cuando constata que sólo han sorprendido a sus fanáticos más recalcitrantes.

Las denuncias que rebate con cortinas de humo o su gastadísimo «complot neoliberal» y no con datos duros, como las cuentas de su campaña 2006 o del plantón de Reforma, hablan en contra.

Del reportaje de Golden se desprende que entre 2006 y 2015 López trajo más que una «sorjuanita» en la cartera y que los donativos a Honestidad Valiente, eran a honestidad lavando.

Por si no hubiera bastado la exhibición de  sobres amarillos que recogían Pío y Martinazo, hoy las acusaciones de corrupción son más que las que hubo por abuso contra Harvey Weinstein.

Los neoliberales, fifís, la OCDE, los medios no chayoteados y demás miembros del complot universal contra AMLO, hace mucho que pensamos que el narco tiene socio en Palacio Nacional.

No fue Calderón quien liberó a Ovidio, ni Peña quien hizo un besamanos a la «mamá grande» Guzmán Loera, ni los jefes de la DEA los que han ido como presidente seis veces a Badiraguato.

No son los abogados de García Luna los que claramente tienen patente de Corzo para acercarse al esquivo y custodiado Presidente, sin que uno imagine que traen asuntos o regalos del CDS.

No fue Carlos Loret de Mola quien exigió en Cadena Nacional que no llamaran Chapo al Chapo, ni Fox quien operó un pase para que familiares del Chapo pudieran visitarlo en Nueva York.

Tampoco fue Zedillo quien tras las elecciones de 2021 dijo que «la maña» se había portado bien, ni quien ha pitado y repetido que los delincuentes también son seres humanos y tienen derechos.

No fue la prensa de EU quienes mataron, secuestraron o amenazaron candidatos, coaccionaron votantes y repartieron despensas durante las elecciones de 2021.

Joaquín López Dóriga no forma con mañosos como la Columna Armada Pedro J. Méndez y bandas que causaron el abstencionismo en elecciones donde venció el voto duro morenista.

Y realmente no fue el «pueblo bueno» el que le pidió la estrategia de abrazos no balazos ni han sido legisladores de Estados Unidos los que no atienden a víctimas y deudos de desaparecidos.

La Caja China de López Obrador se le convirtió en una su «caja chaira» que se desbarata a la vista de todos, que muestra lo vulgar del señuelo y la inoperancia del Gobierno.

El Tren resultó faramalla, la megafarmacia, megafraude; dos bocas,  barriles sin fondo; las acusaciones contra Andy y Gonzalo, no están probadas, pero apesta a podrido que no se investiguen

Cada caja china que arma últimamente López, se desbarata a la vista de todos, porque ya hay muchos expedientes y mucha mierda que lo salpica y baña a su candidata Claudia Sheinbaum.

El mago de la política, como propalan los que toman jugo de chayote, tamales de chipilín o viven del convenio de «publicidad» con Presidencia, resulta hoy más Beto el Boticario que Chen Kai.

Y la conexión mañosa se afina cuando su jefe de Ayudantes, Daniel Asaf,  el gallo, y el Director del SAT son primos, nietos del narcotraficante Jorge Asaf Bala y sobrinos del otro Jorge Asaf el Pato.

En mayo de 2016 el gobierno mexicano extraditó a Estados Unidos a Jorge Patricio Asaf Gómez, acusado del trasiego y distribución de más de tres toneladas de cocaína a territorio estadounidense.

A AMLO se le han desbaratado las inauguraciones, los infiernitos como reabrir las investigaciones del homicidio de Colosio o el amago tonto de terminar con los Opas.

Incluso otros señuelos más elaborados como el hackeo a la fuente de Presidencia, pues cuando se escarba la lista de reporteros que asisten a la mañanera la pregunta es por qué no la lista de chayoteados.

En el Año del Dragón parece que López Obrador va a salir muy flameado porque trae fuegos ardiendo en muchos lados, contra EU, empresas de muchos países e incluso, fuegos en su casa.

Las pruebas que vinculan a sus hijos en negocios chuecos son más sólidas que las acusaciones que existen contra Hunter Biden, pero igual que este, los llamados «trivagos» se dan vida de rey.

Así que el gobierno que más muertos por homicidio y por mala atención médica ha tenido, el que más deuda ha hecho, comienza a ver como su pañuelo blanco se llena de mocos.

El reportaje de Tim Golden no es el montaje, el «montaje» y «doblaje» viene cuando los republicanos en el Senado y la Cámara de Representantes comiencen a usar todas las balas «perdidas».

User007@mxpress.mx

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba