Colaborador Invitado

La trampa 22 para AMLO  

Desesperado, López Obrador hará a Xóchitl lo mismo que hizo Fox con él hace 18 años, y el efecto será el mismo: impulsar políticamente a su víctima.

ACCIONES Y RAZONES/Efraín Klériga/Septiembre 4 2023

La diputación federal de Morena no tiene facultades para desaforar a Xóchitl Gálvez ni a ningún funcionario público por presuntas faltas anteriores al que fuera su actual encargo público.

Ya les falló y feo en el caso de Francisco García Cabeza de Vaca a quien con la persecución hicieron un mártir y una figura de talla nacional, sin poderle quitar el fuero.

Los sicofantes morenistas, incluido el Presidente, son ventajosos, violentos, montoneros, dramáticos, pero eso de usar bien la ley no se les da ni ha sido en cinco años algo que sepan hacer. Claro que lo van a intentar y harán de ello todo un circo mediático de varias pistas, se arrancarán las vestiduras, gritarán que Xóchitl es una delincuente, vaya, lo único que saben hacer.

No en vano para Andrés Manuel López Obrador y su camorra Morena, la Ley no es la Ley, porque para ellos la ley es el presidente y ellos por continuación, así que saltarán cualquier tranca.

En su desesperación por no dejar el poder, durante cuyo ejercicio ha cometido una inmensa cantidad de delitos de sangre, fiscales, electorales y patrimoniales, AMLO quiere convertir a Xóchitl en mártir. López Obrador en su delirio de que es un predestinado, nunca entenderá que fue el sorullo de Vicente Fox quien le dio estatura de presidenciable cuando cometió la idiotez de presionar su desafuero en 2005.

Obviamente Gálvez deberá recurrir al Amparo de la Justicia Federal la cual sin duda deberá otorgar la suspensión definitiva, pues el Articulo 111 de la Constitución Ampara a Xóchitl.

Los morenos han presentado sendas acusaciones ante la Fiscalía General de la República por presuntos delitos cometidos por Gálvez durante su encargo como alcaldesa en Miguel Hidalgo, CDMX.

El diputado morenista Alejandro Robles acusó a Xóchitl Gálvez, ante la Fiscalía General de la República, basado en documentos publicados ilegalmente por el presidente López Obrador. Robles Gómez la acusa de todo lo que pudo: lavado de dinero, evasión de impuestos, enriquecimiento ilícito, pertenecer a la “mafia azul inmobiliaria” de Jorge Romero.

El ex delegado de la Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, también hace su papel y acusa a la hidalguense de corrupción, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias.

Pero ambos nefastos personajes que asumen la responsabilidad del “segundo pedo” del Presidente, se acuerdan de estos ilícitos cinco años después ¿Por qué no antes? Es posible, mi único lector, que no entendió lo de segundo pedo: Cuentan que allá en el porfiriato don Ganso, un acaudalado ranchero del norte del país llegó a la capital a visitar a su pariente petimetre. —Compadre Jactancio, ya tengo dinero, ahora quiero aprender eso de las buenas maneras. —Voy a llevarlo a la tertulia de Ópima Petulante.

En plena tertulia Ópima tocaba el piano cuando a media pieza se le escapa un tronado y oloroso gas. Don Jactancio se pone a un lado de la apenada pianista y dice: “Estoy apenadísimo, mis malestares estomacales han hecho que la hermosa pianista deba parar.

En este momento me retiro”, dice. Continúa la tertulia y poco tiempo después a Ópima vuelve a traicionarla la tripa. Don Ganso no tarda en pararse en medio de la sala a un lado de la pianista: —Señoras y señores, me responsabilizó del segundo pedo de la señorita.

Eso es lo que hacen los diputados de Morena, responsabilizarse de los pedos tronados y olorosos que el Presidente, quien enloquecido porque va a perder el poder, violará cuanta ley se le ponga enfrente.

Así, cuando la mayoría Morena en la diputación intente la procedencia de su cuento para desaforar a Gálvez, la antigüedad de los delitos va a chillar como perritos flacos.

Y puede vaticinarse que tras acalorados debates, donde la oposición muestre la ley y defienda a Xóchitl, los morenistas mayoritearán el desafuero basados en presuntas y viejas faltas.

¿Por qué no lo denunciaron a tiempo, porque no procedió alcalde y la Jefa de Gobierno que entraron poco después de que Miguel Mancera y Xóchitl Gálvez dejaron el cargo? Ese dato y el hecho de que el 111 Constitucional diga a la letra: “ Para proceder penalmente contra los diputados y senadores (…) por la comisión de delitos durante el tiempo de su encargo, la Cámara…” Debe subrayarse “el tiempo de su encargo”, por lo tanto lo anterior, que si bien puede ser investigado por la PGR —para eso AMLO tiene un fiscal carnal— no es suficiente para que proceda el desafuero. Un amigo constitucionalista opina, que la andanada Morena obligará a Xóchitl, en caso de ser la que encabece, como parece, al Frente, no solicitar licencia a su cargo durante la campaña.

“Para no acumular las 10 faltas consecutivas y no se llame a su suplente, deberá ir al menos una vez por semana a sesión, acomodando o interrumpiendo su precampaña y luego la campaña”, opina. Resulta que las prohibiciones del Articulo 82 de la Constitución solamente hablan de ministro de culto, militares, y funcionarios públicos con mando y presupuesto a cargo, pero no de legisladores.

Por tanto lo que no está prohibido estará permitido, y aunque Morena haría un circo de ello, ese mismo circo hará que mucha gente note que AMLO se colgaría de Palacio Nacional hasta de un clavo caliente.

Así que López Obrador está conformando su propia “Trampa 22”, o la trampa según la cual las reglas que permiten una cosa son las mismas reglas que la impiden. Un dédalo, pues. User007@mxpress.mx

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba