Lo Más Nuevo

Logra Thyssenkrupp convertir gases de salida de operaciones de rutina en amoníaco

15 de enero de 2019.- El proyecto Carbon2Chem de Thyssenkrupp ha alcanzado un hito técnico al convertir exitosamente los gases de desecho de las fábricas en amoniaco en un centro de investigación en Duisburg, Alemania, según han anunciado los líderes del proyecto.

Según el anuncio, los investigadores en las instalaciones a escala piloto del proyecto pudieron transformar los gases de salida generados durante las operaciones de rutina del molino en amoníaco, una materia prima para una serie de otros productos químicos.

«Nuestro concepto Carbon2Chem ha demostrado que es posible utilizar los gases de las acerías para la producción de diversos productos químicos y así lograr una economía circular de carbono», dijo Reinhold Achatz, jefe de tecnología de Thyssenkrupp. «Nuestro objetivo es el uso industrial a gran escala de la tecnología».

El proyecto Carbon2Chem, financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania, pero coordinado por Thyssenkrupp en colaboración con las organizaciones de investigación Fraunhofer-Gesellschaft y la Sociedad Max Planck, tiene como objetivo reciclar las emisiones de carbono de la industria del acero convirtiéndolas en las llamadas Gases de síntesis, como el metanol y el amoniaco.

“En la industria química, los gases de síntesis se han obtenido hasta ahora de combustibles fósiles como el gas natural o el carbón. «Carbon2Chem no solo convierte el dióxido de carbono contenido en las emisiones de la fábrica de acero, sino que también ahorra el CO2 que se genera cuando se produce gas de síntesis a partir de fuentes de carbono fósil», dijeron los funcionarios de Carbon2Chem.

El logro se basa en uno alcanzado el año pasado, cuando los investigadores del proyecto informaron que habían convertido el gas residual en metanol.

ReportAcero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba