Colaborador Invitado

Nuestra Transformación

 

Por María Dolores Ortega Paredes

 

Estamos a punto de iniciar un nuevo año, 2019. Y de celebrar al Tesoro más apreciado: Cristo, nuestro protector, refugio, consolador, amigo y fuente de AMOR.

Es Cristo quien nos regaló con su vida y sufrimiento, la oportunidad de TRANSFORMAR y enderezar nuestro camino, de perdonar y nos sean perdonados nuestras equivocaciones.

Celebrar su nacimiento, es volver a revivir nuestro SER. No dejemos pasar esta oportunidad, de ser MEJORES personas.

No hay perfección, pero si el intento de ser buenos cada día.

Justo ese INTENTO, ese esfuerzo es lo que esperamos apreciar de nuestros Gobernantes.

La transformación es nuestra responsabilidad. Desde decidir por el Gobernante que consideramos sea capaz de provocar los cambios que necesitan el País, el Estado, el Municipio.

Mi propuesta, estimados lectores es que iniciemos una TRANSFORMACIÓN personal y en nuestro hogar.

Mejorar nuestro SER para contagiar el resto de las decisiones concernientes a nuestra familia.

Deseamos la TRANSFORMACIÓN de nuestro País, por lo que los invito a empezar por modificar la gobernanza de nuestro propio hogar.

El 2019, será el primer año de una nueva administración federal, lo cual normalmente provoca una desaceleración e incluso caída en la tasa de crecimiento económico.

Sin embargo, los analistas del sector privado e instituciones internacionales como Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, la Cepal y el Banco de México prevén que la economía mexicana alcance una tasa de crecimiento de 1.9 a 2.3% en 2019.

Definitivamente que esto es positivo, pero, debo advertir que la economía se enfrenta desde ahora a una tasa de interés objetivo de 8%, lo que significa un encarecimiento del crédito empresarial, automotriz, hipotecario y de consumo.

No entraré en detalle de cómo volvió la economía a esa nivel de tasa de interés, la realidad es que de enero a octubre pasado la banca múltiple, según datos oficiales de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, registró ingresos sólo por intereses de cartera de crédito vigente por $521,675 millones, un 12.3% más de los que obtuvo en el mismo período de 2017.

De los cuales, el crédito al consumo –por uso de tarjeta de crédito, principalmente-, dio a la banca $222,746 millones.

A agosto pasado, la banca registró una colocación total de 25,811,720 tarjetas de crédito en el País.

El inicio de 2019 es la oportunidad para nuestra TRANSFORMACIÓN interna, pero, también la de sanear las finanzas personales y del hogar.

La de empezar a vivir nuestra realidad económica, y no la que deseo a base de deuda.

Hagamos números, y demos valor a nuestra tranquilidad, a nuestra paz.

Incluso, el costo de un crédito hipotecario podría ser menor en la medida que previo a su contratación exista la disposición de un enganche, para amortiguar el impacto en los flujos, o si ya lo tiene haciendo pagos por adelantado si se encuentra entre los primeros 5 años de vigencia del crédito.

Hagamos un check list de esos gastos que en lo personal califico de estúpidos y otros de lujo. Identifiquen oportunidades de minimización o eliminación de costos.

Y sobre todo, emprendamos nuevos proyectos de ingresos adicionales, por menores que sean, significarán un extra en sus finanzas.

Si no tienen el hábito de ahorrar, es una oportunidad de empezar hacerlo, nunca es tarde. Por menor que sea lo que asigne a esta partida al inicio, lo importante es adoptar la costumbre.

Los ingredientes que necesitan para lograrlo son: voluntad y humildad.

Les deseo mis ESTIMADOS LECTORES, la más fructífera Navidad, que Cristo toque nuestros corazones, y un 2019 lleno de proyectos HECHOS REALIDAD.

 

Ma. Dolores Ortega es Economista de la UANL; laboró para Grupo Reforma 15.5 años; es analista independiente de temas económicos, fiscales y laborales; cursa su Maestría en Negocios y Finanzas en la UMM. @Doloresop

 

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba