AUTOMOTRIZNacionales

México evalúa “todo tipo de represalias” por estímulo automotriz de EU

2 Dic 2021.- El gobierno de México advirtió este jueves que aplicará represalias comerciales si el Congreso de Estados Unidos decide aprobar estímulos fiscales para las empresas armadoras de autos eléctricos instaladas en su territorio. “Nosotros, para defender a nuestra industria automotriz y el compromiso regional tomaríamos represalias comerciales. Estamos evaluando todo tipo de represalias”, aseguró en videoconferencia la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier. La funcionaria dijo que este tema no se junta con el de la interpretación de las reglas de origen.

“Tendríamos que hacer o plantear algo estratégico para, en aquellos productos y aquellos lugares que también duelen hacia el otro lado, dar tiros de precisión para que las consecuencias se sientan”, agregó la funcionaria. El sector automotriz, subrayó Clouthier, representa el 4% del producto interno bruto mexicano, así como el 25% de las exportaciones y es el responsable de más de un millón de empleos en el país. Además de los mecanismos que contempla el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) -consultas y paneles, etc-, México también actuará a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“Es un tema que estaremos evaluando con nuestros socios en la Organización Mundial del Comercio; países como Canadá, Japón, Corea del Sur, la Unión Europea, Alemania, entre otros. Hemos visto que esta es una medida que podría resultar contraria a las obligaciones de Estados Unidos en la OMC”, dijo por su parte Luz María de la Mora, subsecretaria de Economía. “Podría, por ejemplo, señalarse como un requisito de desempeño, lo cual está prohibido.

El tipo de crédito fiscal que se está proponiendo condiciona al ensamble final del vehículo electrónico en EU, que operen bajo un contrato colectivo de trabajo sindicalizado”, agregó la subsecretaria. La propuesta de incentivos para la producción de autos eléctricos y baterías eléctricas de Estados Unidos contempla, entre otras cosas, créditos fiscales de hasta 12,500 dólares para los vehículos armados en Estados Unidos, y otros 500 dólares para las materias elaboradas en el vecino del norte. Los beneficios serán para las empresas con trabajadores sindicalizados. En caso de ser aprobada, la legislación entrará en vigor hasta 2027.

La secretaría Clouthier descartó fuga de capitales como consecuencia, sin embargo, “sí podría generar un movimiento de plantas”, anticipó. México iniciará con la defensa del sector automotriz y de la competitividad de Norteamérica una vez que la iniciativa sea aprobada. Se tiene previsto que el Senado estadounidense la debata 13 de diciembre.

“Haremos lo que nos corresponde; tocaremos todas las puertas que tengamos que tocar, senador por senador. Haremos este llamado a los Estados Unidos, también a través de los mecanismos T-MEC”, aseguró Clouthier Carrillo. Agregó que también se contempla movilizar a los votantes en Estados Unidos para que hablen con sus representantes.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba