Economia y Politica

Buscan regiomontanos adaptar modelo de negocio coreano de golf en México

1 de marzo de 2016.- Todo comenzó con la idea de hacer el golf, un deporte mundialmente conocido por su prestigio y elegancia, más accesible para el mercado que no tenía oportunidad de practicarlo por falta de recursos económicos, tiempo, o por las largas distancias que hay que recorrer para llegar a los campos.

“¿Hoy jugamos golf después de la cena de trabajo? ¿Jugamos 9 hoyos en nuestra hora de almuerzo? ” Este es el tipo de conversaciones que se murmuran en los corporativos Coreanos hoy en día. Este fenómeno es el resultado del notable crecimiento de la popularidad de los simuladores de golf en el país, al ser una idea tan innovadora, que combina el golf con la tecnología, y que beneficia a tantas personas.

El “Screen Golf” fue introducido en los años noventa a través de la aplicación de video y simulación, pero inicialmente no fue considerado una propuesta atractiva para los golfistas, ya que la tecnología no replicaba adecuadamente  la experiencia real del golf en sí. Sin embargo, en los últimos años el avance de la simulación de golf ha transformado el juego en tal extensión que los participantes declaran que la experiencia es casi igual al deporte real, el cual condujo al comienzo de la manía de los simuladores en Asia.

Golfzon, empresa coreana y líder mundial en venta de simuladores de golf, ha dedicado más de 15 años en desarrollar la mejor y más sofisticada tecnología con la simple misión de hacer el golf “un deporte que todos puedan disfrutar”. En la actualidad han vendido más de 25,000 simuladores de golf en 43 países alrededor del mundo.

Al estar consciente de la innovadora oportunidad de mercado, SideSports México, empresa 100% regiomontana, se alía con Golfzon para juntos buscar desarrollar la misma cultura y tendencia que sucedió en Corea hace 20 años, utilizando su mismo modelo de negocios; “Vender simuladores de golf a emprendedores, hoteles, restaurantes, corporativos, desarrollos residenciales, clubs, centros y clínicas de golf, entre otros, para que ellos, con este activo y herramienta tan valiosa, puedan crear un valor agregado a su negocio, diferenciarse de la competencia, aumentar su flujo de personas y hacer dinero con él.

Poniendo el ejemplo, un grupo de empresarios regiomontanos darán el primer salto hacia delante, e inaugurarán en Junio 2016, el primer indoor golf center en México al que llamarán “Mulligan´s”. Ubicado en la plaza comercial  “Metropolitan Center Monterrey” , el sitio, además de contar con 5 simuladores Golfzon Vision, en el cual los clientes podrán disfrutar de rondas de golf en más de 140 campos alrededor del mundo, el lugar contará con sports bar, terraza, drinks y comida, para que los clientes puedan complementar su experiencia.

De igual manera, por las mañanas la gente podrá ir a Mulligan’s a un ambiente diferente, donde se repartirán lecciones y clínicas de golf para todas las edades. Serán impartidas por los mejores Pros  de la ciudad y se podrá mejorar tu swing, perfeccionar tu juego corto o aprender a jugar desde cero.

A precios muy económicos, los clientes podan disfrutar de “una nueva experiencia de golf” donde además de poder aprender a jugar y a amar este deporte,  podrán disfrutar de torneos y ligas organizadas por Mulligan´s o bien así, organizar sus propios eventos y torneos privados, para corporativos o de cumpleaños. Podrán venir a jugar con amigos, familiares y compañeros de trabajo a cualquier hora y cualquier día de la semana. Para los que no sean amantes del golf, podrán simplemente venir a tomar una cerveza en el amplio espacio de terraza, disfrutar de la deliciosa comida y hasta disfrutar de todos los partidos deportivos de sus equipos favoritos.

Con esto, Sidesports y Mulligan´s, se unen a una tendencia global donde buscan crear una sinergia entre el  deporte y la tecnología que permitan a la gente disfrutar el golf y otros deportes, de una manera más fácil, económica y divertida.

 

Por Staff de ReportAcero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba