Lo Más NuevoPortadaSiderurgia

Países de América Latina tienen mucha tarea para aprovechar el reshoring

El desafío de la relocalización o reshoring está en cómo los gobiernos trabajan con las empresas para que dicha relocalización sea en América Latina, no es sólo la voluntad para invertir, sino que existan las condiciones de infraestructura, energía eléctrica, etc., para hacer que estas inversiones vengan, expresó Máximo Vedoya, CEO de Ternium.

Al participar en el panel de CEOs, de dicho evento celebrado en Monterrey, el también vicepresidente de Canacero, indicó que América Latina puede aprovechar el reshoring si se inserta en este movimiento y crea las condiciones para que las empresas vengan a la región.

“Todos los países de nuestra región, y no excluyo ninguno, tienen mucha tarea que hacer para que las empresas que están buscando donde reubicarse, donde invertir, los elijan”, expresó.

Vedoya dijo que Estados Unidos (EU) empezó a liderar este movimiento de salir de la hiperglobalización, se dio cuenta que las cadenas de valor tienen que estar más cerca de casa y en lugares donde sepan que las reglas del juego están mucho más claras.

“Nos estamos dando cuenta que las cadenas de valor tienen que estar en casa y muchas de estas cadenas de valor consumen acero y se están relocalizando”.

En el panel de CEOs participaron además Jefferson de Paula CEO de ArcelorMittal Brasil, David Gutiérrez Muguerza, CEO de Deacero, Gustavo Werneck CEO de Gerdau y presidente de Alacero y como moderador Alejandro Wagner, director general de Alacero.

Vedoya, estuvo presente en la mesa «El rol del acero en el desarrollo sustentable” donde abordó diversos puntos sobre los retos que tiene el sector en materia y la baja de emisiones en la producción de acero.

“En Ternium tenemos un plan hasta el 2030 donde tenemos muchas inversiones para ir hacia producir más acero bajo el camino de la reducción directa. Ternium tiene una tecnología HyL, lo que hace esa tecnología es reemplazar los altos hornos por reducir el mineral de hierro de una manera mucho más ecológica. Y además prepara a esas plantas para que un día, con hidrógeno verde competitivo, puedan reemplazar el gas natural por este combustible”.

El gran desafío de la industria siderúrgica es cómo reemplazamos los altos hornos por esta tecnología de reducción directa.

“Tendremos que seguir invirtiendo en ver como industria como se crean oportunidades para que el cambio sea más rápido. México que tiene gas natural abundante podemos ir por ese camino, Argentina con Vaca Muerta tiene esa oportunidad. Brasil para nosotros es más desafiante, porque Brasil no tiene gas natural, y va a tomar más tiempo y será más complejo”.

Con respecto a la chatarra, dijo que seguirá siendo una fuente muy importante de uso en la industria del acero, pero no hay suficiente chatarra para producir todo nuestro acero, solo se puede usar el 15% al 20% del acero de chatarra porque no hay más chatarra.

Muchas empresas siguen el camino de integrarse con empresas recicladoras de chatarra, y hay muchos chatarreros independientes proveedores de chatarra a la industria. Y el reto es avanzar para aumentar la recolección y aprovechar la chatarra para la fabricación de acero.

 

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Botón volver arriba