INTERNACIONALES

Prohíbe Pekín nuevas plantas de petróleo y acero para reducir contaminación

22 de Enero.- La ciudad de Pekín en China prohibirá la construcción de nuevas plantas de refinación de petróleo y acero, de cemento y energía térmica, así como la expansión de proyectos existentes, señaló hoy el Gobierno local en un reciente documento sobre políticas que buscan paliar la contaminación del aire.

“La segunda sesión del 14 º Congreso Nacional del Pueblo votó a favor de aprobar una «Ley de Prevención de la Contaminación del Aire de Beijing», que es de 13 años, el Congreso de la ciudad tomando en cuenta la demanda de la gente, primero ha considerado las leyes y reglamentos locales durante la sesión de la APN. Se informa de que en el examen de la Ordenanza, los diputados para el contenido del Anteproyecto de 175 visitas al Comité Legislativo en estos comentarios fueron estudiados cuidadosamente, adoptado y modificados”, señala el Gobierno de Pekín.

El escrito, publicado el miércoles en el sitio de Internetoficial del Gobierno de Pekín (www.bjrd.gov.cn), indicó que la prohibición regiría desde marzo.

Señala que el funcionario Municipal Popular del Congreso, dijo, en la segunda mitad del Comité Permanente para la inspección del cumplimiento de la ley el «Reglamento», de acuerdo a la supervisión de  la implementación del Gobierno de las leyes y reglamentos de control de la contaminación del aire.

Agrega que esta ley está centrada en el control de la potencia de la aplicación por el Gobierno, la capacidad de aplicación y la calidad de los agentes del orden quienes están obligados a adaptarse a las nuevas exigencias de los nuevos «Reglamentos».

Señala que la nuevas ley fue aprobada por la asamblea legislativa local la semana pasada, el documento también se compromete a que la capital china reduzca en un 5 por ciento este año las emisiones totales de materia particulada o PM 2,5; componente clave de la contaminación del aire.

Pekín fue golpeada por una peligrosa nube de smog en enero del 2013, lo que llevó al Gobierno central a prometer nuevas medidas estrictas para mejorar la calidad del aire en todo el país y calmar el descontento social por los costos ambientales del crecimiento económico.

Las nuevas medidas son parte de los esfuerzos del Gobierno local por implementar un plan maestro contra la polución delineado por las autoridades nacionales en septiembre, en el cual China se compromete a reducir su dependencia del carbón y desmantelar la capacidad industrial desactualizada.

El nuevo documento también señala que la ciudad de Pekín ajustará el control de la cantidad total de vehículos en sus calles, y que establecerá zonas donde los combustibles altamente contaminantes como el carbón estarán totalmente prohibidos.

Las compañías que no instalen tecnología de control de emisiones o no cumplan con los estándares ambientales podrían ser multadas con hasta 500.000 yuanes (82.600 dólares), además de que se les retire el permiso de emisión para el año siguiente.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar