Lo Más Nuevo

Autorizan a Pemex instale terminal en España

Ciudad de México. Petróleos Mexicanos (Pemex) dio un paso más para ampliar sus operaciones en España. La paraestatal recibió este miércoles la autorización para que una de sus filiales en el extranjero instale y opere una terminal de almacenamiento y mezcla de gasolinas en el puerto exterior de Punta Langosteira, en la comunidad gallega de A Coruña, en el norte de la península ibérica, confirmó aquí la empresa mexicana. La obra permitirá a Pemex mezclar y almacenar las gasolinas antes de exportarlas desde esa parte del territorio español a México, informó ayer la autoridad portuaria de A Coruña, entidad que otorgó el permiso. Mientras la paraestatal avanza con esa obra en Galicia, aquí sigue pendiente la construcción de una refinería, una de las pocas acciones concretas derivadas de la reforma energética de 2008, con la que se buscaba reducir la importación de gasolinas. Pemex ha hecho de Galicia su «puerta de Europa», como destaca la autoridad portuaria de A Coruña en su página electrónica. El pasado 25 de mayo el diario conservador ABC dio cuenta de la intervención del presidente español, Mariano Rajoy, y del presidente de la Xunta de Galicia (el gobierno de la comunidad autónoma), Alberto Núñez Feijóo, ambos del derechista Partido Popular, para llevar inversiones de la paraestatal a esa región. «La petrolera mexicana estudia asentar su base logística dentro de Europa en el Puerto Exterior de A Coruña», publicó en esa fecha el rotativo español. «El acercamiento se produjo en un viaje el pasado abril cuando el presidente del gobierno, Mariano Rajoy y el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, visitaron México para empezar a establecer la alianza», abundó. Esa alianza cobró mayor forma este miércoles. Pemex confirmó a La Jornada que recibió de la autoridad portuaria de A Coruña la autorización de una concesión en el puerto exterior de esa ciudad gallega, para operar una terminal de mezcla y almacenaje de gasolina. Como se ha vuelto usual para la realización de sus operaciones en España, Petróleos Mexicanos recurrió a una de sus filiales en el extranjero para realizar la transacción. Así lo hizo el año pasado cuando aumentó su participación en la petrolera española Repsol YPF –operación que concretó a través de una filial en Holanda–; también fue una subsidiaria, PMI Comercio Internacional, la que estableció el acuerdo para que la paraestatal mexicana ordenara la construcción de dos buques hoteles a dos astilleros gallegos que se encontraban inactivos. Ahora es la filial PMI Holdings Petróleos España SL, en la que Pemex es accionista al 100 por ciento, el vehículo empleado por la administración de la empresa, a cargo de Juan José Suárez Coppel, para construir la terminal en Punta Langosteira. «El consejo de administración de la autoridad portuaria da luz verde a la concesión solicitada por Pemex para instalar una terminal de graneles líquidos en el puerto exterior de Punta Langosteira», informó ayer en España la entidad responsable del puerto gallego La solicitud de la «multinacional mexicana», abundó la autoridad portuaria, fue publicada en el Boletín Oficial del Estado el 30 de agosto. Ese día se abrió, durante el plazo de un mes, el denominado trámite de competencia de proyectos, que es preceptivo con la finalidad de que otras empresas puedan presentar solicitud con un objetivo similar, agregó. Transcurrido ese periodo, y dado que ninguna otra compañía formuló petición, el consejo de administración aprobó la adjudicación a Pemex de la superficie que había solicitado en el puerto exterior, con una extensión de 30 mil metros cuadrados, para continuar con la tramitación de la concesión, agregó en un comunicado. En esa sesión extraordinaria del consejo de administración de la autoridad portuaria estuvo presente, como invitado el presidente de la Xunta de Galicia Núñez Feijóo, quien convocó a elecciones anticipadas para el 21 de octubre. El presidente conservador ha esgrimido las inversiones de Pemex en Galicia como parte de su discurso en la campaña para relegirse, en momentos en que la economía española se hunde en la recesión y el sector marítimo de Galicia, que representa 50 por ciento de esta actividad en España, pasa por un crisis prolongada. En la nueva inversión autorizada por las autoridades españolas este miércoles Pemex se convertirá en pionero para dar cuerpo a un proyecto construido, en parte, con base en los llamados fondos de cohesión europeos, aportados por la Unión Europea a naciones de menor desarrollo del bloque. Las instalaciones en Punta Langosteira forman parte de un proyecto impulsado por la autoridad portuaria de A Coruña, expresa su página electrónica. Es una de las obras en ejecución más importantes, tanto por la complejidad como por su incidencia para la comunidad autónoma gallega, agrega. El proyecto de Punta Langosteira está cofinanciado con Fondos de Cohesión de la Unión Europea, con una ayuda de 257.5 millones de euros en su primera fase, más otros 9.9 millones de euros en una segunda etapa, que concluye en 2013, según la información de la autoridad portuaria. De acuerdo con lo informado ayer, Pemex construirá y explotará en Punta Langosteira una terminal de almacenamiento, carga y descarga de graneles líquidos. La instalación será gestionada por la subsidiaria PMI Holdings Petróleos España SL y contará con tres tanques de almacenaje con capacidad de 30 mil metros cúbicos cada uno y otro de 10 mil metros cúbicos. Habrá también un edificio de oficinas y las instalaciones necesarias para carga y descarga de mercancías. La inversión inicial de Pemex en este proyecto es de 26.5 millones de euros, unos 470 millones de pesos. «El director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, ya adelantó que la empresa prevé acometer una segunda fase y construir su propio pantalán (muelle o embarcadero pequeño para barcos de poco tonelaje, que se aventura un poco en el mar) de uso privado en Punta Langosteira, lo que totalizará una inversión de 57 millones de euros», alrededor de mil millones de pesos, informó la autoridad portuaria de La Coruña este miércoles. «La información es verídica», respondió a La Jornada el área de comunicación de Pemex en México, al ser consultada sobre el particular. La compañía mexicana, cuarta petrolera del mundo y primera empresa de América Latina, pretende en la primera fase utilizar la terminal del puerto exterior para mezclar y almacenar gasolinas y exportarlas a México, informó la autoridad española. Pemex calcula un tráfico anual de entre 2 y 2.5 millones de toneladas de mercancía, lo que supondrá un incremento de 20 por ciento en el tráfico total del puerto de A Coruña y un aumento de 15 por ciento en sus ingresos por tasas portuarias, abundó. «No obstante, su actividad en las instalaciones podría ampliarse, dado que la concesión será otorgada por el plazo máximo que fija la ley, 35 años prorrogables, y será la única base logística gestionada directamente por Pemex en Europa», mencionó en el comunicado. El presidente de la autoridad portuaria declaró que a partir de ahora Pemex deberá presentar los estudios de impacto ambiental, que serán tramitados ante la Xunta de Galicia y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Una vez que se completen todos los trámites, se calcula que las obras de la terminal comenzarán a mediados de 2013, de forma que la instalación esté operativa a finales de 2014 o principios de 2015, informó. Fuente: Vanguardia

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar