Lo Más Nuevo

Cae producción y suben pérdidas de Pemex

México 25 de febrero de 2013.- Pemex Refinación (PR) no cumplió en 2011 con las disposiciones normativas para elevar la transformación de hidrocarburos de manera sustentable, mediante el desarrollo, operación y mantenimiento de infraestructura para la producción y distribución de petrolíferos, aseguró la Auditoría Superior de la Federación (ASF). 

Con base en los Estados financieros dictaminados de 2007 y 2011 se determinó que el año antepasado el organismo tuvo una pérdida neta de 82 mil 424 millones 909 mil pesos, superior en 166.1 por ciento a la de 2007. En el análisis se identificó que esto obedeció a que el margen de comercialización disminuyó en 81.9 por ciento, al pasar de menos 11.6 en 2007 a menos 21.1 por ciento en 2011, así como al aumento de 558.2 por ciento en los intereses pagados por su deuda. 

En la revisión de la Cuenta Pública 2011 se comprobó que la producción de gasolinas fue de 400 mil 300 barriles diarios, y de diesel, de 273 mil 600 barriles por día, volúmenes inferiores en 5.4 por ciento y 5.5 a los registrados en 2010, lo que reflejó una disminución en la transformación de petróleo crudo para la producción de petrolíferos.

 Recordó la ASF que esta situación fue constante en 20 años: “en el periodo de 1992-2011, en la producción de gasolinas se registró una baja de 0.7 por ciento, con un alza de 65.9 por ciento en la demanda, lo que originó que las importaciones crecieran 3.5 veces. La producción de diesel cayó en 1.5 por ciento, con una demanda que aumentó 71 por ciento.

 Destacó que la demanda interna de petrolíferos se satisfizo 100 por ciento con importaciones, principalmente en gasolinas, las cuales aumentaron su participación en la cobertura de la demanda en 32.1 puntos porcentuales, al pasar de 18 por ciento en 1992 a 50.1 por ciento en 2011, porcentaje superior en 10.1 puntos porcentuales al límite de 40.0 por ciento establecido en el Programa Nacional de Infraestructura 2007-2012. 

Los análisis de prospectiva indican que en los próximos 18 años el país no será autosuficiente en producción de gasolinas, pues se prevé que para 2030 importará 61.2 por ciento de gasolinas. 

Para elevar la producción de petrolíferos y bajar importaciones se programó concluir tres proyectos al cierre de 2011, los cuales no entraron en operación. Las reconfiguraciones de las refinerías Cadereyta y Madero, previstas para aumentar la producción no obtuvieron los resultados esperados: en la primera refinería el procesamiento de crudo pesado cayó en 2.7 por ciento, y en la segunda en 14.6 por ciento. 

En cuanto a la capacidad instalada en operación se determinó que en 2011 se utilizó en 69 por ciento, 11.4 puntos porcentuales menos que la meta y 14.0 por ciento menos que la utilizada en 2007. El desempeño operativo de infraestructura reflejó que el rendimiento de gasolinas y diesel por barril de crudo procesado fue inferior en 9.8 y 17 por ciento a las metas establecidas para 2011 y en 4.9 y 10.6 por ciento a lo obtenido en 2007. 

Además, entre 2009 y 2011 se presentaron alzas en costos de mantenimiento por el aumento de paros no programados y al incremento salarial, así como el aumento en contratos de empresas contratistas y se observó una caída en materiales y suministros.

 El dictamen de la ASF, cuyo resultado fue «negativo», recomendó que Pemex Refinación, encabezada por segunda ocasión por Miguel Tame Domínguez, realice un diagnóstico sobre su infraestructura, y con base en los resultados obtenidos adopte medidas para mejorar el aprovechamiento de los hidrocarburos con una gestión operativa más eficiente basada en estándares internacionales.

Fuente: Vanguardia

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar