Economia y PoliticaLo Más NuevoNacionales

Pretende Xóchitl Galvez de Coalición Fuerza y Corazón por México incorporar más empresas al crédito bancario

Entonces, nuestro reto es realmente todo los años, todos los años, incorporar a un mucho mayor número de empresas, pues para que puedan ser beneficiadas del crédito.

3 de abril de 2024.- Grupo Financiero Banorte entrevistó en su espacio Norte Económico a Enrique de la Madrid, Coordinador del plan de gobierno de la candidata a la presidencia por parte de Coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Galvez.

Los entrevistadores fueron Alejandro Padilla, Director General Adjunto de Análisis y Economista en Jefe de la institución bancaria y Fernando Solís Cámara, Director General Adjunto de Comunicación Corporativa y Asuntos Públicos del Grupo Financiero.

A continuación se despliega el texto íntegro de la participación de Enrique de la Madrid:

 

Alejandro Padilla

Escuchas de Norte Económico, le damos la bienvenida a Enrique de la Madrid Cordero, quien es el al Coordinador del plan de gobierno de la candidata a la presidencia por parte de Coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Galvez. Muchas gracias por aceptar esta invitación, Enrique. ¿cómo estás?

Enrique de la Madrid

Alejandro, el gusto es mío y con mucho gusto saludar al auditorio.

Fernando Solís

Bienvenido, Enrique. Para que nuestro auditorio conozca más de tu trayectoria, voy a hacer una breve presentación. Enrique de la Madrid Cordero es Licenciado en Derecho por la UNAM, Maestro en Administración Pública por la Escuela de Gobierno, John F. Kennedy de Harvard. Ha sido Coordinador General Técnico de la Presidencia de la Comisión Nacional Bancaria de Valores, Diputado Federal en el periodo 2000 a 2003. Director Ejecutivo de Relaciones Institucionales y Comunicación Corporativa de HSBC para México y América Latina. Director General del Banco Nacional de Comercio Exterior y también Secretario de Turismo durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Gracias, Enrique, por estar con nosotros. Es un gran gusto tenerte en Norte Económico.

Enrique de la Madrid

Gracias a ti, Fernando. Un abrazo muy afectuoso, como siempre.

Alejandro Padilla

Marcando El Norte, ahora iniciemos con un tema muy importante para nosotros, que es la Banca.

En ese sentido, Enrique, ¿qué papel jugará la Banca Privada y la Banca de Desarrollo en su proyecto?

Enrique de la Madrid

¿Cómo no, Alejandro? Bueno yo tuve la suerte de haber sido ya dos veces Director de Bancos de Desarrollo, tanto en la financiera rural como en Bancomex. Y ahí aprendí de lo importante que es que podamos trabajar juntos, que podamos trabajar juntos el Gobierno, la Banca de Desarrollo, en este caso, la Banca Comercial, porque necesitamos aumentar el crédito a la economía. Somos un país en donde todavía lo que se llama la penetración financiera, esto es el saldo del crédito al sector privado como porcentaje del PIB es muy pequeño, si lo comparamos con países como España, ya ni siquiera hablemos de Japón u otros países, incluso latinoamericanos. Entonces, uno necesita una banca, por un lado, sí, fortalecida, capitalizada, sana, pero también la quiere uno prestando. Y sobre todo, creo que tenemos que hacer un esfuerzo todos por salirnos de un segmento muy reducido. A ver, creo que si no me falla la memoria, ahí van algunas cifras. Puede ser que sean más o menos unos 6 millones de empresas entre las micro, pequeñas y medianas empresas. 6 millones. Pero las empresas que realmente están bancarizadas son algo así como unas 240,000. Esos son los clientes de la Banca Comercial.

Entonces, nuestro reto es realmente todo los años, todos los años, incorporar a un mucho mayor número de empresas, pues para que puedan ser beneficiadas del crédito.Y porque el crédito es una parte fundamental de las familias y de las empresas. Una familia con crédito puede desde comprar, pues el vehículo, el refrigerador o la casa, y lo haces contra los ingresos futuros.

Entonces, el nivel de bienestar de las familias hoy es mayor porque puedes tener crédito. Pero también, por ejemplo, una empresa, una empresa también con crédito, pues puede crecer, puede hacer una nueva inversión, puede comprar también, digamos, insumos y no depende nada más de los ingresos que recibe de sus ventas. Las economías que no tienen crédito, simplemente no pueden crecer. Y lo que se requiere, entonces, es una banca de desarrollo que sobre todo entre a las áreas que son más riesgosas, a los clientes más difíciles, pero inmediatamente en colaboración con una banca comercial, para que en la medida en que ya tiene sujetos de crédito, esos son clientes de la Banca Comercial y ya no debieran ser clientes de la Banca de Desarrollo.

Tenemos que trabajar juntos, tenemos que ir de la mano, pero el reto es prestarle mucho más financiamiento a los mexicanos y a las empresas.

Fernando Solís

Y siguiendo la ruta, vamos a platicar ahora de política fiscal. ¿Cómo van a financiar el gasto público? ¿Están considerando una reforma fiscal, algún esquema de incremento de impuestos o algún otro mecanismo?

Enrique de la Madrid

Este, sin duda, es un tema fundamental, porque, finalmente, necesitamos tener finanzas públicas sanas para que las finanzas públicas no se vuelvan un problema en sí mismas. Pero me parece que cuando menos hay algunas vertientes. La primera: una economía que crezca, que crezca mucho. Si tú tienes una economía que crece y que genera empleos, pero sobre todo que genera empresas y esas empresas generan utilidades, esas empresas van a pagar impuestos. Para quizá irme un poco elemental. Si tú tienes una empresa, una sola empresa y tiene 100 pesos de utilidades, y bueno, pues tiene 36 pesos de impuestos, pues es lo que tiene el Gobierno para gastar. Ah, pero si tienes dos empresas que también tienen otros 100 pesos de utilidades, lo mismo otros 36 pesos de impuesto, pues ya tienes 70. Y así, Fernando. Entonces, realmente lo que necesitas, primero, es una economía que crezca mucho, que genere muchos empleos, que estos empleos sean mejor pagados y que todos contribuyamos más. Entonces, primero una economía que crezca. Eso es elemental. Por otro lado, también tienes que tener un gasto público pues inteligente, razonable. Digo, yo sé que quizá, probablemente, aquí no se trata de hacer la mayor de las polarizaciones, pero pues yo sí, a mí no me gusta, por ejemplo, y eso lo puedo decir a título personal, a mí no me gusta pensar que los mexicanos vamos a pagar más impuestos pues para que de repente terminen en un Tren Maya, que nos ha costado a la fecha 511 mil millones de pesos, o que vamos a pagar más impuestos, pues por ejemplo, para construir una refinería como Dos Bocas, que a todas luces van a ser inversiones que difícilmente van a recuperar lo que se invirtió.

Y la otra, creo que necesitamos seguir incorporando a más personas en la base. No se trata de subir impuestos, necesariamente, pero sí se trata de que todos los mexicanos, todos, contribuyamos al gasto público. Entonces, resumiendo, diría, primero, una economía que crezca, una economía que crezca genera impuestos. Un gobierno que gaste mucho mejor. ¿Dónde hay que gastar? El gobierno, que no le sobran recursos, tiene que invertir en educación, en salud, en seguridad y en justicia, sobre todas las cosas. Y por eso no se justifica hoy, por ejemplo, que tan solo Pemex, en el área de refinación, en lo que va de estos años, ha perdido 800  mil millones de pesos. ¿Para qué querríamos cobrar más impuestos si los vamos a gastar en una mala operación? Y la otra, como dije, ampliar la base. Todos los mexicanos tenemos que contribuir, porque al final del día el gasto público es para todos.

Alejandro Padilla

Muchas gracias, Enrique. Gracias, Fernando. Hay un tema que es de gran interés para todas las y los mexicanos, que es la política energética. Y además, creo que está muy asociado a lo que acabas de comentar sobre la parte fiscal. Primero, ¿qué planes tienen para Pemex y CFE? Y después otra pregunta que también creo que es bastante interesante es, ¿qué papel le estará jugando la energía sustentable en los planes de gobierno?

Enrique de la Madrid

Claro que sí, Alejandro. Yo creo que la primera… Hay varias reflexiones que aquí podría hacer. La primera, vivimos en una crisis de cambio climático, que quizá es la primera vez que lo debemos de tomar en cuenta pues dentro del diseño de una política pública. Decía Mario Molina antes de morir que el problema más grave de esta generación es el cambio climático, donde no solamente las plantas este y los animales están en riesgo, sino ahora la propia especie humana.

Lo segundo: vivimos en un mundo cada vez más eléctrico y donde cada vez necesitamos más energía. Los coches, lo que es la electromovilidad. En la mañana, no es tanto el caso mexicano, pero en Estados Unidos, de Alexa abre las cortinas, Alexa pon el refrigerador, Alexa, prende el coche porque está nevando afuera. Es un mundo que cada vez exige más energía. También en la medida en que las clases medias mejoran, aumentan, también el consumo de energía por persona es mayor. Y la tercera, vivimos en un mundo también de la relocalización. Estamos en la relocalización, esta tendencia de que están llegando inversiones de otras partes del mundo a México. Entonces, en ese contexto, es que lo que tenemos que decir es que la energía es clave.

Ahora, la energía tiene que ser suficiente, tiene que ser sobre todo barata, porque puede ser barata y tiene que ser, antes que nada, limpia. Ese es el objetivo. Y lo demás son los medios. Y tienes empresas públicas del Estado, como Pemex y CFE, que deben de ser, obviamente, jugadores muy importantes, pero también necesitas el complemento de la inversión privada. Y vuelvo a poner el ejemplo en el caso de Pemex. Pemex, que acaba de cumplir sus 86 primeros años de vida, es una empresa que para la historia de México ha implicado mucho desarrollo, pero hoy es un problema. Hoy quizá el reto más grave de las finanzas públicas es Pemex. Pemex, de por sí, ya tiene un capital negativo, pero ya no está generando los flujos ni siquiera para poder pagar sus deudas y ha tenido que recibir recursos del Gobierno Federal. Entonces, a Pemex se le tiene que poner una administración profesional y que no esté casada ni con obsesiones ni con prejuicios, sino con esta meta de energía suficiente, barata y limpia. Lo mismo pasa con CFE.

¿Y hacia dónde juegan ahí las energías renovables? Pues digo, datos. Una unidad, para no meterme que si es megawatt o kilowatt, una unidad hoy que se genere con energías renovables, cuesta más o menos 500 pesos esa unidad.

Si la produces con combustóleo, que además es tremendamente sucio y contaminante, vale algo así como 5,500. En México, no solamente deberíamos de contener los precios de la electricidad, podrían significativamente bajar. Entonces, Pemex y CFE bien administradas y en colaboración con el sector privado, deben de dar energía suficiente, barata y limpia al país.

Fernando Solís

Gracias, Enrique. Sobre el nearshoring, ¿cuál es su estrategia para impulsar y aprovechar el nearshoring y, además, reducir los cuellos de botella que existen en este momento?

Enrique de la Madrid

¿Cómo no? Decía yo que vivimos, cuando menos, tres fenómenos que son fundamentales, decía yo cambio climático, con todos los riesgos que tiene para el país. Pero en el caso nuestro, además, con una enorme repercusión en la falta de agua y en una ampliación de las sequías en muchas partes de México. Decía este otro tema de que también estamos con esta relocalización, que yo creo que es una gran oportunidad para México, una gran oportunidad. Este fenómeno que viene, en gran medida viene pues por problemas de geopolítica, un conflicto entre Estados Unidos y China. Ahora también, por qué no decirlo, la invasión de Rusia a Ucrania. También tiene que ver con la cuestión demográfica. Somos un país con mucho más jóvenes que otras sociedades que se han envejecido. Estamos al lado de la economía más grande del mundo.

Todo esto hace que esta relocalización para nosotros, debiéramos ser de ser uno de los países más favorecidos, pero hasta el momento no lo hemos sido. En algunos países asiáticos, ha habido ya un crecimiento del empleo en cerca de 75 millones de personas como consecuencia de la relocalización. Y en México no hemos generado ni 2 millones de nuevos empleos. Entonces, ¿qué se necesita?

Primero, Estado de Derecho. ¿Qué quiere decir? que las reglas del juego se respeten. Si estamos en un TLC, ahora un T-MEC, lo respetamos. No podemos estar cambiando las reglas del juego porque entonces no llega la inversión. Segundo tema, seguridad. El problema, yo creo, uno de los temas que más desalientan a las nuevas inversiones, pues es la seguridad también o la falta de seguridad. Algunas empresas me han comentado que dado el riesgo en las carreteras, hoy en día les han dicho a muchas de las empresas: Oye, no circules más allá de entre 8:00 de la mañana y 12:00 del día. Ridículo, no puede ser. Energía, que ya comenté, se ha vuelto en sí mismo un obstáculo. Muchas empresas sí compran un terreno, pero no les está pudiendo garantizar la CFE el acceso a la energía. Y esto no es un problema técnico, es un problema ideológico. El Gobierno actual detuvo el desarrollo de las energías renovables para al final del día fortalecer la posición del Estado. La energía es un obstáculo. Infraestructuras se necesitan más puertos, más carreteras, más ferrocarriles, más agua. La infraestructura es un tema

fundamental y también hay que invertir. Y lo último, talento. Y digo talento, el último, quizá en orden, pero no en importancia.

Al final del día, la gente también quiere en México encontrar a mexicanos preparados con las habilidades necesarias para poder justamente incorporarse a estas nuevas empresas. Entonces, estas son las cinco cosas sobre las que hay que trabajar. Si queremos que la relocalización sea una realidad y no, como hasta el momento parece, una especie de oportunidad perdida. Sí, sí están llegando inversiones a México, pero de esas inversiones que han llegado, solamente el 7% son inversiones nuevas. Lo demás prácticamente han sido inversiones de empresas que ya estaban establecidas en México y que simplemente están reponiendo la depreciación de su capital.

Alejandro Padilla

Gracias, Enrique. Yo creo que hay otro eje bastante importante dentro de las políticas públicas, que es justo la política laboral y está muy asociado con lo que acabas de mencionar en términos del nearshoring. En ese sentido, ¿qué estrategia seguirán en términos del impulso al empleo, el salario mínimo, las horas de trabajo en la semana y las pensiones?

Enrique de la Madrid

Yo creo que la primera preocupación que yo creo que tienen los trabajadores es preservar sus fuentes de empleo. Y yo creo que eso es algo que también tenemos que ser cada vez más claros con ellos, directamente hacerles ver. Eso es lo que puede ser una maravilla en los años por venir o puede ser, francamente, un escenario de frustración. Si nosotros logramos traer muchas más empresas, más inversiones en nuestro país y también logramos coordinar que se incorporen en estas cadenas, en las pequeñas empresas, a estas cadenas de producción, pues habrá empleo.

Y este empleo, además, ya está pasando a una siguiente fase, que es: el bono demográfico en México ya va de salida, la población en México empieza a envejecer. Y ahí hay una parte positiva, que es cuál, pues que ya no tienes a nueve personas detrás de ti queriendo tu empleo por un salario menor. Por eso los salarios van a ir al alza. Inevitablemente, los salarios ya van al alza, entre otras cosas, por un fenómeno demográfico. ¿Qué necesita entonces este empleo?

Capacitación, habilidades. Los trabajadores en México necesitan, después de su fuente de empleo, capacitación, habilidades para estos nuevos empleos, empleos dignos, mejor pagados.

Queremos traernos empresas más sofisticadas. Si queremos pagar mejor, tiene que ser una economía de mucho mayor valor agregado. Un tema que es muy importante en el cual hay que trabajar son estos temas también, por ejemplo, de la vivienda. Cuando recorres el país, uno de los grandes problemas es una vivienda. Se quitó el subsidio que recibían los trabajadores, sobre todo de bajos ingresos, para hacerse de viviendas populares. Y hoy en día lo que no hay es viviendas populares. Otro reclamo de los trabajadores es la salud. O sea, la salud. Estamos nosotros, los trabajadores formales, las empresas contribuyen por parte de ellos, contribuyen en pagar las cuotas al IMSS para, entre otras cosas, tener servicios de calidad en materia de salud.

Hoy son pésimos, no los atienden, no los reciben, no les dan recetas y no les dan medicinas.

Entonces, para los trabajadores, la salud es fundamental también, es uno de los requisitos fundamentales. Y luego sí, creo que tenemos que trabajar en un sistema de pensiones que al final del día sí le garanticen a todos los mexicanos, y ahí digo a todos, el que puedas tú jubilarte con una pensión digna. Hoy muchas personas no alcanzan ni siquiera las semanas de cotización, las que están en la economía, digamos, con prestaciones.

Y para qué hablar de los mexicanos que ni siquiera están en la economía formal. Yo diría que toda la economía tiene que tener como objetivo el bienestar de los trabajadores y que la empresa es un medio y el objetivo es mejorar la calidad de vida de los mexicanos y particularmente los trabajadores de nuestro país.

Fernando Solís

Gracias, Enrique. Entramos a la última pregunta con un poquito menos de tiempo, si la acotamos a un poquito menos de dos minutos. Y es un tema relacionado que es la economía informal.

¿De qué manera en su proyecto plantean reducir los niveles de informalidad en la economía mexicana?

Enrique de la Madrid

Yo creo que lo hemos intentado de muchas formas y evidentemente hemos fallado. Como decía yo en alguna otra pregunta que cerca del 60% de los empleos en México están en esta mal llamada economía informal. El 90 y tanto por ciento de las empresas también, la mayoría son PyMEs y la mayoría de ellas también son informales. Yo creo que lo que hemos hecho, y aquí sí seguimos un poco las líneas de la reflexión de Santiago Levy, es que le hemos puesto muchas dificultades a la formalidad y a veces hemos subsidiado la informalidad. Me explico. A las empresas formales, pues pagan el IMSS y pagan el ISSSTE, más bien el IMSS. Pagan también lo que es el Infonavit, pagan impuesto a la nómina. Y muchos de estos que son costos para las empresas, no necesariamente son cosas que favorecen al trabajador. En cambio, estás en la economía informal y como justamente no tienes acceso a la salud, entonces creamos incluso un seguro popular, generas una serie de programas sociales para apoyarles. Entonces, un poco la

reflexión es que le hemos puesto impuestos a la formalidad. Yo creo que tenemos que hacer reflexiones sobre nuestra parte fiscal, sobre nuestra parte laboral y sobre nuestro sistema de Seguridad Social para quitar la carga excesiva que implica hoy en día formalizarte en el país.

Entonces, más que castigar la informalidad, como normalmente se pide, creo que lo que hay que incentivar es la formalidad, hacerlo más fácil, hacer lo más atractivo y de esa manera, pues hacer lo que finalmente no hemos podido hacer en estos años, que es hacer una economía donde todos contribuyamos igual, porque todos queremos tener los mismos beneficios.

Fernando Solís

Clarísimo, Enrique. Muchas gracias. Pues con esto cerramos las seis preguntas.

Alejandro Padilla

Gracias, Enrique, por tus comentarios. Y ahora pasemos a la sección de Gurú Económico, en donde siempre le pedimos a nuestros invitados una recomendación de un libro. Y en esta ocasión, Enrique, ¿qué libro te gustaría recomendarnos?

Enrique de la Madrid

Pues mira, primero, sobre todo, si nos gustan los temas económicos, a mí de los libros que más me ha gustado, el primero de Thomas Friedman, este del mundo es plano, The World is Flat, que tiene su libro desde hace más de 10 años, pero me parece que empezó a dar un poco la idea de hacia dónde iban estos cambios y luego quizá su segunda versión, que si no me falla el nombre, se llamaba Gracias por Llegar Tarde, también es de Thomas Friedman. Me gustó a mí muchísimo un libro de Lee Kuan Yew, que es Del Tercer al Primer Mundo, que demuestra cómo Singapur sí pudo. Y yo creo que los mexicanos tenemos que generar la convicción de que nosotros sí podemos, pero para hacerlo pues tenemos que hacer cosas parecidas. No, aquí no es el mundo de desearlo, no es el mundo de decretarlo, sino que finalmente pues hay que trabajar en ese sentido. Y yo creo que pues México tiene un enorme potencial, pero pues hay que  ponernos las pilas, hay que fijar las metas de manera muy clara. Y aquí hay referencias y aquí hay ejemplos internacionales de cómo muchos países han pasado del tercer mundo al primer mundo.

Y sobre todo, ¿qué tenemos que hacer nosotros para sacar provecho en esta nueva economía del conocimiento.

Alejandro Padilla

Pues muy buenas recomendaciones, tanto la de Thomas Friedman como la de Lee Kuan Yew.

Así que muchísimas gracias y también agradecemos todos los comentarios que hiciste a lo largo de las preguntas, Enrique.

Enrique de la Madrid

Pues gracias por mi examen profesional.

Fernando Solís

Agradecemos mucho a Enrique de la Madrid Cordero, Coordinador del Plan de Gobierno de Xóchitl Gálvez, candidata de la Coalición Fuerza y Corazón por México a la Presidencia de la República. Gracias Enrique por tu presencia en esta edición especial de Norte Económico.

Enrique de la Madrid

Gracias por la oportunidad y gracias Alejandro, gracias Fernando. Y les mando un saludo muy afectuoso de parte mía y también de Xóchitl Gálvez.

Alejandro Padilla

Gracias, igualmente.

 

 

Reportacero

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Botón volver arriba