Colaborador Invitado

Que yo sea la ley

Erigido en un monarca absolutista, sólo el voto ciudadano se puede quitar de encima a la dictadura en ciernes. Fíjese donde pone la cruz a la hora de votar porque luego la va a cargar.

ACCIONES Y RAZONES/Efraín Klériga/Abril 26, 2024

Como la Suprema Corte de Justicia de la Nación no ha dejado de demostrarle que la Ley sí es la Ley y además no dejaron pasar denuncias contra su exministro carnal, Andrés Manuel López Obrador quiere que la Constitución lo nombre soberano absoluto.

En su últimas deformas constitucionales el déspota busca que la Corte no pueda amparar a los ciudadanos contra actos abusivos de gobierno y que él tenga el poder de perdonar a cualquier delincuente que le venga en gana ¿Incluso un magnicida?

Lo que busca es que la Corte no pueda intervenir para frenar abusos gubernamentales y que no sea la última instancia para juzgar delitos federales porque si condenan a alguien que él no quiera, tendrá el poder de perdonarlo.

El gobierno del macuspano no solamente ha depredado Constitución, también ha depredado hacienda pública, ha atacado a los organismos autónomos, le rompió la columna vertebral a la administración pública federal y super endeudó al país.

También ha deteriorado la imagen de México en el exterior, se ha peleado con los principales socios comerciales y ha adoptado con recursos políticos, legales y económicos de todos los mexicanos, a las dictaduras genocidas de América Latina.

Buscó una forma ilegítima para esconder la rendición las cuentas de sus obras faraónicas: su refinería, sus trenes, su aeropuerto, su línea aérea y el gasto de la Presidencia de la República, con lo que ha mostrado claramente que es un tramposo.

Dilapidó los fondos de estabilización heredados, renegoció créditos a punto de saldarse, substrajo el dinero de fideicomisos, incluidos los de emergencia como el Fonden o de atención médica inaplazable como el de gastos catastróficos, y ahora va por el dinero de trabajadores.

Podría apostar doble contra sencillo a que el dinero que saquen de los Afores, en dado caso que no los frene la Corte, lo van a usar para el gasto del Gobierno y luego por ahí van a darle una pellizcada para aparentar que sí están cumpliendo.

La Cuarta Transformación es el gobierno más caro que hay tenido México y además de los fondos robados el daño a la estructura legal y administrativa es tan enorme, que serán necesarios dos sexenios para remediarlos.

Aunque la suma de recursos utilizados es difícil de precisar, se puede pesar que sumados a los 6.2 billones de deuda que dejará, está otro billón de fondos de estabilización y fideicomisos y otro billón de créditos ya casi pagados y de recortes al gasto programable.

El asalto al ahorro o afores de trabajadores es un vil robo digan lo que digan sus sicarios legislativos y los zombis levantadedos en el Congreso Federal, porque es quitarle a la gente de sus cuentas y meterlas a un fondo opaco sin reglas de operación.

En el camino, para poder robar y dejar robar a sus hijos, familiares, colaboradores cercanos que conocen los muchos cadáveres que tiene AMLO en el closet, el macuspano desbarató la estructura de la administración pública federal.

Entidades como las procuradurías del Consumidor, de Protección al Medio Ambiente, para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, de la Defensa de los Contribuyentes, y la Comisión Forestal fueron desarticuladas y coptó a la ASF.

La Conafor redujo su presupuesto en 80 por ciento, la Profepa nadie sabe si aún existe, y la Profeco, Prodecon y Condusef cerraron más de la mitad de oficinas, y aunque dicen atender digitalmente, rara vez contestan una denuncia y mucho menos emiten un acuerdo.

También han sido dañados los organismos autónomos y los efectos son notorios en este proceso electoral porque el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación rechazan actuar contra abusos del Presidente.

En el Congreso, la Auditoría Superior de la Federación dejó de auditar cuentas sensibles y en todo caso no emite los resultados de auditoría en donde le pueda doler al Presidente o pueda derivar en responsabilidades penales para sus cercanos.

En 2018 el portal del gobierno federal y las dependencias solamente podía subir la información de apoyo administrativa, ahora hay programa de televisión donde se prometen programas sociales a diario y pasan vídeos.

La realidad es que como alguien escribió en la red: “Fíjese donde pone la cruz a la hora de votar porque luego la va a cargar al menos seis años”.

User007@mxpress.mx

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba