Lo Más NuevoMineriaSiderurgia

Cumple Ternium compromiso ambiental con restauración de Mina Cerro Náhuatl

16 de abril de 2024.- De acuerdo con Carlos Cavazos, Ingeniero de Medio Ambiente en Ternium Minas, la parte ambiental de la restauración de la Mina Cerro Náhuatl, consistió en estar haciendo mediciones ambientales, y se demostró en cualquiera de los casos –aire, agua o los materiales pétreos– que no tienen ningún impacto de contaminación a la fecha.

“El proyecto de restauración de la Mina Cerro Náhuatl, donde Ternium cesó operaciones hace más de 10 años, es un ejemplo de nuestro compromiso con el desarrollo ambiental sustentable y con las comunidades donde estamos presentes”.

Ubicada en Coquimatlán, Colima, esta mina estuvo en operaciones durante varios años; tras su cierre, Ternium decidió implementar un programa de restauración en la zona, que concluyó en 2023. Como parte de los trabajos realizados, se sumaron 88 hectáreas forestales al predio y se reforestaron 150 mil árboles nativos, entre ellos parota, rosa morada, primavera, cóbano, guamúchil y guaje. Puedes ver los detalles en este video.

También se registró un proceso de revegetación natural en la zona gracias a los esfuerzos de conservación y a la protección contra incendios y corta. Por otro lado, se ha observado la presencia de 180 especies animales, como reptiles, aves y mamíferos.

“En general la fauna nos ha ayudado a la diversidad, ya que en sus traslados acarrean semillas y esto también apoya fuertemente a la regeneración natural en el área de conservación”, dice Jessica Oseguera, supervisora de Monitoreo de Medio Ambiente en Ternium Minas.

En cuanto a la conservación del agua, tras el cierre de operaciones de la mina el lago de la zona recuperó su nivel natural, cuya calidad se ha garantizado a través de análisis físicos y químicos periódicos.

“En las temporadas de mayor seca, que no hay agua alrededor en los ríos, ni en las lluvias o en pequeñas pozas, la fauna silvestre viene de fuera, llega al lago a tomar agua y esa es su fuente principal de abastecimiento e hidratación”, dice Carlos.

Nuestras comunidades también se suman al cambio

El Programa de Puertas Abiertas, que recibe a los familiares de las y los colaboradores de Ternium en distintas instalaciones, también se extiende a miembros de las comunidades donde la compañía está presente y a estudiantes de instituciones con las cuales tiene convenios educativos. Fue así como 11 estudiantes de la licenciatura en Biología de la Universidad de Colima tuvieron la oportunidad de explorar el proyecto de restauración de la Mina Cerro Náhuatl, donde apreciaron de primera mano la regeneración de la flora y fauna.

“Tenía la visión que se iba a ver perturbado, que iba a ver cosas de metal, maquinaria, manchas de combustible que utilizaron en su proceso, pero me sorprendí al ver el proceso de restauración de flora y fauna; superó mis expectativas”, dijo María Fernanda Santos, una de las visitantes.

“Quizá antes de esta visita pensaba que un biólogo no tiene espacio en esta industria, pero al ver el trabajo que aquí se hizo, ahora creo que hay mucho campo de trabajo en cuanto a rescate, monitoreo y trabajo de investigación, donde pueden surgir muchos datos”, concluyó Francisco Suárez, otro de los estudiantes que acudieron a la zona.

 

 

Reportacero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba