Economia y PoliticaNacionales

Refrendan empresarios compromiso con la reducción de la contaminación plástica

El Consejo Coordinador Empresarial presenta ante el Senado de la República el 4° Informe del Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México

El Consejo Coordinador Empresarial, a través de su Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable (CESPEDES), presentó en el Senado de la República, el 4° Informe del Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México, como parte del compromiso del sector privado de ser corresponsable en la gestión y manejo de los residuos plásticos en nuestro país.

Este Acuerdo Nacional, firmado a finales de 2019, representa el primer esfuerzo voluntario de la industria ratificado por un órgano legislativo a nivel nacional, relacionado al manejo y reducción de la contaminación plástica, en el que diversas empresas, asociaciones civiles y académicas se comprometen a eliminar los plásticos innecesarios, e incrementar el reciclaje y circularidad de los plásticos aprovechables.

La presentación del informe fue encabezada por el Ing. José Ramón Ardavín Director Ejecutivo de CESPEDES; y Montserrat Ramírez Bobadilla, Directora de Sustentabilidad de ConMexico, con la participación del Presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, el Senador Raúl Bolaños-Cacho Cué; y el Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, el Senador Jorge Carlos Ramírez Marín.

Entre los logros expuestos en el informe, resalta que se superaron las 60 mil toneladas anuales de eliminación de plásticos innecesarios, sumando para este año un acumulado de más de 200 mil toneladas eliminadas en los últimos 4 años, destacando la sustitución por otros materiales u otros plásticos más reciclables o aprovechables, la remoción parcial o total y los envases retornables.

Asimismo, se consolidó el avance en la meta de acopio, alcanzado un 37% en promedio, del total de plásticos reportados para envases y empaques, por encima de la meta fijada para 2025; y datos de la Asociación ECOCE indican que se ha alcanzado un 60% de acopio de PET, superando los niveles de Norteamérica y del promedio de la Unión Europea, consolidando el liderazgo de México en este rubro, y avanzando hacia la meta del 70% de este plástico para el 2025.

En tanto, el número de empresas participantes en el reporte se mantuvo en el promedio de 80; sin embargo, continúa aumentando el volumen anual de plástico reportado que se utiliza en empaques y envases, alcanzando 1.6 millones de toneladas, que representaron el 53%. Con este porcentaje del mercado de envases y empaques plásticos, el Acuerdo Nacional se consolida como uno de los más importantes instrumentos de reporte voluntario a nivel mundial, por encima de sus similares en América, y solo por debajo del Pacto de Reino Unido, que alcanza niveles del 75% de ese mercado.

Con estos avances, la cadena de valor de los envases y empaques plásticos en México se ubica entre los líderes a nivel global, incluyendo inversiones acumuladas en infraestructura que superan los 5,400 millones de pesos; y más de 130 millones en proyectos de responsabilidad social, incluyendo acciones en favor de más de 50 mil personas acopiadoras o recuperadoras de residuos, así como campañas educativas y de información que suman más 1300 millones de impactos, durante los últimos 4 años.

“Los avances presentados por el sector empresarial, reafirman el compromiso que tiene la industria en su transición a una circularidad de los plásticos, destacando las metas establecidas para el 2025, que se han cumplido anticipadamente durante este año: 30% de acopio y 20% de contenido de material reciclado como materia prima que sustituye materia prima virgen, en promedio, en todos los envases y empaques plásticos. ”, destacó el Director Ejecutivo de la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable.

El senador Bolaños-Cacho aseguró que, desde el Senado, “queremos desacoplar la economía mexicana de las emisiones de gas de efecto invernadero, alcanzar emisiones cero, reducir nuestra dependencia de los hidrocarburos que se ha usado en exceso y ha dañado, tanto al ambiente, como a la salud de todas y todos los mexicanos. En la Comisión estaremos muy pendientes para conocer los resultados de este informe, saber cuáles son los avances y los retrocesos, en qué se debe de apretar el paso y en qué podemos colaborar con la ciudadanía en general”, dijo.

Por su parte, Montserrat Ramírez Bobadilla, Directora de Sustentabilidad de ConMexico, explicó a detalle los avances de los compromisos firmados en 2019 por parte de la industria, y subrayó que fue fundamental establecer metas claras y ambiciosas para pasar de un modelo lineal, en el que sólo se produce, se consume y se desecha; a un modelo circular, en el que los materiales son valorizados a lo largo de su ciclo de vida.

El Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología enfatizó que “para mí, como senador, y para mis compañeros es muy relevante venir y dar cuenta de avances, de logros. Las leyes sólo sirven cuando hay un compromiso y estas iniciativas son fundamentales para el sistema jurídico mexicano. Se encuentran ya en calidad de minutas en la Cámara de Diputados, sigue ahora el impulso político para que ahí también se aprueben. Y yo creo que los datos que ustedes hacen públicos hoy, son parte de ese impulso político, porque son metas que se han cumplido y que se han cumplido más allá, lo que merece todo el reconocimiento por parte del Senado”, señaló.

Finalmente, José Ramón Ardavín refrendó la visión de Dimensión Social del sector privado al contribuir, a través de propuestas de política pública en materia de sustentabilidad, a la reducción de la contaminación plástica, e hizo énfasis en la necesidad de invertir en la economía circular, así como de contar con una legislación armonizada a nivel nacional; infraestructura suficiente; estímulos fiscales para implementación de la circularidad; campañas conjuntas de comunicación y educación para concientizar en la necesidad de la separación de los residuos y su recolección selectiva para su posterior aprovechamiento; y fortalecer la responsabilidad compartida de todos los actores: empresas, sociedad y gobierno.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba