Colaborador Invitado

Regresan los fantasmas de la Revolución Mexicana   

Uno de los temas más relevantes para la industria y para la clase política en México es la propuesta de Claudia Sheinbaum de eliminar cualquier tipo de reelección, lo que sorprendió a legisladores de todos los partidos, incluidos los de Morena, desatando fuertes críticas.

Sin duda, es uno de los temas que pondrá a prueba el liderazgo de la candidata al interior de su partido y, en caso de llegar a la presidencia de México, puede provocar rupturas y desacuerdos al interior de la 4T.

Los políticos que están a favor de la reelección legislativa argumentan que contribuye a la profesionalización del trabajo parlamentario, además de que permite cumplir y desarrollar agendas. Mientras que los que están en contra argumentan que frena la formación de nuevos liderazgos y genera una mayor lealtad a los partidos -que al final definen quién tiene derecho a reelegirse- y no a la ciudadanía. 

Es una propuesta muy importante para la industria en México, debido a que la reelección en el legislativo permite el seguimiento puntual de las iniciativas y “destrabar” los temas que muchas veces se quedan atorados por el cambio de legislatura. Un ejemplo de ello es la Ley de Economía Circular, que actualmente está en el olvido en la Cámara de Diputados. Sin embargo, la reelección de algunos diputados que han seguido el tema y la llegada de senadores que ya la aprobaron permitirá que finalmente salga adelante. 

La reelección en México es un tema muy sensible, tanto así que llevó al pueblo a levantarse en armas hace más de 100 años. Sin embargo, el sistema político mexicano se encargó de perfeccionar una maquinaria electoral para perpetuarse en el poder por siete décadas, a pesar de las cientos de elecciones municipales, estatales, federales, legislativas, presidenciales. El sufragio existió, pero nunca fue efectivo y la reelección existió disfrazada de partido político. Por ello y tomando como ejemplo a las grandes democracias que permiten la reelección en algunos cargos público, es preferible mantener la reelección y  perfeccionar el marco regulatorio. Se tienen que fortalecer las instituciones que aseguran la democracia y con ello perder el miedo a los fantasmas de la revolución.

 

Antonio Bujdud V. es licenciado en Política y Gestión Social con estudios de Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana de la Ciudad de México. Cuenta con una Maestría en Administración y Alta Dirección en la Universidad Iberoamericana y diversos cursos y diplomados en Relaciones Institucionales y Comunicación Corporativa. Con más de diez años de experiencia en el sector siderúrgico.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba