Lo Más NuevoSiderurgia

Retrocede 2.7% producción de acero en España

27 de marzo de 2024.- La producción de acero de España cayó un 2.7% en 2023 a 11.26 millones de toneladas métricas en comparación con 2022, lo que indica desafíos en la industria.

Con una producción mensual promedio de 938,500 toneladas métricas, un descenso interanual del 2.69%, las 17 empresas siderúrgicas españolas operaron con una utilización de su capacidad del 51.3% mientras persisten las débiles condiciones del mercado en medio de altos costos y presiones de importación.

La industria siderúrgica española, un engranaje fundamental en la capacidad manufacturera del país, se ha topado con aguas turbulentas, y las cifras de producción para 2023 pintan un panorama aleccionador. Según los últimos datos, la producción de acero en España se contrajo un 2.7% respecto al año anterior, hasta los 11.26 millones de toneladas, un duro recordatorio de los retos que enfrenta la ferrería ferrosa.

La producción mensual promedio de acero para el año se situó en unas modestas 938,500 toneladas métricas, una disminución del 2.69% en comparación con el período correspondiente en 2022, cuando la cifra fue más sólida de 964,420 toneladas métricas. Esta contracción pone de relieve los obstáculos que enfrentan las empresas siderúrgicas españolas, que suman la impresionante cifra de 17 en todo el país.

Entre los actores destacados del panorama siderúrgico español se encuentran titanes de la industria como Megasa Siderúrgica Narón, ArcelorMittal Asturias, ArcelorMittal Olaberria-Bergara, Celsa Global Steel Wire Santander y Sidenor Aceros Especiales Basuri, cada uno con importantes capacidades de producción que van desde 700,000 toneladas métricas hasta 4.2 millones. toneladas métricas por año.

En conjunto, estas 17 empresas siderúrgicas tienen una impresionante capacidad de producción combinada de 21.94 millones de toneladas métricas por año. Sin embargo, la cruda realidad es que en 2023, este formidable poder industrial operó con una utilización de capacidad de apenas el 51.3%, un testimonio de los vientos en contra que azotan al sector.

La causa fundamental de este desempeño mediocre puede atribuirse a las débiles condiciones del mercado que han persistido desde la segunda mitad de 2022. La industria siderúrgica europea se ha visto atrapada en una tormenta perfecta, lidiando con costos de producción vertiginosos y al mismo tiempo lidiando con una tibia economía interna. demanda de productos de acero, exacerbada por una avalancha de alternativas importadas más baratas.

En respuesta a estos desafíos, muchas empresas siderúrgicas se han visto obligadas a implementar reducciones de capacidad, una medida estratégica destinada a reequilibrar la dinámica de la oferta y la demanda y estabilizar los precios. Este enfoque sensato, si bien es necesario para la supervivencia, ha conducido inevitablemente a una contracción de los niveles generales de producción.

Mientras la industria se enfrenta a estos formidables desafíos, todos los ojos están puestos en los próximos meses, y las partes interesadas esperan ansiosamente señales de un cambio de rumbo. La resiliencia del sector siderúrgico español, forjada a lo largo de décadas de innovación y adaptación, sin duda se pondrá a prueba mientras navega por este turbulento panorama.

Si bien el camino por delante está plagado de incertidumbres, el espíritu indomable de las empresas siderúrgicas españolas sigue intacto. Al adoptar la innovación, optimizar la eficiencia y aprovechar su experiencia colectiva, estas empresas están preparadas para capear la tormenta y emerger más fuertes, reafirmando la destreza de la nación en el ámbito mundial del acero.

La contracción de la producción de acero de España en 2023, una caída del 2.7% en comparación con el año anterior, es un claro recordatorio de los desafíos que enfrenta la industria. Acosadas por las débiles condiciones del mercado, el aumento de los costos y las presiones de las importaciones, las 17 empresas siderúrgicas de España operaron con una utilización de su capacidad de apenas el 51.3%, muy lejos de su potencial colectivo de 21.94 millones de toneladas métricas por año.

 

 

Reportacero

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba