Economia y PoliticaLo Más Nuevo

Retroceden 1.53% exportaciones en enero

27 de febrero de 2024.- En enero las exportaciones se contrajeron 1.53% anual, retrocediendo por segundo mes consecutivo, como consecuencia de la caída de 1.65% de las exportaciones no petroleras, que representan el 93.5% de las exportaciones totales.

Al interior, la caída estuvo explicada por las exportaciones manufactureras que se contrajeron 2.01% anual, ante la caída de las exportaciones automotrices de 6.94% anual, la más profunda desde febrero del año pasado.

El resto de las exportaciones manufactureras mostró un crecimiento de 0.56%. Si las exportaciones automotrices no hubieran caído y en su lugar hubieran mostrado al menos un crecimiento nulo (0.0% anual), las exportaciones manufactureras hubieran crecido 0.35% anual y las totales 0.54%. Esto hace evidente que la caída de las exportaciones totales se debe al componente de exportaciones automotrices.

El deterioro de las exportaciones automotrices se espera sea temporal y está asociado con la menor producción automotriz en México a finales del 2023, pues en diciembre se produjeron 215,923 unidades, registrando una caída anual de 9.86%.

La menor producción automotriz en diciembre del 2023 estuvo explicada principalmente por la siguientes armadoras: Toyota (-89.7% anual), Audi (-45.0%), Volkswagen (-35.0%) y General Motors (-20.2%), debido a ajustes en su producción al cierre del año. En enero del año en curso se observó un rebote y la producción automotriz en México creció 9.54% anual, elevando la probabilidad de que las exportaciones automotrices registren un mejor desempeño en febrero.

Por otro lado, las exportaciones petroleras, que representan 6.5% de las exportaciones totales de México, registraron un crecimiento anual de 0.18%, luego de caer durante dos meses consecutivos. El crecimiento de enero está asociado con un efecto matemático de baja base de comparación y no con una mejoría en este tipo de exportación, pues en 2023 cayeron 14.76% anual.

En resumen, la caída de las exportaciones totales de enero estuvo determinada por la caída del componente automotriz, que se espera muestre un repunte en febrero. Sin embargo, es importante mencionar que las exportaciones totales han mostrado debilidad desde septiembre del 2023, debido a: 1) debilidad de la producción manufacturera en Estados Unidos que se contrajo 0.1% mensual promedio durante el cuarto trimestre del 2023 y cayó 0.5% mensual en enero del 2024 y 2) la apreciación del peso, pues entre enero del 2023 y enero del 2024, el peso se apreció 9.96% frente al dólar, restando competitividad a las exportaciones.

Importaciones totales

Las importaciones totales se contrajeron 0.95% anual, acumulando dos meses a la baja. Al interior, la caída sigue explicada por las importaciones de bienes intermedios que retrocedieron 4.04% anual, acumulando 11 meses consecutivos de caídas a pesar de la apreciación del peso. Por su parte, las importaciones de bienes de consumo crecieron 1.47% anual y las de bienes de capital crecieron 21.64%, siendo la mayor tasa desde julio del 2023.

La caída de las importaciones de bienes intermedios es consistente con un debilitamiento de la industria manufacturera en México al comienzo del año. De hecho, los datos disponibles a diciembre de la actividad industrial, muestran que la producción manufacturera se contrajo 1.25% mensual en ese mes, acumulando tres meses consecutivos de caídas, mientras que a tasa anual la producción se contrajo 2.34%, el mayor retroceso desde septiembre del 2020 y acumula dos meses de caídas consecutivas, algo que tampoco había ocurrido desde el 2020 (periodo entre agosto del 2019 y septiembre del 2020). La debilidad de las importaciones de bienes intermedios representa un riesgo para la producción manufacturera distinta al sector automotriz y también es un riesgo para el crecimiento de las exportaciones manufactureras.

Finalmente, el crecimiento de las importaciones de bienes de capital (+21.64% anual) está impulsado por la oportunidad de nearshoring. A pesar de que esta oportunidad no está siendo aprovechada por completo, este tipo de importaciones acumula 36 meses consecutivos de crecimiento anual (3 años), con un crecimiento anual promedio de 21.62%.

Déficit de la balanza comercial

En enero la balanza comercial mostró un déficit de 4,314.6 millones de dólares, siendo el mayor para un mes igual desde 2022. Lo anterior se debió principalmente a la balanza no petrolera, que mostró un déficit de 3,591.72 millones de dólares, mientras que la balanza petrolera mostró un déficit de 722.93 millones de dólares, el menor para un periodo igual desde 2014.

En enero las exportaciones registraron una caída mensual de 2.53% (Cuadro 2), reanudando la tendencia a la baja observada en la segunda mitad del 2023 y siendo la mayor caída mensual desde abril del 2023. Al interior, las exportaciones petroleras crecieron 5.70% mensual, mientras que las no petroleras se contrajeron 3.01%, resultado de las exportaciones manufactureras que se contrajeron 3.42% mensual. La caída de las exportaciones manufactureras está explicada por las automotrices que se contrajeron 8.93%, siendo el mayor retroceso mensual desde abril del 2023. Las exportaciones del resto de manufacturas también se contrajeron, pero solamente 0.19%.

Para dimensionar el efecto de la caída de las exportaciones automotrices, si durante enero hubieran registrado un crecimiento nulo (0.0% mensual), las exportaciones totales hubieran crecido 0.42% mensual.

Por su parte, las importaciones crecieron 1.47% mensual, mostrando un rebote luego de caer durante tres meses consecutivos. Las importaciones no petroleras crecieron 0.46%, impulsadas por las importaciones de bienes de consumo que avanzaron 3.29% mensual y las de bienes de capital que crecieron 3.31% mensual, la mayor tasa desde junio del 2023. Finalmente, las importaciones de bienes intermedios crecieron 0.86% mensual, luego de caer durante tres meses consecutivos. Lo anterior se trata de un rebote y no puede ser considerado como un cambio de tendencia.

Para 2024 se revisa a la baja la estimación de crecimiento de las exportaciones de 6.0% a 5.5%, debido a que las exportaciones inician el año con una tendencia a la baja y sigue observándose debilidad en el componente de manufacturas distintas al sector automotriz. La revisión a la baja de la expectativa es moderada, pues a pesar de la caída (anual y mensual) de las exportaciones automotrices en enero, se espera que la afectación sea temporal.

Cabe recordar que el crecimiento de las exportaciones totales está respaldado en la expectativa de un crecimiento económico de Estados Unidos cercano al 1.9% anual, de acuerdo con un escenario central y a que no se descarta un crecimiento más acelerado cercano a 2.60% en un escenario optimista, impulsado por el gasto público por ser año electoral y por el crecimiento del consumo a través del crédito.

 

 

Reportacero

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba