Latest

Advierten riesgos de contaminación en interiores de los hogares y oficinas

26 de dic. 2019.- Monterrey es una de las ciudades más contaminadas no sólo de México sino a nivel mundial y lo más grave de todo es que mucha gente no sabe que los interiores de casas, oficinas y edificios, están de dos a cinco veces más contaminados que el exterior, señaló Marisa Jiménez directora de Air Care.

Señaló que lamentablemente Monterrey está dentro de las 500 ciudades más contaminadas del mundo, con una calidad del aire crítica, donde predominan ciudades de China y de la India y en su mayoría son asiáticas.

“Principalmente en partículas PM 10 y PM 2.5 que son partículas inferiores que son las que más nos preocupan, porque las podemos respirar y pueden ir a nuestro torrente sanguíneo y afectar órganos vitales”, expresó.

Aseguró que 9 de cada 10 personas respiramos aire contaminado en el mundo según la Organización Mundial de la salud.

Por ello, indicó que ya no es un lujo contar con purificadores de aire, sino una necesidad sobre todo considerando los actuales niveles de contaminación en la ciudad y los efectos en la salud de las personas.

“Tener aire limpio mejora de un 15 a un 17 por ciento las evaluaciones de alumnos qué tienen una buena calidad del aire”, aseguró.

“Cuando cuidas la calidad del aire evitas enfermedades nosocomiales, muchas veces se contagian de otras enfermedades en los hospitales y para los médicos ya es algo muy normal”, comentó.

Air Care se dedica a limpiar el aire interior con el objetivo de mejorar la salud de los ocupantes, ya sea de oficinas, fábricas, viviendas o automóviles.

La empresa regiomontana fabrica filtros de baja hasta alta eficiencia para la limpieza del aire interior, además comercializa purificadores de aire de diversas marcas.

Refirió que fabrican los filtros HEPA, que se utilizan en quirófanos y cuartos limpios y también comercializan purificadores de aire de otras marcas y luz germicida ultravioleta, que es una luz que se pone en los equipos de aire acondicionado, para qué todo el aire que esté pasando a través del equipo se purifique, es decir se limpie de bacterias, hongo y virus totalmente.

Explicó que normalmente el aire exterior se convierten aire interior y luego dentro de las casas u oficinas hay fuentes de contaminación, los mismos seres humanos generan bióxido de carbono, que también es un contaminante y tiene sus efectos.

“Esto influye mucho en la productividad, en la toma de decisiones, en la concentración, etcétera, hay muchos ejemplos de cómo el CO2 nos afecta. Eso es muy importante analizar por ejemplo una escuela o en un hospital”, añadió.

Detalló que hay muchas fuentes de contaminación del aire interior, por ejemplo los equipos eléctricos que generan ozono como subproducto, como las copiadoras y al cocinar se genera contaminación.

“Los productos que utilizamos para limpiar tienen fuertes componentes volátiles como la pintura, alfombras, todo eso forma un cóctel de gases, cuando la gente habla, cuando estornuda, emitimos partículas que pueden contener virus o bacterias y se quedan flotando en el medio ambiente”, indicó Jiménez.

Destacó la importancia de purificar el aire interior, ya que según la asociación norteamericana de Neumología, el 90 por cierto de nuestro tiempo la pasamos en interiores como oficinas, medios de transporte, locales cerrados donde vamos de compras.

“La contaminación en Monterrey es muy fuerte, todos tenemos que luchar para mejorarlo, pero también en los interiores hay cosas que podemos hacer para poder aminorar esto, principalmente en lugares donde hay gente más vulnerable, como niños, personas alérgicas, o con problemas cardiovasculares, o personas de la tercera edad”.

Refirió que hay un síndrome que se llama el edificio enfermo. Cuando sales del edificio te sientes mejor y cuando regresas el edificio vuelven los malestares.

“La contaminación va en aumento en Monterrey desafortunadamente, pero la gente cada vez toma más conciencia para ver qué puede hacer para mejorar la calidad del aire en sus casas oficinas etc.”, añadió.


 

Por César Sánchez


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar