INTERNACIONALES

Sidor «vuela» a la quiebra

24 de febrero.- En Sidor, en promedio, se ha producido acero y sus diferentes productos derivados en 27 de los 54 días que van de 2014. El resto han sido jornadas improductivas, de «no hacer nada» o dedicarse a pequeñas labores de mantenimiento aunque ni siquiera eso ha sido provechoso porque tampoco hay los insumos y repuestos para una verdadera «parada de mantenimiento».

Esta vez, sin embargo, Nicolás Maduro no podrá hacer una «cadena» de radio y TV para amenazar a los trabajadores con militarizaciones o «tomas del pueblo». Tampoco para acusarlos de ser «pagados por funcionarios de la embajada de EEUU», ni culparlos de que «no se puedan construir las viviendas que necesita el pueblo».

Simplemente, la parálisis ­como ocurrió tantas veces en 2013­ no tiene nada que ver con protestas o conflictos laborales sino con la falta de insumos para la producción del acero, es decir, con la incapacidad gubernamental para mantener el normal flujo de trabajo, debido a las enormes y prolongadas deudas con los proveedores.

No hay cal en Sidor. Dicho exactamente, no hay ni dolomita importada ni piedra caliza nacional para que la planta de cal de la propia Sidor fabrique el tipo de cal que es indispensable para las coladas de acero en las acerías de Palanquillas y Planchones, base del resto de la cadena productiva en nuestra siderúrgica. En realidad faltan muchas cosas más. No hay repuestos en muchas áreas.

No hay dinero para cancelar los trabajos de reparación y/o mantenimiento de diversas plantas. No hay equipos de seguridad para trabajar adecuadamente. Solo están en condiciones productivas la mitad de los hornos en ambas acerías.

Pero la falta de cal determina la paralización porque a un proveedor de Canadá en un caso y a proveedores nacionales en otro se les adeudan enormes cantidades de dinero y por muy largos meses ­mas de un año para muchas facturas.

LA PRIMERA INTERRUPCIÓN

A mediados de enero se produjo la primera parálisis que duró cerca de 10 días. Al no haber cal, no salió más acero ni en forma de planchones ni de palanquillas. Los laminadores (planos en frío, en caliente, barras y alambrón) que forman el siguiente eslabón en la cadena sidorista trabajaron unos días mas con el inventario que quedaba.

 

A inicios de febrero aparecieron unas decenas de toneladas de una cal que no es la mejor pero la «arreglaron» todo cuanto pudieron y se sacó algo de producción, pero el 16 de febrero se paralizaron de nuevo las dos acerías hasta el sol de hoy.

En Sidor se dice que quizás este martes pueda reanudarse algo de producción por la llegada de 30 toneladas de cal, pero trabajadores del área creen que repartidas entre ambas acerías eso alcanzará para unas 30 coladas, es decir, día y medio de trabajo. Sidor produjo en el año 2012 1 millón 722 mil toneladas de acero líquido y en 2013 bajó mas hasta 1 millón 550 mil y 170 mil de cabillas.

En 2007, último año antes de la reestatización y antes del «estatismo salvaje» rojo rojito, Sidor produjo 4 millones 300 mil toneladas de acero líquido, 371 mil toneladas de cabillas, arrojó ganancias por 704 millones de dólares y tenía todos los hornos de las dos acerías plenamente activos igual que todos los laminadores En almacén había un stock de repuestos y piezas para más de un año que pronto fue consumido sin reposición.

Hace dos semanas el canciller Elías Jaua negó que hubiera escasez de cabillas y cemento ni una caída de la producción en las estatales sino que el desabastecimiento en las ferreterías se debía al alto poder de compra y consumo que tienen los venezolanos y a la inmensa cantidad de viviendas ­mas de 400 mil al año­ que según él se construyen con la Misión Vivienda.

Entorno Inteligente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar