Lo Más Nuevo

Asciende inversión minera en Sonora a $1,400 mdd en 2013 crece 53% VS 2012

17 de diciembre.- La inversión minera en Sonora ascenderá a 1,400 millones de dólares al cierre de 2013, lo que representa un crecimiento real, eliminando el impacto de la inflación, de 52% contra el 2012, de acuerdo con estimaciones de las propias empresas mineras de esta entidad entre las que destacan firmas como Álamos Gold Inc., Grupo México, Peñoles, Minera Frisco, Timmins, Yamana Gold y Argonaut Gold.

En línea con lo anterior, el valor de la producción mineral del estado se incrementó en diez años en un 423% en términos reales al aumentar de 15,923 millones de pesos a 83,431 millones de pesos, entre 2004y 2013, de acuerdo con la misma información.

“La producción minera de Sonora también va en aumento, y se estima que la producción minera se ubique en 83,431 millones de pesos al cierre de 2013, lo que representa un aumento real de casi 3% contra 2012, de 17% contra 2011 y de 423% en los últimos diez años”, señaló un ejecutivo de una de las firmas mineras que se ubican en Sonora.

Sonora es el principal productor minero en México, representando el 25.3% de la producción total del país, y se ubica por encima de estados como Zacatecas que tiene el 22.8%, Chihuahua con el 10.2%,  así como Coahuila y Durango que ostentan el 6%, en forma respectiva, revelan datos de ProMéxico.

El estado de Sonora es el número 1 a nivel nacional en la producción de oro,  cobre, wollastonita, grafito, molibdeno, carbón y antracítrico, así como el cuarto lugar en México en la producción de plata y fierro.

Actualmente la radiografía mineta de Sonora presenta 40 grandes mineras y 58 pequeñas entre las que se ubican Santa Elena, La Herradura, El Chanate, Mulatos, Cerro Colorado, El Boludo, Mercedes y La Colorada, en la explotación de oro; Cananea, La Caridad, María, Milpillas, Piedras Verdes y Luz del Cobre, en la extracción de cobre; Álamo Dorado en Plata, así como Yavaros, Salina de Lobos y Salinera Kino en Sal, entre otras.

Su perfil minero

Con una extensión territorial de 185 Km2 y una población de aproximadamente 2.6 millones de habitantes, Sonora es el segundo estado más grande del país y sobresale pro estar dotado de una gran y variada mineralización, además de ser poseedor de una larga y colorida historia como estado minero que data de siglos.

Sonora es el principal productor de cobre, el único productor de molibdeno, grafito, wollastonita, carbón antracítico, produce el 28.5% del oro del país y es un importante productor de plata, fierro y de minerales no metálicos.

De una fuerza laboral total en el estado de 705 mil trabajadores, el sector minero proporciona 15,365 empleos, es decir absorbe más del 2% de los empleos disponibles. Los salarios que se pagan a los trabajadores del sector minero son más altos que en cualquier otra industria del estado.

“Las nuevas exploraciones e investigaciones minerales que se llevan a cabo, nos hablan de la gran probabilidad que tendrá la industria minera de Sonora para expandirse y diversificarse; prueba de ello son las cinco nuevas minas que entraron a operar en el período 2008-2011; además se espera que entrarán pronto en operación 10 nuevas minas que ahora son proyectos”, dijo, aunque no detalló más información.

Tendencia minera

Por su parte, la Secretaría de Economía de Sonora indica que la principal tendencia que prevalece en la minería sonorense es la expansión e integración de operaciones mineras existentes para abatir los costos unitarios de operación, por un lado, y la diversificación de la industria mineral, por el otro.

“Este criterio involucra a toda la industria, desde las primeras etapas de exploración hasta la fabricación de productos y artículos utilizando como materia prima los metales que el estado produce”, señala un funcionario de la SE de Sonora.

Destaca que el concepto de la diversificación apunta hacia la era no-metálica, apunta hacia la exploración intensiva de minerales que se sabe existen en Sonora pero que todavía no se explotan, como lo son zeolitas, micas, mármoles, feldespatos, fluorita, etc., aunque ya se explotan las calizas y la barita.

La SE de Sonora indica que es difícil determinar si ya terminó la era metálica en Sonora, sobre todo si se observa que las reservas minerales de Cananea y La Caridad sobrepasan los 6 mil millones de toneladas de mineral con cobre y molibdeno recuperable.

“Es difícil que sea el fin de una era cuando continúan las exploraciones por cobre, oro, plata y molibdeno en el estado. Lo que sucede es que la evolución natural hacia la diversificación se da por razones de sobrevivencia en una industria madura como la nuestra. La diversificación hacia los no-metálicos dará aires nuevos a la industria.

“También debemos considerar la disminución gradual en las leyes de las minas de cobre, hecho que ha sido posible subsanar por la aplicación de nuevas tecnologías a partir de minerales de más baja ley”, explicó el funcionario.

En los últimos años, dijo, ha ocurrido un gran aumento en la cantidad de cobre que se produce por vía hidrometalúrgica, porque esta ruta permite menores costos de producción y también porque contribuye en mayor medida a la preservación del medio ambiente.

Dijo que la industria minera de Sonora, y de común acuerdo con las autoridades federales del ramo, realiza y lleva acciones permanentes para la preservación del medio ambiente, como la siembra intensiva de flora nueva, como la conservación y el cuidado de la fauna de cada región, como la remediación de terreros exhaustos donde vuelve a crecer la vegetación natural y se cumple con la no alteración del paisaje, como la recuperación y reciclado del agua que se utiliza en los procesos metalúrgicos para ayudar a conservar las corriente y los mantos subterráneos.

 

Por Edgar Rivera

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar