Lo Más Nuevo

Negocia gobierno británico con Liberty House la venta de Tata Steel

Londres, 5 abr.- El ministro británico de Empresas e Innovación, Sajid Javid, confirmó que ha iniciado conversaciones con la compañía Liberty House para mediar en la compra de las plantas británicas de la siderúrgica Tata Steel, cuyo cierre amenaza con eliminar miles de puestos de trabajo en el Reino Unido.

A pesar de que el primer ministro, David Cameron, ha descartado la opción de nacionalizar los activos de la siderúrgica india, Javid subrayó que «el Ejecutivo británico tiene un papel que jugar» en las negociaciones y se comprometió a «ayudar» a las partes.

«Lo más importante es que los compradores se están presentando y nosotros estamos dispuestos a trabajar con ellos», señaló el ministro, que recalcó que «hay otros que han mostrado interés» en adquirir el negocio de Tata Steel, además de Liberty House.

Tras reunirse con el consejero delegado de Liberty, Sanjeev Gupta, Javid viajará esta noche a Bombay para conversar mañana con el presidente del grupo Tata, Cyrus Mistry.

«Llevamos semanas y meses hablando con Tata», dijo el ministro, que explicó que espera «coordinarse» con la compañía india para que el Gobierno británico tenga voz en las negociaciones con los potenciales compradores.

El gigante metalúrgico indio, uno de los mayores fabricantes de acero mundiales, anunció la semana pasada su intención de desprenderse de sus activos en las islas británicas, entre ellos la fábrica galesa de Port Talbot, la mayor que opera en el Reino Unido.

Según el Instituto británico para la Investigación de Políticas Públicas (IPPR, en inglés), los planes de la compañía india ponen en peligro 15,000 puestos de trabajo directos y 25,000 indirectos en la cadena de suministros que depende de las plantas de Tata Steel.

El consejero delegado de Libery House afirmó hoy en una entrevista con la BBC que parte de las operaciones de Tata en el Reino Unido generan actualmente pérdidas, pero se mostró convencido de que esa situación «puede ser revertida».

Gupta, que ha confirmado su interés en adquirir las plantas británicas, aseguró que los miles de puestos de trabajo en juego pueden salvarse: «Ese sería definitivamente mi objetivo», aseguró.

La compañía ha justificado su decisión aludiendo al «rápido deterioro» de las condiciones de la industria en el Reino Unido y en Europa debido a factores como los excedentes globales de suministros de acero y los elevados costes.

 

Agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba