INTERNACIONALES

Taiwán recupera el crecimiento en 2014 no exento de riesgos

Madrid, 6 de febrero de 2014.- Crédito y Caución prevé que el PIB de Taiwán crezca un 2,9% en 2014, impulsado por un crecimiento de las exportaciones de la isla por encima del 5%, el consumo privado y una baja tasa de desempleo.

Taiwán atraviesa una creciente integración económica con China. La exportación representa el 70% del PIB de Taiwán, lo que la convierte en una economía estructuralmente vulnerable a las caídas de la demanda global.

Las relaciones con China, que considera a Taiwán una provincia renegada, mejoraron notablemente a partir de 2008 y han seguido ampliándose desde la firma de un marco de cooperación económica en 2010.

En los últimos tres años, el crecimiento de la demanda china ha compensado la pérdida de mercado en Europa, Estados Unidos y Japón. La relación con el continente constituye el asunto de primer orden en la isla, con un escenario polarizado.

Taiwán afronta dos grandes retos a largo plazo: aumentar su productividad y diversificar su economía. La isla logró construir una economía industrial centrándose en la elaboración de productos electrónicos y equipos informáticos, que representan hoy el 28% de sus exportaciones.

Al contar con la electrónica como principal puntal económico, Taiwán sigue siendo muy vulnerable a cualquier distorsión del sector en el mercado mundial. La reorientación de la economía industrial de China hacia niveles superiores en la cadena de valor tecnológico supone una amenaza real para su economía.

No obstante, Taiwán está muy bien situada en factores como la libertad económica y la facilidad de hacer negocios, y es muy competitiva a nivel internacional. En particular, cuenta con mercados laborales y de productos eficientes, así como con un sector financiero muy desarrollado, y con sistemas de salud y educación sofisticados junto con sólidas infraestructuras.

Por consiguiente, mientras no se produzcan importantes distorsiones en el mercado, Crédito y caución prevé que la economía de Taiwán mantenga un crecimiento estable a corto y medio plazo, contribuyendo también a ello la mejora de las relaciones con China, así como la competitividad y ya sólida presencia de las empresas taiwanesas en China continental, en particular en el sector de la tecnologías de la información.

El sector de la electrónica sigue desempeñando un papel dominante. Crédito y Caución prevé que el mercado de la electrónica de Taiwán crezca en torno al 8% en 2013, incluyendo las áreas de crecimiento televisores de pantalla grande, ultra alta definición así como smart phones 4G. En particular, los smart phones registrarán otro año de sólido crecimiento tras un repunte de las ventas en el primer trimestre de 2013, desafiando las tendencias estacionales.

La inflación es actualmente moderada. Sin embargo, Crédito y Caución prevé que los precios de consumo aumenten un 2,0% en 2014 debido a la subida del precio de la electricidad y a la gradual reducción de los subsidios públicos a la energía. El déficit presupuestario, que se sitúa en el entorno de 2,5%, debería reducirse hasta el 2,2% del PIB en 2014.

Taiwán dispone de ingresos públicos bastante reducidos que podrían mejorar aumentando la base tributaria. A principios de 2013 se introdujo un impuesto sobre las plusvalías, pero volvió a retirarse en junio debido a una oposición generalizada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar