Lo Más Nuevo

Definen Asociaciones Acereras de América del Norte prioridades en renegociación del TLCAN

5 de junio de 2017.- El Instituto del Hierro y del Acero de Estados Unidos (AISI) informó hoy que los productores de acero de América del Norte (México, EUA y Canadá) definieron las prioridades para la renegociación del Tratado de Libre Comercio e América del Norte (TLCAN).

 

Indicó que las seis asociaciones de acero de Canadá, México y Estados Unidos, instan a sus respectivos gobiernos a asegurar que las negociaciones del TLCAN incluyan principios clave que den lugar a un incremento del consumo de acero en Norteamérica, a un aumento del comercio regional (intra-TLCAN) y eleven su participación de mercado para los productores del TLCAN.

En una declaración conjunta, que añadimos al final, enviada a los respectivos gobiernos, representantes de AISI, de la Asociación de Fabricantes de Acero (SMA), de la Asociación de Productores de Acero de Canadá (CSPA), la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero de México (CANACERO), la Industria de Aceros Especiales de Norteamérica (SSINA) y el Comité sobre Importaciones de Productos Tubulares (CPTI), resaltaron las siguientes recomendaciones para modernizar el TLCAN:

Reforzar las reglas de origen e incrementar el valor de contenido regional;

Fomentar la cooperación y la coordinación en acciones para el control del comercio desleal;

Establecer rigurosas disciplinas monetarias;

Establecer disciplinas de mercado sobre las empresas estatales (SOEs); y,

Mejorar el funcionamiento y la coordinación de los procedimientos aduaneros y la infraestructura fronteriza.

“El TLCAN ha proporcionado beneficios significativos a las industrias siderúrgicas de Estados Unidos, México y Canadá. Esto se ha dado como resultado el fortalecimiento de las cadenas de valor del sector manufacturero de Norteamérica, especialmente en clientes importantes como lo es la industria automotriz.

“Ha contribuido a incrementar las exportaciones, inversiones y ha ayudado a que la industria siderúrgica se mantenga globalmente competitiva. Si bien, consideramos al TLCAN como un acuerdo exitoso, después de 23 años, podemos modernizarlo y fortalecerlo” declararon las asociaciones.

«Agradecemos la oportunidad de trabajar con nuestros respectivos gobiernos para reexaminar y modernizar el acuerdo”.

A continuación se despliega el texto íntegro de las “Recomendaciones para la actualización de la industria siderúrgica de América del Norte en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte”, emitido por las asociaciones arriba señaladas:

El TLCAN ha proporcionado beneficios significativos a las industrias siderúrgicas estadounidenses, canadienses y mexicanas. El acuerdo ha dado como resultado el fortalecimiento de las cadenas de suministro de manufactura norteamericanas, especialmente con grupos clave de clientes como la industria automotriz de América del Norte. Ha contribuido a aumentar las exportaciones, las inversiones y ha ayudado a la industria siderúrgica a seguir siendo competitiva a nivel mundial.

Desde que entró en vigor el TLCAN, el comercio de productos siderúrgicos entre los países del TLCAN aumentó en 117.2%, más que duplicándose. De hecho, hoy en día la gran mayoría de las exportaciones norteamericanas de acero se realizan dentro de la región -el 97% de las exportaciones canadienses de acero son hacia Estados Unidos y México, el 90% de las exportaciones de acero a Canadá y México y 76% de las exportaciones de acero de México Son para Canadá y los Estados Unidos. En conjunto, el 88% de todas las exportaciones norteamericanas de acero están dentro de la región, haciendo que el comercio libre de aranceles en América del Norte sea crucial para el éxito de la industria.

Reconociendo el valor estratégico de la producción de acero para la región del TLCAN, en 2003 los tres gobiernos del TLCAN crearon el Comité de Comercio del Acero de América del Norte (NASTC) para coordinar acciones del gobierno y la industria para mejorar conjuntamente las condiciones para el crecimiento continuo y la prosperidad del acero en la región.

El proceso de NASTC reúne a representantes gubernamentales e industriales de los tres países para discutir políticas públicas importantes para la competitividad y el crecimiento de la industria siderúrgica del TLCAN.

Las políticas y acciones internas en los tres países del TLCAN deben estar estrechamente alineadas para defender la región del comercio desleal.

Esto incluye: cooperar en los esfuerzos para fortalecer nuestras respectivas leyes de remedio comercial; El desarrollo de herramientas y procesos tales como la aplicación coordinada y el intercambio de información; Abordar la capacidad mundial de exceso de acero mediante la participación conjunta en la nueva Capacidad de Exceso de Acero del Foro Mundial del G20; Y el tratamiento continuado de China como economía no de mercado con fines de cálculo de los recursos comerciales.

La industria siderúrgica de América del Norte considera el TLC como un acuerdo exitoso, pero después de 23 años, uno que también puede ser modernizado y fortalecido. En última instancia, el objetivo debe ser aumentar el consumo de acero en América del Norte, al tiempo que se incrementa el comercio dentro del TLCAN y la cuota de mercado de los productores del TLCAN.

Las siguientes recomendaciones de la industria siderúrgica de América del Norte para mejorar el TLCAN son las siguientes:

Reforzar las Normas de Origen (ROO) y Reforzar los Requisitos del Contenido de Valor Regional (RVC): Los tres países deben acordar los requisitos actualizados ROO y RVC que incentivan la inversión y el crecimiento del empleo en la región. En particular, las disposiciones ROO y RVC para los productos que contienen acero deben garantizar que los productos manufacturados de América del Norte se construyan con acero de América del Norte.

Promover la cooperación y la coordinación de la aplicación del comercio: La importación de acero comercializado injustamente en cualquier país del TLCAN perjudica a todos los productores de acero, trabajadores y economías locales de América del Norte. En consecuencia, los tres gobiernos deberían fortalecer los procedimientos existentes y crear nuevos procedimientos para hacer frente a la elusión y la evasión de los derechos antidumping y los derechos compensatorios, facilitando asimismo la aplicación de medidas de dumping de terceros países cuando proceda. Los tres países deben colaborar estrechamente para desarrollar remedios comerciales más fuertes y mejor alineados para combatir las prácticas comerciales desleales de los países no pertenecientes al TLCAN.

Establecer disciplinas aplicables a la moneda: la manipulación monetaria hace que las exportaciones sean más caras y las importaciones más baratas, y en el proceso socava algunos de los beneficios económicos del comercio libre y justo. Canadá, México y Estados Unidos no manipulan sus monedas; Sin embargo, una disciplina monetaria aplicable en un TLCAN actualizado establecería un precedente importante para futuros acuerdos comerciales.

Establecer disciplinas sobre la conducta de las empresas estatales: las empresas estatales suelen recibir ventajas no mercantiles que crean distorsiones del mercado y conducen a prácticas anticompetitivas, creando un campo de juego poco equitativo para los competidores basados en el mercado. Los tres gobiernos del TLCAN deben acordar implementar disciplinas fuertes y aplicables en las empresas estatales que impiden subsidios injustos y otras formas de apoyo gubernamental y garantizar el acceso al mercado para los productores privados. Al igual que una disciplina monetaria, esto crearía un importante precedente para futuros acuerdos de libre comercio.

Mejorar el funcionamiento y la coordinación de los procedimientos aduaneros; Mejorar la infraestructura fronteriza: Para muchas industrias, especialmente aquellas que participan en la fabricación justo a tiempo, el envío y la recepción de acero de manera oportuna y eficiente es crítica. Para maximizar la eficiencia, un acuerdo actualizado del TLCAN debería simplificar los procedimientos aduaneros existentes para asegurar el flujo libre, justo y rápido de bienes comerciales entre las naciones. Además, las mejoras de infraestructura, específicamente a los puertos y las instalaciones fronterizas, facilitarían más la eficiencia y limitarían el cuello de botella.

“El TLCAN es un acuerdo indispensable para la industria siderúrgica norteamericana y sus clientes en las industrias consumidoras de acero. Las industrias siderúrgicas estadounidenses, canadienses y mexicanas agradecen la oportunidad de trabajar con nuestros respectivos gobiernos para reexaminar, fortalecer y modernizar el acuerdo”, concluye el comunicado.

Staff ReportAcero

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar