Nacionales

Tras elecciones, sin un verdadero plan de reactivación, recuperación ocurrirá hasta 2024.- COPARMEX

10 de junio de 2021.- La Confederación Patronal de la República Mexicana cuestionó hoy en su revista Señal Coparmex: “¿Qué sigue tras el voto? El rumbo económico y político del país para la segunda mitad del sexenio”.

“La jornada electoral del 6 de junio será recordada; pese a la pandemia, los mexicanos en su mayoría salimos a ejercer nuestro derecho al voto. También, quedó claro que el INE es una institución clave para la consolidación democrática de México y es, además, el más ciudadano de todos los órganos constitucionalmente autónomos” indicó.

Decimos «Gracias» a los 1.4 millones de ciudadanos que participaron como funcionarios de casilla, que hicieron posible que se instalaran el 99.7% de estas y que contaron el 100% de los votos; gracias a ellos tenemos hoy certeza en la elección, una en la que, por primera vez en la historia, resultaron electas 6 mujeres como gobernadoras.

Pero, ¿Ahora qué sigue? es lo que muchos ciudadanos se preguntan; por eso en COPARMEX hacemos un ejercicio para identificar los principales factores que consideramos, son clave para darle rumbo al país.

Rumbo económico

La recuperación de la economía mexicana, pese a mostrar señales positivas, no está siendo lo rápida y amplia que sería deseable, por ello identificamos que es necesario:

Priorizar la reactivación económica y el impulso a la inversión

Las expectativas según expertos, calificadoras y el propio Banco de México, es que la economía del país crezca este año entre un 5% o 6%, la Secretaría de Hacienda ha estimado una tasa de 6.5%; sin embargo, es insuficiente para recuperar el nivel de pre-pandemia y para impulsar la inversión que, según datos del INEGI, acumula 9 trimestres consecutivos (desde finales de 2018) con caídas anuales.

Sin un verdadero plan de reactivación, la recuperación del crecimiento, el ingreso y el empleo podría darse hasta 2024.

Medidas de apoyo

A pesar de la reapertura de la mayoría de las actividades económicas, el impacto en el empleo permanece y el mercado interno se recupera a ritmo lento. Por ello, se requieren medidas decididas que atiendan el deterioro del mercado laboral y que promuevan la actividad económica.

Al cierre del primer trimestre del 2021, hay 2.4 millones de personas ocupadas menos de las que había al cierre del primer trimestre del 2020. Estos datos del empleo reflejan la urgencia de implementar medidas que permitan recuperar las plazas perdidas y darle liquidez a las empresas, desde las micro hasta las grandes, una de ellas es la pronta devolución del IVA o la posibilidad de permitir la deducibilidad de más conceptos. No es momento de una política fiscal restrictiva ni de más impuestos, sino de más estímulos, de combate a la informalidad y de una política de gasto eficaz y eficiente.

Enfoque sectorial y regional

Hay sectores y regiones más afectados que otros, que requieren de atención especializada para recuperar su potencial. Las entidades con mayor tasa de desocupación son Quintana Roo (8.2%), Ciudad de México (7.3%) y el Estado de México (6.5%).

El impacto diferenciado que han experimentado las mujeres en esta pandemia, requiere de políticas públicas que les permitan reincorporarse al mercado laboral. De las 2.4 millones personas no ocupadas, el 70% son mujeres.

T-MEC y diversificación comercial

El sector manufacturero ligado a la exportación ha impulsado la reactivación. Coincidimos con el gobierno federal que el T-MEC debe de ser un ancla para reactivar la economía; es momento de detonar la participación de nuestro país en el comercio exterior y atraer inversión de otros países.

Es momento de facilitar que más PyMEs se conviertan en exportadoras, lo cual solo será posible con la colaboración entre el gobierno y el sector privado.

Rumbo político

La normalidad y estabilidad política se traduce en bienestar social. Por ello, estimamos necesario:

Apostar por la Certidumbre Jurídica y el Estado de Derecho

Coincidimos con el Gobierno Federal, debemos dejar de ser un «Estado de privilegios», para convertirnos en un verdadero Estado de Derecho y de derechos. Pero eso implica que las autoridades sean las primeras en cumplir con la ley, se garantice la separación de poderes y se respete la Constitución.

Reformas legales consensadas

Algunas de las reformas legales impulsadas durante los primeros años de la presente administración, han sido devastadoras para la confianza y la inversión extranjera; las reformas a Ley de la Industria Eléctrica, la Ley de Hidrocarburos y la reforma al Poder Judicial mediante la cual se amplía el periodo de la presidencia de la Suprema Corte, han minado la confianza en nuestro país. La nueva composición en la Cámara de Diputados debe traducirse en mayor diálogo, en más acuerdos y en que se garantice que la figura de Parlamento Abierto cumpla con su función de escucha social.

Fortalecimiento del federalismo

Así como la política nacional de vacunación ha fluido, gracias a la coordinación entre los distintos órdenes de gobierno deben privilegiarse más acciones de trabajo conjunto. No puede ni debe haber distinciones en el trato desde la Federación a entidades gobernadas por la coalición mayoritaria o por la oposición. Son dos las principales agendas que deben ser atendidas bajo esta lógica: el otorgamiento de presupuesto con respeto al pacto federal; y la seguridad y el combate a la delincuencia. No es tolerable que hoy ocurran en el país 79 homicidios al día.

No a la polarización, sí a la pluralidad

La polarización elevó el nivel de conflictividad social en el proceso electoral. Se dieron 910 agresiones a políticos y candidatos. El país no merece más división, es momento de unidad nacional y reconocimiento de la pluralidad.

Nuestra pluralidad es un valor, tras la elección debemos dar vuelta a la página y unirnos pese a pensar diferente. Desde el sector empresarial lo decimos -una vez más- queremos ser reconocidos como aliados y aportar nuestra capacidad, compromiso y entusiasmo para que el país supere las dificultades que vive.

El llamado de COPARMEX

Nos enorgullece el trabajo realizado por el INE, por los ciudadanos que fueron funcionarios de casilla y por cada mujer y hombre que salió a votar. Fortalecer la autonomía del INE debe ser un objetivo claro, así se fortalece también nuestra democracia.

Gracias a los empresarios de todo el país que se sumaron a nuestro llamado mediante la estrategia #ParticipoVotoExijo y a los miles de observadores electorales que dieron certeza a la elección, incluyendo a las misiones de los organismos internacionales.

A los partidos y candidatos electos los llamamos a cumplir con sus promesas de campaña. Desde COPARMEX reiteramos que seremos vigilantes de su trabajo. A los integrantes de la próxima legislatura federal y de las estatales, a que antepongan el interés del país por encima de los intereses de grupo.

A las autoridades, para que atiendan los factores que hemos advertido como indispensables para que el rumbo en lo económico y político del país sea el correcto.

A todos, a que nos unamos como sociedad, dejando la polarización atrás, a que nos veamos como un mismo México, con formas de pensar distintas, pero igual de valiosas: Un México que si lo quiere, puede lograr grandes cosas, como ocurrió el 6 de junio pasado. México quiere seguir en democracia y es obligación de todos cuidarla.

 

Reportacero

 

 

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar