Uncategorized

Una consulta inútil y costosa

Los 6 ministros de la Corte que le aprobaron la consulta al presidente nos dejaron una consulta que no servirá para nada y que necesitará millones de pesos

EL MUNDO DE EDMUNDO 

Edmundo Crespo Ruiz

«Lo importante es que se resolvió que se consulte al pueblo, que se les pregunte a los mexicanos, esa es la esencia de la democracia, se apegaron los ministros al espíritu del artículo 39 de la Constitución», Andrés Manuel López Obrador, 2 de octubre de 2020.

El pasado jueves 1 de octubre, como fue ampliamente difundido, la Corte buscó el «cómo sí» y evadió darle el no a la consulta popular propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Más allá de las opiniones jurídicas y políticas que aseguran que es una vergüenza histórica para el Poder Judicial, que por desgracia (y con preocupación) avizoran la desaparición en la práctica de la división de poderes en México, les comparto una opinión que considero válida.

Una de las personas que yo considero uno de los grandes constitucionalistas de este país me dijo el día de la sentencia de la Corte, que si para ésta que era la más obvia de rechazarle al Presidente el Poder Judicial se dobló, sin duda que en las que están retrasadas como la militarización y el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra en la CNDH, le van a regalar el aval a López Obrador.

Pero para cumplirle al patrón, sin atropellar la Constitución, 6 de los 11 ministros que buscaron el «cómo sí» acabaron con una resolución por demás vergonzosa: una pregunta a la que difícilmente una persona sensata se opondría y además no es vinculante, es decir cualquiera que sea el resultado no se fuerza a que la autoridad cumpla con su obligación de hacer justicia, que por cierto nuestro líder evade o por falta de pruebas o porque en realidad sólo le importa sacarle provecho político.

Esta es la pregunta que determinó la Corte: “¿estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

La verdad no veo a alguien dedicándole tiempo a participar en una consulta que no tendrá ningún efecto. Imagínese al INE buscando funcionarios de casilla para la consulta que se realizaría en agosto del próximo año, si para cubrir los espacios en las elecciones batalla.

Como va a ser un proceso similar al de una elección federal demandará además de recursos humanos, también materiales y sin duda económicos cercanos a los 8 mil millones de pesos.

¿De dónde saldrá ese recurso millonario? Siendo extremista, ¿quién se morirá por falta de medicinas?

Para como actúa López Obrador (no creo tener esa habilidad de descifrar su personalidad, pero nada pierdo con escribirlo), esperaría que sacara el mayor provecho electoral posible en las elecciones del próximo año. Basta recordar lo que dijo al día siguiente: «se cambió la pregunta, es otra, pero ya se va a ir descifrando porque es un poco genérica, vamos a decir, al final es sí o no, y ya la gente va a irla interpretando. Según entiendo, los que están porque se haga la investigación sobre el comportamiento de los ex presidentes tendrían que votar por el Sí y los que están en contra de que se lleve a cabo este proceso votarían por el No, esa es mi interpretación y, como hay tiempo, pues ahí se va a ir aclarando».

Seguramente él y todos sus candidatos a la Cámara de Diputados traerán la consulta en sus campañas para recordar la corrupción del pasado que «tanto empobreció a este país y sólo enriqueció a unos cuantos a base de la corrupción y la impunidad».

Hay que tener presente que AMLO puede en cualquier momento dar marcha atrás a la consulta, al menos eso se dejó entrever en la sesión de la Corte. La pregunta es ¿en qué momento nos hará el favor de ahorrarnos millones de pesos tan necesarios en estos tiempos?; y, además, ¿qué precio tendremos que pagar como país?, acaso nuestro líder dirá que también hay que dejar de gastar en transparencia o en el INE, porque es lo mismo que gastar en su consulta.

Por lo menos hasta la elección de junio del próximo año seguirá atacando al pasado para mantener sus posiciones.

Y también para que nos olvidemos de otros asuntos relevantes. Que no se nos olvide que hoy se cumplen 3 semanas del mal llamado sorteo del avión presidencial y, hasta ayer, nuestro líder no había dado el informe económico.

En 243 días haga su parte de la historia… Después no se queje.

¡Hasta la próxima semana!

ecrespo@mobilnews.mx

Artículos anteriores: mobilnews.mx/columnistas/edmundo-crespo-ruiz

¡Comparte con tus amigos y familiares!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba