Colaborador Invitado

Una feliz navidad ¿para todos?

Visitando a las empresas

Hiram Peón Lara

Se acerca la navidad a una velocidad extrema y al mismo tiempo nace una disyuntiva: ¿Ponemos un árbol, sacamos los adornos del año pasado, desenredamos las luces? Hay familias donde una persona puede cambiar todo en una mañana. Hay otros hogares en las que todos fingen ocupaciones y evaden la tarea de abrir la caja con los adornos del año pasado.

El año pasado fue distinto. No podíamos salir. Teníamos el temor de enfermar y entonces la navidad la tomamos con un poco de seriedad, “hay que poner los adornos, pero no hay tanto entusiasmo con el árbol”

Finalmente, en algunos hogares, principalmente de esos hogares sin niños, este año surgió el espíritu “grinch” y empieza a campear la idea de “para qué, que flojera, total el año pasado nadie vino, este año tampoco tendremos invitados”.

Los jóvenes ni opinan ni participan, total esa noche es para cenar con la familia y luego a casa de alguien más, donde habrá música y bebidas, así como muchos chicos y chicas, con quien socializar.

Entonces ¿qué hacer? Si no hacemos nada: son menos gastos y menos complicado. 

En el fondo es una época muy especial. Es un momento de recogimiento, de reflexión, de pensar en quienes ya no están. Es un momento de unión en la familia, y porqué no, podría ser un momento de perdón de olvidar emociones negativas que aun se anidan en el corazón y no nos dejan en paz.

Así que también es oportunidad de darnos permiso de olvidar, de perdonarnos, de deshacernos, no solo de lo que guardamos y ahora vemos que no es necesario seguirlo conservando, sino que es también tiempo de dar gracias.

Muchas familias perdimos a alguna persona que era muy amada, muy querida, en nuestra vida. Esa pérdida nos sigue calando, como la humedad fría que llega hasta nuestros huesos. Y esta bien, porque el dolor que nos dejó su partida no desaparecerá, solo se hará menos doloroso, se hará más pequeño y nuestro inconsciente, con toda su sabiduría, pondrá ese dolor en algún lugar donde no nos lastime tanto, pero que nos recuerde que algo muy nuestro ya no está.

Bueno, este tiempo nos pondrá mas sensibles para recordar esas ausencias y para dedicarle un momento, un pensamiento, una emoción y un suspiro. 

Después de vivir ese momento, lo dejaremos ir, lo soltaremos de manera más tranquila y celebraremos a los que aún están aquí. A la vida misma que nos guía por un sendero que es único para cada uno de nosotros. Seguiremos nuestro camino y seguiremos luchando por los que aún están a nuestro alrededor y diremos que esta navidad también fue una buena navidad. 

Y daremos Gracias, porque agradecer es parte de los valores del ser humano. Agradecer por la vida, por el trabajo, por la familia, por la salud, por el amor. Agradecer, es momento de agradecer.

Con regalos o sin regalos, con adornos o sin adornos. Encontraremos que este momento lo hace especial nuestra reflexión, nuestro sentido de afiliación y familiar y la construcción de la esperanza en nuestras vidas.

VISITANDO A LAS EMPRESAS

A partir de esta semana estaremos comentando aquellos hechos que mejoren, o dificulten, las condiciones en las que pueden operar las empresas en Nuevo León o en el país. 

Esto se refiere a las dificultades que enfrentan para complementar los tramites que la autoridad requiere. 

La CAINTRA revelÓ por ejemplo que los organismos que más dificultades presenta para la industria en Nuevo León es el Instituto de Control vehicular y después están la Secretaría de Finanzas y la del Medio Ambiente. El hecho es que, operar en Nuevo León, representa un grado de dificultad y usted sabe que toda dificultad con el gobierno representa desembolsos en favor del gobierno.

No perdamos la esperanza, ni la fe, hasta la próxima.

El autor es experto en comunicación corporativa y situaciones de crisis. Cuenta con un MBA del ITESM 

Contacto:

Mail: hirampeon@gmail.com

Twitter: @Hirampeon

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba