INTERNACIONALES

Suman 23 argentinos en Usiminas

12 de julio de 2013.- A un año del ingreso del grupo Techint en Usiminas, la mayor productora de aceros planos de Brasil, el español se convirtió en la lengua extranjera más hablada en la empresa.

Usiminas contrató este año a 23 argentinos para ocupar cargos gerenciales y de dirección.

Llegaron de la mano del actual director-presidente, el también argentino Julián Eguren, que asumió el comando de la empresa en enero después de la entrada de Ternium, como socia de la siderúrgica de Minas Gerais.

Los argentinos hoy son el grupo de expatriados más numeroso de la empresa. La interacción entre los compatriotas y los empleados brasileños fue muy provechosa, según la empresa.

Los 23 argentinos provienen de Ternium y firmaron un contrato para quedarse en Brasil durante tres años. Algunos habían trabajado directamente con Eguren que, antes de mudarse a Brasil, se desempeñó en México.

Fueron distribuidos entre Belo Horizonte, Ipatinga, San Pablo y Cubatao (San Pablo), informa el diario brasileño Valor.

¿Por qué tantos argentinos en cargos de comando? ¿No había en la empresa personal con experiencia y conocimiento suficientes para ocupar esas posiciones? Esas y otras dudas probablemente martillan la cabeza de los empleados de Usiminas que comenzaron a relacionarse con los recién llegados extranjeros. “Fue una opción para aumentar la calificación del cuerpo de gerentes de Usiminas”, explica Vanderlei Schiller, vicepresidente de Recursos Humanos de la empresa brasileña.

Schiller nota diferencias con respecto al comportamiento de brasileños y argentinos en estos primeros meses de convivencia en Usiminas. Es difícil de evaluar hasta qué punto eso tiene que ver con la cultura de cada empresa o con la nacionalidad. “Del lado brasileño, hay más flexibilidad y voluntad. Del otro, un estilo un poco más disciplinado y enfocado”, dijo. Aunque no son diferencias grandes. Además, la unión de la experiencia internacional con la vivencia local comenzó a producir resultados en un momento crítico para el sector siderúrgico.

Un informe de noviembre producido por Deutsche Bank elogia a la empresa, diciendo que la nueva administración está imponiendo una fuerte eficiencia operativa, que probablemente derivará en aumentos de la producción y en retorno en los próximos años. El título del informe exalta una característica atribuida por Schiller a los argentinos. “La disciplina está de regreso.”


Piloto celeste y blanco

Antes de tomar el mando de Usiminas, en reemplazo del brasileño Wilson Brumer, Julián Eguren –de 49 años– había sido, desde el 2008, director general de las operaciones en América del Norte de la unidad mexicana de Ternium, del Grupo Techint.

El ejecutivo, que empezó su carrera en Techint hace 26 años, es administrador de empresas y tiene una maestría en la misma rama por el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar