INTERNACIONALES

Crece importación de acero chino en Venezuela

Santiago, 15 de mayo de 2013.- Parecería comenzar a observarse una nueva tendencia en el destino de los flujos de aceros laminados desde China hacia Latinoamérica, donde destinos tradicionales como Brasil comenzarían a ceder posiciones frente al crecimiento de las importaciones en Venezuela o Colombia.

Lo anterior se desprende del análisis realizado por Alacero -Asociación Latinoamericana del Acero- en su reporte “Monitoreo China – América Latina” correspondiente al primer trimestre de 2013.

Durante el primer trimestre de 2013, América Latina recibió el 8 por ciento de las exportaciones chinas de aceros laminados, alcanzando un volumen de 952 mil toneladas, 9 por ciento más que en el mismo trimestre de 2012.

Los principales destinos de las mismas continuaron siendo Brasil (160 mil toneladas), Chile (154 mil toneladas) y Perú (148 mil toneladas) que concentraron el 48 por ciento del volumen de acero terminado recibido.

Sin embargo, lo que más destaca en el análisis es el marcado crecimiento de las importaciones de laminados chinos que se observaron en Venezuela (+113 por ciento), Colombia (+76 por ciento) y República Dominicana (+252 por ciento).

Mientras otros países como Brasil, México, Cuba y Argentina mostraban una merma en sus importaciones.

Esta es una tendencia que, aunque incipiente, podría estar comenzando a marcar  lo que podría describirse como un nuevo camino para las exportaciones chinas hacia América Latina, en el que los flujos dejarían de concentrarse en Brasil para afianzarse en nuevos destinos como Venezuela y Colombia.

El fortalecimiento de China como proveedor de aceros laminados en varios países de la región es un fenómeno preocupante. El ingreso de estos materiales producidos en empresas subsidiadas por el Estado y -en la mayoría de los casos introducidos en condiciones de comercio desleal, por un lado afecta los vínculos de comercio intra-regional y, por otro, erosiona el proyecto industrializador fundamental para la sustentabilidad de América Latina.

En el caso de Brasil, se observa una tendencia de desaceleración en el consumo de acero (que cayó un 2 por ciento en Ene/Mar 2013 versus Ene/Mar 2012) que se refleja a su vez en una caída de sus importaciones de laminados.

Sin embargo, mientras las importaciones desde el mundo cayeron un 18 por ciento, las provenientes de China disminuyeron mucho más marcadamente, un 39 por ciento.

En el primer trimestre de 2013, las importaciones de laminados chinos alcanzaron las 160 mil toneladas, o sea el 21 por ciento de lo importado por Brasil desde todo el mundo.

La disminución del peso de Brasil en el mix de mercados para el acero laminado chino comenzó a observarse ya en 2012, cuando la participación de este país en dichas exportaciones hacia América Latina cayó del 27 al 17 por ciento.

Cabe notar, sin embargo, que a pesar de esta caída la relación comercial entre ambos países sigue siendo estrecha.

Por otra parte, un fenómeno inverso se observa en Venezuela que casi duplicó sus importaciones de laminados al comparar el primer trimestre de 2012 con el mismo período de este año, alcanzando 109 mil toneladas. En este país, la producción local continúa cayendo frente a años anteriores y la demanda local se abastece cada vez más a través de las importaciones.

La tendencia creciente de las importaciones chinas en Venezuela es un fenómeno que es posible rastrear a lo largo de todo 2012 y que continúa este año, mostrando el fortalecimiento progresivo de la relación comercial entre ambos países en detrimento de la participación de otros socios comerciales de origen latinoamericano.

En este sentido es relevante que la empresa China Minmetal Engineering Co esté evaluando la posibilidad de convertirse en socia de Siderúrgica del Orinoco para incrementar la producción de dicha planta, fortaleciendo la producción de laminados en caliente, planos y desarrollando nueva capacidad de colada por 550 mil toneladas para palanquillas redondas, según da cuenta un artículo publicado por UPI en febrero de este año.

El gráfico que sigue ilustra claramente cómo China se ha vuelto un proveedor prominente dentro de la estructura importadora venezolana, explicando el 41 por ciento de las importaciones recibidas en el primer trimestre de 2013.

 

tablaalacero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar