Colaborador Invitado

Ya nos lleva el tren

Al macuspano no le interesan los asesinados, desaparecidos, problemas con los socios comercial, le importa frenar a Xóchilt Gálvez y que Claudia sea su pelele.

ACCIONES Y RAZONES/Efraín Klériga/Septiembre 5, 2023

Los actores políticos de la Cuarta Transformación son eso, actores, no funcionarios públicos, pues sobre todo se dedican a hacer comedias y melodramas, sketches de carpa que solamente emocionan a su grey.

También habrá que reconocerles el talento de pandilleros a la hora de actuar, y la cara de concreto avanzado para decir mentiras y estafar al paisanaje con sus leyendas urbanas.

Este domingo, Rocío Nahle, quien firma como secretaria de Energía, subió a su cuenta de X un video en el que se aplaude y echa porras con media docena de presuntos técnicos.

Con un letrero de “¡Histórico! se produce gasolina primaria en Dos Bocas ¡Viva México?”, el vídeo olvidó filmar la línea produciendo la gasolina y sólo videograbó las porras y una botellita.

¿Por qué es “histórico” que una refinería refine? ¿Por qué el vídeo muestra a Nahle y técnicos aplaudiendo y no el proceso mediante el cual se obtuvo la botellita de “nafta”?

Según una tesis de Pablo José Matos Salinas, “gasolina primaria, es la proveniente de la unidad de destilación, de acuerdo al crudo procesado y número de octano llega en promedio a 60 octanos”.

Pero si una “unidad de destilación” produce una botellita de a litro de “gasolina primaria” puede producir miles de barriles, y si no hay nada que ocultar, se puede mostrar toda la línea de proceso,

Todo indica que la secretaria Nahle debería ver algunos vídeos de Youtube donde se explica la refinación de gasolina, no con una botellita y porras sino con toda la línea.

Pese a las porras, Dos Bocas será uno de los muchos grandes fracasos del sexenio de López Obrador, en donde lo único rescatable es que ya solamente les quedan 13 meses.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) ha advertido que la refinación no es negocio para Pemex, pues al segundo trimestre de 2023 ya perdía 105.7 mil millones de pesos en sus refinerías.

La pérdida gigantesca es sin contar la refinería que debería llamarse pura boca o bocona, porque presupuestada en 8,000 Mdd ya va cerca de los 20 mil Mdd y refina sólo botellitas de nafta.

En cinco años los fracasos son la constante del gobierno de Andrés Manuel López Obrador quien lo único que sabe hacer bien, muy bien, es engañar a millones de mexicanos ignorantes o crédulos.

No decimos que también engaña a miles de funcionarios públicos, algunos académicos y periodistas, porque estos son los que engañan a AMLO para que les siga dando dinero.

El mayor fracaso, incluso genocidio, fue la Pandemia cuya pésima estrategia sin hacer caso a los lineamientos de la Ley General de Salud, costó al menos la vida de 400 mil de los 800 mil fallecidos.

El segundo mayor fracaso son los “abrazos no balazos”, que llevan 164 mil muertes y va creciendo, pese a que ocultan los datos bajo el rubro; “Otros delitos que atentan contra la vida y la integridad corporal”.

Clara Luz Flores Carrales, titular del SNSP oculta los asesinados en el rubro de “otros delitos que atentan…” que creció de 916 en el primer semestre de 2018 a 8,221 en el mismo periodo de 2023.

También se ocultan los secuestros y las extorsiones en rubros similares y una suma a nivel de destreza de los nuevos Libros de Texto Gratuito, muestra nunca frenó los delitos graves.

Y ni qué decir del Tren Maya que debería llamarse tren faramalla, porque dependiendo las estimaciones el costo presupuestado de 157 mil millones ya va entre los 374 Mmdp y 400 mil millones de pesos.

Ese tren balín construido a precio de tren bala, costará a cada mexicano entre $2,899 y $3,100 pesos, unos 241 mdp y hasta 257 mdp por kilómetro… Y del inmenso daño al medio ambiente, ya ni remedio.

Pero ¿El presidente está ocupado en corregir sus errores? ¡Claro que no! López Obrador está ocupado en golpear al Poder Judicial, al Instituto Nacional Electoral y al Instituto Nacional de Transparencia.

Al macuspano no le puede que los desparecidos y asesinados sigan aumentando como si México estuviera inmerso en una guerra como la Invasión rusa a Ucrania. La prioridad de AMLO es no soltar el poder.

En este momento no le interesa que miles de millones de metros cúbicos de maderas finas taladas de la selva Maya estén perdidas, ni que se haya contaminado toda el agua de la Península de Yucatán.

No le interesa que siga aumentando la violencia del narcotráfico, que la situación con Estados Unidos vaya en franco deterioro por el tráfico de fentanilo y aumento de indocumentados.

También le vale gorro que México sea el último de los países en captar las nuevas inversiones del llamado nearshoring, y que Brasil, Costa Rica, Perú y el Sureste Asiático nos coman el mandado.

Tampoco le interesa que el inmenso agujero oculto de las finanzas públicas esté a punto de emerger y hundir la economía mexicana, pues ya no hay fondos para estabilizar la economía.

A Andrés Manuel le interesa frenar como sea a Xóchitl Gálvez y que su obediente Claudia sea candidata, aunque haya que dar patadas y balazos, o meter al país en una guerra civil.

User007@mxpress.mx

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba