Colaborador Invitado

El Yen japonés

Por Gabriela Siller

La economía japonesa se desempeña diferente al resto de las economías, con una tasa de crecimiento baja, inflación negativa y fortaleza en su divisa.

El yen japonés registró una depreciación de 1.44% durante la semana pasada, como consecuencia de un aumento en la confianza de los inversionistas. Cabe destacar que del 2008 hasta enero del 2012 el yen mostró apreciaciones significativas llegando inclusive a cotizar en su máximo histórico de 75.35 yenes por dólar, debido a que es considerado un refugio cuando existe incertidumbre.

La economía japonesa creció al tercer trimestre del 2012 a una tasa anualizada 0.5%, mientras que el crecimiento promedio de los últimos 10 años se ubicó en 0.64% anual. Asimismo, es una economía que sufre de deflación (inflación negativa), causando distorsiones sobre el consumo y la inversión. En esta economía el consumo es bajo y el ahorro interno es alto, lo que provoca las bajas tasas de crecimiento económico y una gran capacidad de financiamiento interno por parte del gobierno, el cual actualmente tiene una deuda de 11.108 billones de dólares que representan el 237% de su PIB.

A partir del 2012, cuando el panorama económico mejoró, se empezaron a generar depreciaciones como consecuencia de la salida de capitales y actualmente el yen se encuentra en su mínimo de 31 meses, acumulando una depreciación de 4.37% en lo que va del año. Los mandatarios de ese país se han pronunciado a favor de recuperar el crecimiento económico, vía depreciación del yen, lo cual también ayudaría a incrementar la tasa de crecimiento de los precios, poniendo fin a la deflación que se ha registrado de forma regular en casi dos décadas.

El gobierno de Japón ha dicho que en un año lanzará un nuevo paquete de estímulo económico, financiado a través de bonos del gobierno. Sin embargo, algunos sectores cuestionan la efectividad de la aplicación de este paquete en el largo plazo, ya que su efecto podría ser limitado en caso de no lograr una senda de crecimiento económico sostenido.  Además, el nuevo paquete presionará aún más las finanzas públicas de ese país, pero debido a que la deuda se encuentra colocada totalmente de forma interna no existe un riesgo importante de desbalance en su cuenta de capital y en sus reservas internacionales.

Cabe destacar que las empresas de nivel internacional utilizan generalmente créditos emitidos en yenes debido a su baja tasa de interés y aquellas que se han cubierto contra depreciación de la divisa tendrán que inyectar dólares para mantener el margen requerido por las instituciones financieras de ese país. Lo anterior representará una mayor entrada de dólares a Japón. Dificultando los planes del gobierno para depreciar al yen. Precisamente este escenario de mayor oferta de dólares vía posiciones de cobertura fue lo que llevó al yen japonés a apreciarse en el 2008, al contrario de las demás divisas del mundo.

Actualmente el yen se encuentra cotizando alrededor de 90.70 yenes por dólar y se espera siga operando en un rango de 88.90 a 93 yenes por dólar en la siguiente semana.

Gabriela Siller Pagaza, PhD, es Director de Análisis Económico-Financiero de Banco Base.

gsiller@bancobase.com

 

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar