Energía

Clara Rey (Repsol): “El papel de los bancos es fundamental en la transición energética”

El proceso transformador que está viviendo el sector energético necesita un enorme esfuerzo inversor por parte de todos los actores. En este sentido, según Clara Rey, directora de Sostenibilidad de Repsol, “el papel de los bancos es fundamental en la transición energética”. Así lo ha explicado en una conversación con el responsable global de Sostenibilidad de BBVA, Javier Rodríguez Soler, en el marco de ‘Empresas con futuro sostenible’.

Para lograr avances en la descarbonización, los responsables de sostenibilidad de Repsol y BBVA, coincidieron en la importancia de “diseñar y poner a disposición del mercado instrumentos de financiación sostenible» ligados a compromisos en la reducción de emisiones o en otros indicadores ambientales. Precisamente, en 2021, Repsol emitió bonos por valor de 1.250 millones de euros vinculados a la reducción en un indicador de intensidad de carbono con la participación de BBVA

“También es clave [el papel de los bancos] para apoyar a los clientes en su propia transición energética. El mundo de la energía está cambiando y los consumidores cada vez son más actores de la transición energética y necesitan poder acceder a soluciones del estilo del autoconsumo, instalar placas solares en su tejado, baterías, nuevos sistemas de gestión energética, renovación del parque automovilístico”, ha expresado Clara Rey.

La directora de Sostenibilidad de Repsol ha subrayado la importancia de conjugar esas  nuevas fuentes de energía y combustibles renovables por una movilidad y consumo más sostenible pero “asegurando en todo momento el suministro”.

“Creemos que con la electrificación o el hidrógeno solamente, no vamos a ser capaces de atender las necesidades de manera eficiente”, explica Clara Rey en un contexto en el que “se ha puesto de manifiesto que es necesario que reforcemos el suministro energético en Europa”. «Además de descarbonizar su economía, Europa tiene que lograr una autonomía energética», ha explicado. Según la directora de Sostenibilidad de Repsol, “el modelo energético europeo debe partir de dos premisas: apostar por energía y combustibles renovables y lograr una transición global”.

“Es fundamental contar con los llamados combustibles renovables”, apunta. Se trata de combustibles molecularmente iguales a los combustibles fósiles, pero a diferencia de estos, los renovables generan nulas o muy bajas emisiones. Además, gracias a su idéntica estructura, tienen la gran ventaja de que se pueden utilizar en los vehículos de motor de combustión existentes y distribuir empleando la misma infraestructura logística. “El 10% del combustible que repostamos en España ya es renovable”, afirma.

En el marco de su Plan Estratégico 21-25, Repsol ha adquirido “el compromiso de invertir 6.500 millones de euros en iniciativas de bajas emisiones”, ha explicado. Sus líneas de actuación están orientadas a ser una compañía multienergética, poniendo en marcha proyectos de generación renovable, optimizando las operaciones de exploración y producción de gas y promoviendo el autoconsumo de los particulares, ha resumido Clara Rey.

En este sentido, ambos responsables de sostenibilidad consideran el hidrógeno como un vector energético “fundamental en la transición”. “Repsol es el primer consumidor de hidrógeno en España” -explica Rey- y está trabajando en la generación de hidrógeno verde a partir de biogás (un combustible renovable) y de foto-electrocatálisis (a partir de agua).

Los responsables de sostenibilidad de BBVA y Repsol consideran el hidrógeno como un vector energético “fundamental en la transición”

Asimismo, Rey ha explicado que en el compromiso con la descarbonización del upstream -sector de exploración y producción- “estamos buscando que la actividad sea cada vez más sostenible porque no olvidemos que el gas natural tiene un rol muy relevante en la transición energética; es un combustible fósil, pero con un factor de emisión mucho menor que el crudo”.

Sin embargo, “el reto es enorme y en muchos casos, las soluciones tecnológicas están aún por desarrollar” algo que -subraya- “es muy importante porque el desarrollo tecnológico es el que posibilita que las diferentes tecnologías evolucionen y den lugar al producto más competitivo”. Es por ello que Repsol apuesta por la neutralidad tecnológica sin presupuestos ideológicos, es decir, “buscando los objetivos de descarbonización, no definiendo de antemano cuál es la solución a la descarbonización».

“Nosotros somos totalmente conscientes de que las operaciones que realizamos no son neutras para la comunidad que nos rodea”, y esto se suma a la inestabilidad en el sector y la tensión en los precios. Por ello, Clara Rey hace énfasis en el compromiso de Repsol con los clientes mediante las medidas de ayuda “en forma de descuentos en la venta de carburantes”, que han supuesto “un ahorro del orden de los 300 millones de euros en el mercado aproximadamente”.

Javier Rodríguez Soler, responsable global de Sostenibilidad de BBVA, conduce Empresas con futuro sostenible, unos encuentros con destacados líderes empresariales y de organizaciones internacionales que apuestan día a día por un mundo más verde e inclusivo.

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Botón volver arriba