AUTOMOTRIZ

La industria se resiente ante desaceleración de demanda de autos eléctricos

Aunque los fabricantes y proveedores de automóviles apuestan fuerte por la futura demanda de vehículos eléctricos, la desaceleración mundial a corto plazo está causando problemas, como quiebras, ofertas públicas iniciales desechadas y recortes de producción.

La inversión en capacidad y desarrollo tecnológico ha superado la demanda real de vehículos eléctricos (VE), elevando la presión sobre las empresas para que reduzcan costos.

“Es cierto que el ritmo de crecimiento de los vehículos eléctricos se ha ralentizado, generando cierta incertidumbre. Construiremos en función de la demanda”, dijo Mary Barra, presidenta ejecutiva de General Motors, en una conferencia sobre resultados celebrada el martes.

GM, Ford y Tesla reducen producción

Con anterioridad, GM había recortado sus objetivos de producción de autos eléctricos ante la desaceleración de la demanda, pero Barra dijo a los analistas que las previsiones del sector “animan” a la compañía a aumentar al menos 10 por ciento las ventas de vehículos eléctricos en Estados Unidos este año, frente a 7 por ciento de 2023.

Ford también recortó anteriormente la producción de VE debido a un ritmo de crecimiento más lento de lo previsto.

El presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, subrayó las dificultades a corto plazo, advirtiendo la semana pasada una fuerte desaceleración en el crecimiento de las ventas este año. Con la caída de los márgenes en medio de recortes de precios, los accionistas borraron 80 mil millones de dólares de la valoración de las acciones de la firma al día siguiente.

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Botón volver arriba