Mineria

México no podía cambiar sin apoyo de la clase trabajadora Gómez Urrutia

23 de julio 2019.- El secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, Napoleón Gómez Urrutia, llamó a los tres órdenes de gobierno a atender las necesidades de la clase trabajadora del país.

En una gira por Tabasco, aseguró que los mineros contribuirán para lograr el bienestar de todos y destacó que el país vive una etapa de cambios que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues México no podía cambiar si no cambiaban la clase trabajadora y las organizaciones sindicales.

Agregó que el sector que representa pretende reconstruir a la nación con el apoyo de todos los sindicatos del país, de las organizaciones civiles y de los empresarios, aunque “algunos todavía no entienden que este país ya cambió y que todos los días se está transformando”.

Ante trabajadores del sector minero, advirtió que está en lucha permanente para eliminar la impunidad y la corrupción, “no más despidos injustificados a los trabajadores, no más suspensión de pagos, no más amenazas ni chantajes».

Gómez Urrutia informó que recorre el territorio nacional para reiterar su compromiso con la defensa de los derechos de los trabajadores, para que escojan la organización que ellos decidan, para que participen y elijan a sus dirigentes y no se dejen imponer, manipular ni amenazar por nadie.

Durante el acto tomó la protesta al Comité Ejecutivo de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) en el estado de Tabasco, integrada por Pedro Cruz Villasis como secretario general.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República resaltó que a cinco meses de creada, la CIT cuenta con más de 200 sindicatos nacionales inscritos, más de 20 federaciones y con la importante participación de jóvenes y de mujeres.

Informó que como presidente de la CIT ha solicitado la afiliación a la Confederación Sindical Internacional, que agrupa más de 220 millones de trabajadores de más de 140 países.

“Lo hicimos porque hay otro vacío, la Confederación de Trabajadores de México, la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos y otras organizaciones pertenecían a esa Confederación Sindical Internacional, pero en noviembre pasado fueron expulsadas por prácticas antisindicales», señaló.

En el marco de los cambios que vive el país, Gómez Urrutia advirtió que también deben hacerlo las organizaciones empresariales y de la sociedad civil para contribuir todos a apoyar el gran esfuerzo de transformación que es tan necesario para la nación.

Notimex

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba