Nacionales

Podría generar crecimiento del 4% del PIB, Reforma Territorial

31 de octubre La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), consideró que es urgente concretar una reforma territorial y generar una política de identificación de reservas territoriales para ubicar a la población en zonas seguras, ya que actualmente existen 85 mil hectáreas intraurbanas que son baldíos, en ciudades con población superior a 50 mil habitantes.

Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la SEDATU, destacó que el impacto económico de una reforma urbano integral, podría generar un crecimiento mayor al 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

“De ese tamaño es la magnitud de los retos de ordenamiento territorial que tiene la SEDATU”, expresó.

Durante el Foro Temático Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Metropolitano, el titular de SEDATU, comentó que el desarrollo urbano y la producción de vivienda van de la mano y ambos pueden corregirse con una correcta planeación de las ciudades.

Sin embargo, apuntó que, sólo el 36 por ciento de los municipios urbanos cuenta con un Instituto Municipal de Planeación y un 10 por ciento cuenta con un Atlas de Riesgos.

Otro problema es que alrededor del 60 por ciento del suelo urbanizado es de origen irregular, según datos del Centro Mario Molina, por lo que la planeación no es un problema estético, sino la forma en la que se distribuye el país y se generan oportunidades.

Ante representantes estatales, municipales, legisladores e investigadores, el secretario Ramírez Marín manifestó que el tema metropolitano forma parte del ordenamiento territorial, ya que 21 ciudades han crecido más de 20 veces en los últimos 15 años, esto implica que en las ciudades se concentre poco más del 50 por ciento de la población del país.

Por ello, dijo, es necesario establecer un equilibrio y frenar el proceso de “metropolización”, como una obligación del Estado, pues en opinión de Ramírez Marín, ordenar el territorio implica reconocer la vocación de cada región y desarrollarla, además de conservar las áreas de valor ambiental.

Para hacer frente a los problemas de asentamientos irregulares y el crecimiento desordenado, en noviembre SEDATU firmará un convenio único con los 90 municipios más grandes del país, para acordar acciones inmediatas, entre ellas que el otorgamiento de licencias de construcción y cambios de uso de suelo pasen por un Registro para que las autoridades municipales sepan si se encuentran en zonas aptas para la edificación.

Por su parte, el gobernador de Aguascalientes y coordinador de la Comisión de Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y de Vivienda de la CONAGO, Carlos Lozano de la Torre González, dijo que la reforma territorial permitirá elevar el potencial económico de las diferentes regiones del país, en un marco de leyes más claras, modernas y pertinentes.

Así como también actualizar, modernizar y homologar los instrumentos institucionales en los tres órdenes de gobierno para generar un entorno más seguro.

A su vez, el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz, coordinador de la Comisión de Desarrollo Metropolitano de la CONAGO, recalcó que se debe evitar el vacío legal para garantizar la vigilancia de los desarrollos urbanos, de forma que sólo se autoricen los que estén dentro de los polígonos seguros, ya que de no hacerlo se corre el riesgo de que continúe la discrecionalidad en las licencias de uso de suelo.

Olvera refirió que no bastan las reformas legales para evitar los asentamientos humanos, sino que también se requiere de una vigilancia estricta para que esto se cumpla, a fin de que nadie pueda evadir la ley y se evite el otorgamiento de permisos que contribuyan al desorden urbano.

 

Lourdes Flores F.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar