Lo Más Nuevo

Provocan aranceles perdidas de empleo y mayores precios en EUA

30 de diciembre de 2019.- Según un estudio publicado por la Reserva Federal de los Estados Unidos, los aranceles introducidos por el Presidente Donald Trump destinados a proteger a los fabricantes estadounidenses en realidad han causado pérdidas de empleos y precios más altos para los consumidores.

En marzo de 2018, la administración Trump introdujo aranceles al acero y aluminio para contrarrestar lo que el presidente describió como «prácticas agresivas de comercio exterior».

El presidente también apuntó a los productos chinos cuando comenzó una guerra comercial con Beijing que pronto se alivió con un acuerdo comercial preliminar.

Sin embargo, los economistas de la Reserva Federal Aaron Flaaen y Justin Pierce concluyeron que cualquier ganancia obtenida por los aranceles en la reducción de la competencia para algunas industrias nacionales de EUA se canceló por el aumento de los costos de los insumos y las tarifas de represalia.

«Encontramos que los aranceles de 2018 están asociados con reducciones relativas en el empleo manufacturero y aumentos relativos en los precios al productor», dijo el estudio.

El estudio también indicó cómo las «cadenas de suministro interconectadas globalmente» significaban que hay límites a la cantidad de política comercial, como los aranceles, que incluso puede proteger a las industrias nacionales, en especial porque generalmente significa una «represalia de ojo por ojo».

«Encontramos que el impacto del canal tradicional de protección de las importaciones se ve completamente compensado a corto plazo por una menor competitividad por represalias y mayores costos en las industrias intermedias».

Las industrias afectadas por aranceles de represalia extranjeros incluyeron aquellos que producían medios magnéticos y ópticos, artículos de cuero, láminas de aluminio, hierro y acero, automóviles y electrodomésticos.

Mientras tanto, los consumidores estadounidenses tuvieron que pagar más por una serie de productos que incluían calderas, metales arquitectónicos, equipos de transporte y maquinaria de uso general.

«Si bien los efectos a largo plazo de los aranceles pueden diferir de los que estimamos aquí, los resultados indican que los aranceles, hasta ahora, no han llevado a una mayor actividad en el sector manufacturero de los Estados Unidos», concluyó el estudio.

Market Watch señaló que el estudio no tuvo en cuenta la confianza de las empresas debido a la incertidumbre causada por las tarifas, lo que, según dijo, es la razón principal por la que ha habido una disminución en la inversión empresarial en EUA.

Lydia DePillis de ProPublica tuiteó a sus 21,000 seguidores que el estudio demuestra que «la guerra comercial está perjudicando al sector al que supuestamente se suponía que debía ayudar».

Mientras tanto, las cifras publicadas en septiembre mostraron que desde el comienzo de la guerra comercial con China en febrero de 2018, los consumidores y las empresas estadounidenses habían pagado $ 38 mil millones adicionales, según el grupo de presión Tariffs Hurt the Heartland.

Newsweek se ha contactado con la Casa Blanca para hacer comentarios.

En noticias relacionadas, los funcionarios de Beijing y Washington han elogiado un acuerdo comercial preliminar que otorgaría a China alivio de algunos aranceles a cambio de que aumente sus compras de exportaciones agrícolas estadounidenses.

Reportacero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar