Colaborador Invitado

¿Quién es el verdadero enemigo?   

Por Antonio Bujdud

La guerra comercial entre Estados Unidos y China creció en el gobierno de Donald Trump, cuando impuso aranceles a las importaciones chinas con el argumento de que sus prácticas comerciales violaban las reglas del comercio mundial. Los aranceles continuaron con el presidente Biden, deteroriando aún más la relación económica entre ambos países.

La situación ha sido aprovechada por México, que en 2023 se posicionó como el principal socio comercial de Estados Unidos, de acuerdo a los datos oficiales, el intercambio de bienes entre ambos países ascendió a una cifra sin precedentes de $798,834 millones de dólares, representando un crecimiento de tres por ciento respecto a 2022. Con ello, México logró el 15.7 por ciento del comercio mundial de Estados Unidos, dejando en el segundo puesto a Canadá con 15.2 por ciento, mientras que China quedó en la tercera posición con el 11.3 por ciento.

Lo mencionado anteriormente contrasta con las recientes declaraciones de la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, que amenazó a México con volver a imponer aranceles de 25 por ciento al acero y 10 por ciento al aluminio si el gobierno mexicano no toma medidas urgentes para frenar las triangulaciones comerciales que han ocasionado el aumento de las exportaciones de dichos productos a EEUU.

El gobierno mexicano ha defendido el aumento de las exportaciones siderúrgicas señalando que se debe al crecimiento de la demanda estadounidense y al incremento de la producción en México, no a triangulaciones comerciales con países asiáticos, como acusa el gobierno estadounidense. Es muy importante considerar que Estados Unidos exporta a nuestro país casi el doble de productos terminados de acero, respecto a lo que México le exporta.

La producción y comercialización de acero ha sido un tema sensible en la agenda económica de Estados Unidos en la última década, en medio de la preocupación por la creciente capacidad de producción de China y las acusaciones contra ese país por la comisión de prácticas antidumping.

La situación es muy preocupante, porque refleja la falta de entendimiento entre los países de América del Norte, que continúan actuando como rivales comerciales y no como socios que integran un frente común para competir con el verdadero enemigo comercial, que son los países asiáticos.

Recordemos que la industria siderúrgica es de gran importancia en México y un motor que impulsa el crecimiento económico, por cada empleo generado en el sector siderúrgico, se generan más de seis empleos como parte de su cadena productiva, mientras que, por cada dólar generado en el sector, se obtienen más de dos dólares en sectores relacionados.

  1. Antonio Bujdud V. es licenciado en Política y Gestión Social con estudios de Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana de la Ciudad de México. Cuenta con una Maestría en Administración y Alta Dirección en la Universidad Iberoamericana y diversos cursos y diplomados en Relaciones Institucionales y Comunicación Corporativa. Con más de diez años de experiencia en el sector siderúrgico.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba