INTERNACIONALESLo Más Nuevo

Registra EUA 3.35% de inflación al cierre de 2023

11 de enero de 2024.- En Estados Unidos, la inflación al cierre del 2023 se ubicó en 3.35%, acelerándose por primera vez desde septiembre del 2023, pero mostrando una clara disminución respecto al cierre del 2022 (6.45%). Durante el año, el máximo se ubicó en el primer mes del 2023 con 6.4%, mostrando una clara tendencia a la baja desde entonces debido a una postura más restrictiva por parte de la Reserva Federal. El mínimo del año fue alcanzado en junio, cuando la inflación anual se ubicó en 2.97%, ayudado por una alta base de comparación, puesto que en junio del 2022 la inflación alcanzó su máximo de 9.1%, nivel no visto desde noviembre de 1981, siendo la primera vez que bajaba del 3.0% desde marzo del 2021.

No obstante, durante el tercer trimestre del año, la inflación tuvo una aceleración debido a factores externos, destacando el aumento del precio de petróleo a nivel global, llevando al componente de los energéticos mostrar una inflación por encima del 5% a tasa mensual. Esto llevó a la inflación anual pasar de 2.97% en junio a 3.70% en septiembre. A pesar de esto, la inflación anual promedio por trimestre liga 6 trimestres consecutivos de desaceleración, alcanzando un promedio de 3.2% en el último trimestre del 2023.

La inflación en el año fue impulsada por el componente subyacente, específicamente en el sector servicios. Es importante resaltar que el sector servicios tiene una ponderación de 59.1% de la inflación total, lo cual hizo que en el 2023, sea el principal impulsor de la inflación. Durante el año, la inflación mensual promedio del sector servicios fue de 0.43%, mientras que la tasa mensual promedio de la inflación general fue de 0.27%.

Utilizando la ponderación de cada mes, el sector servicios explicó 168.20 puntos porcentuales de la inflación mensual general en promedio durante todo el año. Esto quiere decir que otros componentes han sido los factores claves para llevar a la inflación a la baja, como son el sector energético o de “commodities”. Lo anterior se observa si se desagrega la inflación por componente, en donde solo 3 componentes fuera del sector servicios muestran una inflación anual por encima de la inflación anual general. Por otro lado, dentro del sector servicios, dos de los tres componentes se encuentran por encima de la general, destacando los servicios de transportación que muestran una inflación de 9.7%.

En diciembre, la inflación mensual se ubicó en 0.30%, la más alta desde septiembre del 2023. A tasa anual, se ubicó en 3.35%, acelerándose por primera vez desde septiembre y ubicándose por encima de la expectativa del mercado de 3.23%. Es importante señalar que la aceleración era esperada debido a una baja base de comparación. Sin embargo, la inflación liga 6 meses consecutivos por encima del 3%, dando señales de que todavía existe un largo camino para bajar la inflación al 2% esperado por la Fed. Si bien, la Fed prefiere calcular la inflación mediante el índice de precios del consumo personal (PCE deflator), el cual esperaban un cierre en el año de 2.8% según sus proyecciones de diciembre, el IPC por encima del 3.3% muestra que la inflación todavía no toma la desaceleración que espera la Fed, lo cual pudiera llevar a que la política monetaria se mantenga restrictiva por mayor tiempo.

En diciembre, la inflación subyacente, que excluye alimentos y energéticos y determina la trayectoria de la inflación general en el mediano y largo plazo, se ubicó en una tasa anual de 3.93%, desacelerándose por noveno mes consecutivo. Cabe destacar que el dato estuvo encima de la expectativa del mercado de 3.85%.

No obstante, la inflación subyacente se ubicó en su menor nivel desde mayo del 2021. A tasa mensual, la inflación subyacente se ubicó en 0.31%, por encima del promedio observado en el último semestre del año de 0.24%.

El índice de precios de la categoría de bienes o “commodities” mostró una inflación mensual de -0.005%, ligando 7 meses consecutivos de caídas. La inflación negativa se debe al componente de cuidados médicos que cayó 0.1% y del índice de productos de tabaco (-0.1%). Por otro lado, destacó la inflación mensual de: a) vehículos usados (+0.5%), b) vehículos usados (+0.3%) y c) bebidas alcohólicas (+0.03%).

A tasa anual, el componente de bienes mostró una inflación de 0.17%, acelerándose ligeramente del dato de noviembre (0.05%) pero muy cerca del terreno negativo que, si sigue con esta tendencia, se observaría en el dato de enero del 2024.

En cuanto al componente de servicios, mostró una inflación mensual de 0.44%, ligeramente por debajo del nivel de noviembre (0.47%), pero por encima del promedio del año de 0.43%. A tasa anual, se ubicó en 5.31%, desacelerándose por 10 meses consecutivos y ubicándose en su menor nivel desde mayo del 2022.

Cabe recordar que, la inflación anual de los servicios tocó un máximo en febrero del 2023 de 7.3%, y hasta ese mes ligó 18 meses consecutivos de incrementos. Las presiones del componente de servicios están explicadas principalmente por la renta de vivienda1 que subió 0.4% mensual y 6.2% anual, siendo su menor nivel desde agosto del año pasado. Esto llevó a los servicios de vivienda mostrar una inflación de 6.5% anual, la más baja desde julio del 2022. Por su parte, el índice de precios de servicios de transportación aumentó 0.1% en el mes, el menor crecimiento desde junio. A tasa anual, muestran una inflación de 9.7%, siendo el componente con mayor inflación anual. Por otro lado, el índice de precios de servicios médicos mostró una inflación de 0.7% mensual y a tasa anual mostró una inflación de -0.5%, acelerándose por tercer mes consecutivo después de que en septiembre tocará -2.6%, la más baja en registro.

Cabe destacar que la inflación de servicios ha sido el principal impulsor de la alta inflación en los últimos 2 años. El promedio a tasa mensual en 2023 fue de 0.43%, muy alta si se quiere alcanzar una inflación del 2.0%. Para mayor contexto, si durante el siguiente año se observa una inflación mensual promedio del 0.2%, la mitad del promedio de este año, se observaría una inflación anual al cierre del 2024 de 2.43% en el sector servicios, todavía por encima del 2% buscado. Esto es consistente con los comentarios de algunos oficiales de la Fed que han dicho que todavía no se debe cantar victoria frente a la inflación.

De hecho, la contribución de la inflación del sector servicios fue de 0.26 puntos porcentuales de la inflación general mensual, por encima del promedio (0.25 pp) de todo el 2023. Está alta inflación del sector servicios se atribuye al elevado gasto público, que se refleja en la contratación de personal. Esto implica que, si el gobierno de Estados Unidos no estuviera gastando tanto, la inflación ya estaría más cerca del objetivo de 2% promedio, pero seguramente la economía ya habría caído en recesión

El componente de alimentos mostró una inflación mensual de 0.21% en diciembre y anual de 2.7%, ligando 16 meses consecutivos de desaceleración y ubicándose en su menor nivel desde junio del 2021, cuando se ubicó en 2.4%. Al interior, los alimentos para el consumo en el hogar mostraron una inflación mensual de 0.1% y a tasa anual la inflación de alimentos para el consumo en el hogar se ubicó en 1.3%, su menor nivel desde junio del 2021.

Dentro de los precios de alimentos para el consumo del hogar 4 de los 6 componentes mostraron crecimientos, destacando: 1) carne, aves, pescado y huevos de 0.5% mensual (-0.1% anual), 2) productos lácteos de 0.3% mensual (-1.3% anual) y 3) bebidas no alcohólicas de 0.2% (+2.6% anual). Por otro lado, los precios de frutas y vegetales mostraron una contracción de 0.1% en el mes (+0.3% anual).

El componente de energía mostró una inflación de 0.4% mensual, cortando una racha de 2 meses consecutivos de caídas. El ligero crecimiento se da después de 2 meses de caídas considerables, destacando los servicios de energía que crecieron 0.9% en el mes. Al interior, se observaron resultados mixtos, en donde el precio del gas disminuyó 0.4%, mientras que la electricidad mostró una inflación de 1.3%. Por otro lado,

el componente de productos energéticos mostró una inflación de -0.1%, derivado del fuelóleo que mostró una inflación de -5.5%. No obstante, el precio de la gasolina mostró un incremento de 0.2%, el mayor desde septiembre del 2023.

Es importante resaltar que en enero se están observado temperaturas bajas, lo cual pudiera incrementar los precios del gas y de la electricidad.

En conjunto, el componente de energía contribuyó 0.03 puntos porcentuales en la inflación general. A tasa anual, los precios de energía cayeron 2.0%, sumando diez meses de tasa negativa. Al interior, los precios de la gasolina muestran una caída de 1.9% a tasa anual y los precios de fuelóleo de 14.7%. Por otro lado, la categoría de servicios mostró una inflación anual de -1.1%.

La Fed de Cleveland publica la mediana del Índice de Precios al Consumidor, simultáneo al reporte de la inflación del BLS. En diciembre, la mediana del índice de precios al consumidor se ubicó en 5.06%, desacelerándose por noveno mes consecutivo y ubicándose en su menor nivel desde febrero del año 2022.

La mediana es una medida de tendencia central que evita buscar los sesgos creados por las variaciones volátiles de precios que no logran eliminarse incluso en el componente subyacente.

La función de la mediana es observar la tendencia de los precios. A pesar de la disminución de la mediana, el hecho de que se mantiene en un nivel elevado, indica que todavía existen riesgos al alza para la inflación.

Durante agosto y septiembre se observó un repunte en la inflación, debido principalmente a los precios de los energéticos que mostraron un aumento significativo a nivel global. En octubre y noviembre, se observó una menor inflación debido al componente de commodities y a la caída de los precios de los energéticos.

Por otro lado, el componente de servicios sigue desacelerándose a tasa anual por la alta base de comparación, pero sigue mostrando presiones en la inflación mensual. El componente subyacente se estancó en 4.0% anual y si los precios del sector servicios, específicamente de vivienda, no comienzan a mostrar menores inflaciones mensuales, el componente subyacente se quedaría en una inflación anual de 4.0%, muy por encima del 2.0% esperado por la Fed. Esto implica que aún existen riesgos al alza, razón por la cual se espera que la Fed sea cautelosa en los recortes en tasa de interés en 2024.

Además, en las últimas semanas han subido en los costos de los fletes marítimos, debido a un menor flujo por el Canal de Panamá y los conflictos en Medio Oriente. Esto pudiera llevar a mayores presiones en la inflación general para el inicio del 2024, en línea con los comentarios de varios oficiales de la Fed que todavía observan riesgos en la inflación. Para el 2024 se estima que el mes con menor inflación pudiera ser septiembre con 2.1% y que el año cerrará con una inflación de 2.3% El 2.0% objetivo de la Fed se espera que alcance hasta el 2025. Por lo anterior, se estima que la Fed recortará un total de 100 puntos base en el 2024.

 

Reportacero

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba