Economia y Politica

Se ubica en 7% inflación de EUA en diciembre

12 de enero de 2022.- En Estados Unidos la inflación de diciembre se ubicó en una tasa anual de 7.0%, en línea con las expectativas del mercado y registrando su mayor nivel desde junio de 1982. En su comparación mensual la inflación fue de 0.5%, por debajo del 0.8% registrado en noviembre, informó BASE.

Durante diciembre se moderaron las presiones inflacionarias en el componente no subyacente, con el índice de precios de los alimentos mostrando un aumento mensual de 0.5%, menor al 0.7% observado en el mes anterior.

Por su parte, los energéticos mostraron una inflación mensual de -0.4%, siendo la menor desde mayo de 2020. Sin embargo, el componente subyacente continuó al alza con una inflación mensual de 0.6%, luego del 0.5% registrado en noviembre.

A tasa anual la inflación subyacente fue de 5.5%, la mayor desde febrero de 1991.

Dentro de los componentes que mostraron una mayor inflación anual al cierre del 2021, se destacan:

Inflación                                  Inflación

no subyacente                            subyacente

Gasolinas               49.6%            Automóviles y camiones usados    37.3%

Combustóleo          41.0%            Renta de automóviles                    36.0%

Gas en ductos        24.1%            Alojamiento fuera de casa             23.9%

Carne de res          18.6%             Muebles para el hogar y cocinas  17.3%

Carne de puerco    15.1%             Automóviles nuevos                       11.8%

Al cierre del 2021 se registró una inflación anual promedio de 4.7%, la mayor inflación promedio anual desde 1990. En el 2022, se espera que la inflación general se mantenga por arriba del 6% durante el primer trimestre del año, debido a

1) el incremento en los costos de fletes marítimos,

2) cuellos de botella en centros logísticos,

3) aumento en los precios de materias primas, particularmente los energéticos y

4) la escasez de productos.

Inflación Subyacente

La inflación excluyendo alimentos y energía, que representa el 78.5% del IPC y sirve como indicador de tendencia de la inflación a largo plazo, se ubicó en una tasa anual de 5.5%, su mayor nivel desde febrero de 1991. En su comparación mensual, la inflación subyacente fue de 0.6%, subiendo desde la inflación de 0.5% observada en noviembre.

Al interior de la inflación subyacente las presiones inflacionarias se concentraron por segundo mes consecutivo en el componente de prendas de vestir y accesorios, el cual mostró una inflación mensual de 1.7% (Vs. 1.3% en noviembre).

Al interior, el mayor incremento mensual se observó en relojes y joyería con 4.0%, seguido de la ropa para mujeres y niñas con 2.2%. También continuaron las presiones inflacionarias relacionadas al sector automotriz, con los precios de los autos usados mostrando un incremento mensual de 3.5%, el mayor desde junio del 2021.

Cabe mencionar que, a tasa anual los autos usados muestran una inflación de 37.5%, siendo el producto con mayor inflación anual dentro del componente subyacente.

Lo anterior debido a la escasez de chips semiconductores, que ha limitado la producción de automóviles nuevos.

De manera similar los automóviles nuevos cerraron el año con una inflación anual de 11.8%, la mayor desde abril de 1975.

En noviembre, también se observaron presiones relacionadas a los servicios de alojamiento, componente que mostró una inflación mensual de 0.4%.

Asimismo, el índice de precios de los servicios médicos mostró una inflación mensual de 0.3%.

En contraste, se destacaron las disminuciones mensuales en los precios de los productos relacionados con audio y video (-1.3%) y bienes deportivos (-1.2%). Así como en servicios de transporte (-0.3%) y servicios de recreación (-0.1%).

Alimentos y energía

Los alimentos, que representan 14.0% del IPC, mostraron una inflación anual de 6.3%, con una inflación mensual de 0.5%, la menor desde septiembre del 2021.

Al interior, los alimentos para el consumo en el hogar mostraron una inflación mensual de 0.4%, mostrando una desaceleración y registrando su menor nivel desde agosto del 2021.

Al interior de los alimentos en casa, las menores inflaciones mensuales se observaron en los precios de tomates (-4.6%), carne de res (-2.0%) y frutas frescas (-1.1%).

Por otro lado, en diciembre los alimentos fuera del hogar mostraron una inflación mensual de 0.6%, permaneciendo en el mismo nivel al observado en noviembre. Al interior se observaron contracciones mensuales en los alimentos en sitios de trabajo o universidades (-7.9%) y en escuelas de educación básica (-12.4%).

Por último, el rubro de energía, que representa el 7.5% del IPC, mostró una inflación mensual de -0.4%, siendo la menor desde mayo del 2020. Al interior la mayoría de los componentes mostraron disminuciones mensuales en sus precios, destacándose el combustóleo (-2.4%) y las gasolinas (-0.5%).

Por su parte, los servicios de energía mostraron una inflación de -0.1%, con el gas por ductos mostrando una disminución de 1.2%. A pesar de la disminución en diciembre, se espera que hacia adelante continúen las presiones al alza sobre los precios de los energéticos debido a la crisis energética global, aunada a la temporada de invierno que aumenta el uso de calefacciones.

 

 

Reportacero

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba