Colaborador Invitado

Una mano solida en el timón de Axtel

La empresa separada de Alfa, fija su propio rumbo: crecer escuchando al cliente

COLUMNA REFLEJO INTERIOR

9 de mayo 2023

En algún momento, las personas se tienen que cuestionar que han hecho con su vida y si están en el camino adecuado. Yo siempre he dicho que este momento, el actual, es el mejor momento para cambiar.

Las recomendaciones de cómo hacerlo sobran, Google tiene muchas respuestas para esta pregunta, he aquí algunas de ellas: Primero desbloquea tu resistencia, encuentra las áreas de tu vida donde se requieren cambios, dales una prioridad, establece un programa y organízate para cumplirlo, establece tus metas de corto y largo plazo, asegúrate de cumplir con los detalles de éxito, y se inteligente en el uso del tiempo.

Este procedimiento es tan bueno como cualquier otro. Depende de cada persona establecer lo que realmente debe y puede cambiar.

Es un asunto de conocerse, es un tema de compromiso con uno mismo, es una manera de autoestima y querer ser mejor.

Lo mismo sucede con las empresas. Éstas pueden seguir navegando sin cambiar, enconchados en sus tradiciones, hasta que se agotan y mueren. En contraste todo está en constante cambio: los productos, el mercado, los clientes.

Las empresas pueden seguir hasta su muerte o pueden reinventarse y cambiar.

 En un artículo de El Financiero se presenta al CEO de Axtel, Armando de la Peña, comentando el rumbo que tomara la empresa en los próximos años.

Entre filósofo, estratega, humanista, y desde luego líder. Armando muestra con humildad para donde van las expectativas de la empresa. 

Vámonos por partes. Axtel es una empresa regiomontana, que fue adquirida por Alfa y ahora ha sido escindida.

Como Alfa señalo hace años, todos sus negocios serán independientes, es el caso de Axtel, lo fue de Nemak y probablemente sigue Alpek.

La separación de Alfa se realizó hace casi un año. La nueva compañía AXTEL opera con dos marcas, Axtel Infraestructura, el operador neutral de telecomunicaciones más grande del país, con 47 mil 300 km de fibra óptica, incluyendo 23 mil 800 km de red de transporte y 23 mil 500 de anillos metropolitanos; y Alestra, que ofrece servicios a corporativos, empresas, gobierno y otras organizaciones bajo cuatro líneas de negocio: Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones, Transformación Digital y Ciberseguridad.

Como describe El Financiero: El 13 de julio del 2022, Alfa celebró una Asamblea Extraordinaria de Accionistas donde aprobó la escisión de la totalidad de su participación accionaria en Axtel, así ALFA constituyó una sociedad anónima bursátil de capital variable como sociedad escindida (“Controladora Axtel”), que quedó listada en la Bolsa Mexicana de Valores, a la cual se le transfirió la totalidad de su participación en el capital social de Axtel, así como otros activos y capital.

Estos fueron los movimientos, digamos que jurídicos, para la separación.

Ahora Axtel tiene su futuro en sus manos y en el timón tiene a Armando de la Peña, un hombre experimentado en varias industrias, que tiene la humildad de reconocer que no lo sabe todo y que revela que su secreto está en escuchar al cliente, en caminar al lado de sus colaboradores visitando clientes, ya lleva mas de cien, y haciendo que el trabajo en equipo sea efectivo.

En sus propias palabras: “Tenemos que llevar un orden y a veces nos brincamos eso. Lo primero es ver las oportunidades del mercado. Después el diseño de las estrategias para atender esas oportunidades. El paso tres es lograr que esas estrategias se den, cuáles son las decisiones, quien va a hacer que, con que recursos, que sistemas de gestión y de administración tenemos que tener, para atender esas estrategias de manera adecuada y finalmente, que el personal que opera, que esas personas, estén contentas. 

Nuestra meta es crecer arriba del 10 por ciento en ingreso y utilidades. Ser más agiles, reducir el 40 por ciento nuestro lift time, para atender al cliente, desarrollar los productos que estos giros demandan y tener un uso eficiente de los recursos. “

“Escuchar a nuestros clientes y atenderlos mejor, enfocar la cultura de la compañía hacia mayor colaboración, el logro, objetivos y estrategias claras, compartidas”

La empresa Axtel ha navegado por muchos años por aguas turbulentas. Se han dicho muchas cosas. La verdad es que, aquí y ahora, un hombre inteligente toma el timón y le fija un rumbo a la empresa. Ahora todo depende de volver realidad su visión de negocio.

No perdamos la esperanza, ni la fe, hasta la próxima.

El autor es experto en comunicación corporativa y situaciones de crisis. Cuenta con un MBA del ITESM

Contacto:

Mail: hirampeon@gmail.com

Twitter: @Hirampeon

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba