Indicadores

Indicadores

 

  Máximo Mensual Mínimo Mensual Cierre Cambio en día Acumulado semanal Acumulado mensual Acumulado trimestral Acumulado anual
Energéticos
WTI 87.67 80.88 81.61 -1.23% -2.67% -1.88% -1.88% 13.90%
Brent 92.18 85.79 87.86 -0.61% -1.83% 0.43% 0.43% 14.04%
Gas natural 2.09 1.48 1.975 -2.71% 22.37% 12.02% 12.02% -21.44%
Gasolina 2.85 2.65 2.7108 -1.38% -1.95% -1.82% -1.82% 28.93%
Metales Preciosos
Oro 2431.52 2228.61 2292.05 -1.87% -1.96% 2.79% 2.79% 11.10%
Plata 29.797 24.745 26.2885 -3.15% -3.37% 5.31% 5.31% 10.48%
Platino 1007.740 894.370 939.440 -1.31% 2.44% 3.09% 3.09% -5.29%
Paladio 1103.300 934.670 957.880 -2.03% -0.03% -5.77% -5.77% -12.94%
Metales Industriales
Aluminio 2728 2332 2591.5 0.06% 0.86% 10.89% 10.89% 8.70%
Cobre 10065.5 8875 9892.4 -1.70% 0.40% 12.84% 12.84% 16.88%
Plomo 2205 2000 2181.94 -0.62% 0.28% 7.81% 7.81% 7.25%
Acero 881 806 826 -0.24% 0.61% -3.95% -3.95% -27.22%
Zinc 2974 2447 2926 -0.59% 2.88% 19.97% 19.97% 10.08%
Níquel 19775 16800 19238 0.47% 0.72% 14.86% 14.86% 15.87%
Agrícolas
Maíz 4.54 4.24 4.47 -0.45% -0.61% 1.19% 1.19% -5.09%
Trigo 6.33 5.40 6.04 -0.70% -2.89% 7.85% 7.85% -3.78%
Soya 12.01 11.45 11.62 -1.65% -1.25% -2.43% -2.43% -10.44%

El WTI cerró el mes de abril perdiendo 1.88%, cotizando en 81.61 dólares por barril, siendo la primera caída mensual en el año. Las presiones a la baja pueden ser consideradas como una corrección, luego de acumular una ganancia de 16.08% en el primer trimestre del año. Las presiones a la baja se deben a:

  1. La inflación en Estados Unidos persiste en niveles altos, lo que se espera pueda retrasar los recortes a la tasa de interés de la Reserva Federal. Se espera que la Fed haga solo un recorte a la tasa de interés de 25 puntos base, hasta el cuarto trimestre del año.
  2. El fortalecimiento del dólar estadounidense de 1.65%, de acuerdo con el índice ponderado, lo que reduce la demanda por commodities al hacerlos menos accesibles para inversionistas que tienen otra divisa.
  3. Expectativa de menor demanda. La publicación del reporte mensual de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) donde recortó su pronóstico de demanda de petróleo para este año en 130 mil barriles diarios a 1.2 millones de barriles diarios (mbd) y estimó un crecimiento aún más lento en 2025. La IEA espera un crecimiento de la demanda de 1.1 mbd en 2025.
  4. Expectativa de mayor oferta. Asimismo, la IEA pronosticó un crecimiento en la oferta de países que no son miembros de la OPEP. Espera que Estados Unidos, Canadá, Brasil y Guyana eleven su producción conjunta en 1.2 mbd este año y 1 mbd el próximo, lo que es suficiente para satisfacer el crecimiento de la demanda mundial.

Además, hay menores tensiones en el Medio Oriente al cierre del mes, pues Israel y Hamas están negociando un alto al fuego. Cabe recordar que el conflicto armado ha elevado los riesgos en el Medio Oriente, una de las principales áreas productoras de petróleo, y se teme que el conflicto se pueda extender a otros países de la región limitando la producción y las exportaciones del energético. Hasta ahora, el conflicto sólo ha causado ataques de los hutíes en Yemen, al sur del Canal de Suez, una importante ruta comercial, lo que ha interrumpido el paso de mercancías.

En el acumulado del año el WTI muestra un aumento de 13.90%.

Por su parte, el precio del oro se elevó 2.79% y cerró abril cotizando en 2,292.05 dólares por onza, acumulando tres meses consecutivos de ganancias en las que el precio subió  12.33%. En abril, el oro alcanzó un máximo histórico de 2,431.52 dólares por onza, lo que se debió a:

  1. Una mayor demanda del metal precioso como activo refugio, pues durante el mes, persistieron las tensiones en el Medio Oriente. Cabe recordar que Israel llevó a cabo un ataque aéreo contra la embajada de Irán en Siria que avivó las tensiones entre ambos países, pues en el ataque falleció un general iraní de alto rango. Lo anterior llevó a que Irán atacara territorio israelí, elevando el riesgo de que el conflicto armado se expandiera.

Asimismo, se elevaron los ataques entre Ucrania y Rusia.

  1. La percepción de que la inflación en Estados Unidos ha frenado su tendencia a la baja, elevando la demanda por oro como depósito de valor. La elevada inflación y fuerte crecimiento económico ha llevado a que el mercado espere que la Fed tan solo haga un recorte a la tasa de interés de 25 puntos base en el cuarto trimestre del año. Sin embargo, aún se espera que varios bancos centrales alrededor del mundo sigan recortando su tasa de interés, destacando el Banco Central Europeo que podría recortar la tasa en junio.

En el acumulado del año el oro muestra una ganancia de 11.10%.

Por su parte, los metales industriales cerraron el mes con ganancias, con el precio del aluminio, el cobre, el zinc y el níquel elevándose 10.89%, 12.84%, 19.97% y 14.86%, respectivamente, cotizando en 2,591.5, 9,892.4, 2,926 y 19,238 dólares por tonelada métrica. En abril el cobre tocó un máximo de 10,065.50 dólares por tonelada métrica no visto desde el 22 de abril del 2022, el aluminio tocó un máximo de 2,728 dólares no visto desde el 10 de junio del 2022, el níquel tocó un máximo de 19,775 dólares, no visto desde el 20 de septiembre del 2023 y el zinc tocó un máximo 2,974 dólares no visto desde el 30 de marzo del 2023.

Las presiones al alza se deben a la expectativa de que su demanda para la producción de vehículos eléctricos, energías renovables y ampliación de redes eléctricas crezca con rapidez, lo que genera riesgo de que la oferta de las minas a nivel global no sea suficiente. Bajo este contexto, se dio a conocer que las compañías mineras BHP y Anglo American crearán una entidad que controlará el 10% del suministro mundial de cobre.

La expectativa de demanda se debe a la publicación de indicadores de manufactura a nivel global que muestran que se está acelerando. En Japón el PMI manufacturero Jibun Bank se elevó a 59.2 puntos en marzo, su mayor nivel desde febrero del 2008. El ISM manufacturero de Estados Unidos se ubicó en 50.3 puntos durante marzo, por encima de la expectativa del mercado de 48.4 y ubicándose en zona de expansión por primera vez desde octubre del 2022. Con lo anterior cortó una racha de 16 meses consecutivos en zona de contracción. Por su parte, en China el PIB del primer trimestre del 2024, mostró un crecimiento anual de 5.3% y trimestral de 1.6%, superando la expectativa del mercado.

Asimismo, las presiones al alza se deben a la expectativa de una menor oferta global. Lo anterior se combina con un mejor consumo de commodities industriales de lo esperado, ante la recuperación de la industria manufacturera global. En abril, el gobierno de Estados Unidos y el Reino Unido prohibieron la entrega de nueva oferta rusa de aluminio, níquel y cobre a la Bolsa de Metales de Londres. Cabe recordar que Rusia es uno de los principales productores de commodities del mundo, produciendo 6% del níquel, 5% del aluminio y 4% del cobre. Las restricciones no impiden que Rusia venda sus metales a compradores fuera de Estados Unidos o el Reino Unido y no restringen el comercio mundial directamente entre mineros, comerciantes y fabricantes. No obstante, tiene como objetivo limitar la capacidad del gobierno de Rusia para financiar la guerra en Ucrania. A lo anterior, se le suma las interrupciones en algunas minas, que están obligando a las fundiciones a pagar precios históricamente elevados. Se dice que las trece grandes fundiciones de cobre en China propusieron una reducción del 10% en la producción prevista para este año.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden declaró que triplicarán los aranceles sobre las importaciones chinas de acero y aluminio. Biden busca ganarse el apoyo de los trabajadores del sector siderúrgico antes de las elecciones de noviembre.

En el acumulado del año el aluminio, el cobre, el zinc y el níquel muestran ganancias de 16.88%, 8.70%, 10.08% y 15.87%, respectivamente.

Finalmente, los agrícolas cerraron abril con resultados mixtos, con el maíz y el trigo ganando 1.19% y 7.85%, respectivamente, cotizando en 4.47 y 6.04 dólares por bushel.

Las presiones al alza se debieron a las preocupaciones sobre posibles perturbaciones en la región del Mar Negro tras una escalada de la guerra de Rusia en Ucrania. La infraestructura portuaria de Odesa, en la costa ucraniana del Mar Negro, resultó dañada por un ataque con misiles balísticos rusos.

Asimismo, las Estimaciones de Oferta y Demanda Agrícola Mundial (WASDE, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), mostraron una caída en la oferta, pues se estimó que en abril:

  1. Los inventarios de maíz de Estados Unidos cayeron en 2.30% a 2.12 mil millones de bushels, mientras que los inventarios globales cayeron 0.42% a 318.28 millones de toneladas métricas. Asimismo, a nivel global la producción cayó en 0.19% a 1.23 mil millones de toneladas métricas.
  2. Los inventarios de trigo de Estados Unidos se elevaron en 3.71% a 698 millones de bushels, mientras que los inventarios de trigo a nivel global se redujeron en 0.22% a 258.27 millones de toneladas métricas.

Por el contrario, la soya perdió 2.43% y cerró abril cotizando en 11.62 dólares por bushel. Las presiones a la baja se debieron a:

  1. El fortalecimiento del dólar estadounidense.
  2. Una mejora en las condiciones del clima en regiones productoras de Estados Unidos y la expectativa de una menor demanda de granos estadounidenses.
  3. El WASDE publicó que las estimaciones de los inventarios de soya de Estados Unidos se elevaron en 7.94% a 340 millones de bushels.

En el acumulado del año el maíz, el trigo y la soya muestran caídas en sus precios de 5.09%, 3.78% y 10.44%, respectivamente.

 

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba